Publicidad

Instagram quiere acabar con el reinado de YouTube en vídeo. Y está en posición de conseguirlo

Instagram quiere acabar con el reinado de YouTube en vídeo. Y está en posición de conseguirlo
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Un año y medio después de lanzar IGTV y con 20.000 millones acumulados a lo largo del 2019, Instagram estudia cómo crear su propio sistema de monetización. Y es que, aunque el lanzamiento de la sección de vídeos largos ha sido positivo, una parte de los creadores solo la utiliza para compartir el fragmento de un vídeo que continúa en YouTube, un site donde sí cobran por los vídeos.

En pruebas. El pasado fin de semana, el CEO de Instagram, Adam Mosseri ratificaba la información publicada por el medio americano Techcrunch: están trabajando en un prototipo que permitirá a los creadores ganar dinero con los vídeos de IGTV. Aunque por el momento solo se trata de una serie de testeos destinados a estudiar un modelo económico, tras 18 meses familiarizando a los usuarios con IGTV, la plataforma tiene presente que tarde o temprano tendrán que ayudar a los creadores a profesionalizar su contenido.

¿Cómo funcionará? Según informa Techcrunch la idea es que los beneficios económicos procedan de los anunciantes presentes en la plataforma. Así, del mismo modo que las marcas patrocinan sus productos en la feed o a través de las stories, lo harían en los vídeos de IGTV. De forma similar a cómo sucede en Twitch o YouTube, la monetización no estaría disponible para todos los creadores, sino que quedaría reservada para aquellos con una comunidad asentada y amplia. Esto nace de la necesidad de ofrecer a las marcas el menor riesgo posible.

20.000 millones. Esta es la cifra en dólares que Instagram alcanzó a lo largo de 2019, un dato que hace palidecer los 15.000 millones conseguidos por YouTube. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las ganancias totales de la plataforma de vídeos de Google son menores, entre otras cosas, porque su sistema de monetización le obliga a repartir los beneficios publicitarios con los creadores. Por su parte Instagram, lo más cerca que ha estado de financiar vídeos ha sido cuando este 2019 cubrió los costes de producción del contenido de algunas celebrities. Según Bloomberg, el objetivo de esta estrategia era promover aún más el uso de IGTV.

Urgencia. Mientras en 2010 Facebook era la red social que todo lo acaparaba, una década después la tarta del entretenimiento digital se reparte a su vez entre Instagram, TikTok, Twitch, Snapchat y YouTube. Otro aspecto a tener en cuenta es que los creadores utilizan IGTV sobre todo desde el punto de vista promocional. Es decir, bien suben el fragmento de un vídeo que continua en YouTube donde puede ser monetizado o utilizan IGTV para crear contenido que ha sido pagado previamente por una marca.

El caso de YouTube. En 2011 YouTube inauguró su programa Partners, a través del cual ofrecía a los creadores más influyentes la posibilidad de ingresar dinero colocando anuncios antes, durante o después de sus vídeos. Casi una década después y tras varias revisiones del sistema, actualmente, la normativa para poder monetizar el contenido se ha endurecido dejando fuera determinadas temáticas y ah reducido de forma considerable el pago por vídeo. Mientras en 2015 un youtuber masivo como David Dobrik podía llegar a ganar un mes 275.000 dólares, ahora, sus ingresos mensuales rondan los 2.000 dólares.

Esto sucedió porque algunos anunciantes hicieron saber a YouTube que no querían aparecer en determinados canales por el tipo de contenido que éstos ofrecían.

Imagen: Obed Hernández/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios