Publicidad

La inédita ola de calor en Siberia, con temperaturas de hasta 38 ºC, explicada en un mapa

La inédita ola de calor en Siberia, con temperaturas de hasta 38 ºC, explicada en un mapa
9 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Que los territorios al norte del Círculo Polar Ártico se derritan cada verano ya no es ninguna novedad. Cada año la región sufre olas de calor de creciente intensidad, reduciendo el casquete polar y generando incendios inéditos. Que lo haga a 38º C sí que lo es. Se trata de la mayor temperatura jamás registrada en las inmediaciones del Ártico. Sucedió ayer en los confines de Siberia, en una localidad llamada Verkhoyansk.

No es un mal augurio. Si se confirma, es el peor que hemos tenido hasta la fecha.

El dato. Como desarrollan en Xataka, nada hay normal en la temperatura registrada en Verkhoyansk. La ciudad pasa por una de las más frías de la Tierra, con mínimas de -46,2 º C y máximas de 15,2 ºC en verano. El registro aún no es oficial y hay motivos para ser prudentes. No obstante, Siberia lleva semanas sumergida en una inusitada ola de calor, en el contexto de una de las primaveras más cálidas de siempre.

Un mapa. La mejor forma de observarlo, mediante este mapa elaborado por Karsten Haustein en el que se observa el estado de la cuestión en Siberia a día de hoy. Un rojo intenso. Este gif de @ScottDuncanWX también es ilustrativo. Cuando un territorio se colorea en rojo o morado, malas noticias: hace demasiado calor. Durante la última semana el Ártico ha sido un sitio más tórrido que gran parte de los territorios más meridionales e interiores (y algo similar está sucediendo en Canadá).

Calor

Inversión. Está sucediendo algo que la comunidad científica lleva observando cierto tiempo. Los territorios al norte del Círculo Polar Ártico son ya más cálidos en relación a su media histórica que los ubicados al sur. Sabemos que el Ártico se está calentando más que el resto del planeta. Durante la última década la temperatura media ha subido 1 ºC, y se prevé que para mediados de siglo llegue hasta los 4 oº más. En contraste, la predicción para la Tierra en su conjunto es de 2 ºC.

Consecuencias. El Ártico funciona así como termómetro para conocer el futuro del planeta. No es halagüeño. Durante los últimos años se han producido fenómenos antes desconocidos, como los incendios masivos en masas boscosas vírgenes, la lluvia en Groenlandia en pleno invierno; la fragmentación del permafrost; o la fusión del Ártico y del Atlántico fruto del aumento de las temperaturas del primero.

Excepción. El Ártico ha sufrido picos de calor tan extremos como el registrado esta semana. En 1915 una estación midió otros 37 ºC en Alaska. La diferencia estriba en la frecuencia del fenómeno: las seis temperaturas medias entre enero y mayo más altas de toda la historia se han registrado en... Los últimos seis años. Con anomalías de hasta 7 ºC más en Siberia este mismo 2020. No es una ola puntual y llamativa. Es un cambio estructural en las condiciones del planeta. Hace y hará más calor.

Y la peor parte, de momento, se la está llevando el Norte.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios