Compartir
Publicidad

La inquietante correlación entre la altitud y el aumento de los suicidios

La inquietante correlación entre la altitud y el aumento de los suicidios
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El suicidio está entre las 10 principales causas de muerte en los EEUU, y se espera que en los próximos 20 años provoque más de 2 millones de muertes anuales en todo el mundo, pasando a ser la causa de muerte número 14 a nivel mundial.

Sabemos que hay muchos factores que afectan el riesgo individual de suicido. Por ejemplo, ser mayor, hombre, blanco, divorciado, de clase baja, aislado socialmente o con historial de abuso de sustancias son características que aumentan el riesgo de suicidio. También se sabe que las enfermedades psiquiátricas, los trastornos emocionales y la falta de apoyo social son factores de riesgo.

Varios estudios han demostrado variaciones geográficas en los patrones de suicidio en los EE.UU, con tasas de suicidio superiores en los estados del Oeste. Nuestra investigación en curso va más allá de esos resultados y demuestra que los estadounidense que viven en comarcas a más altitud tienen más riesgo de suicidarse.

Es sabido que una mayor altitud está relacionada con algunas enfermedades. Por ejemplo, la gente que vive en sitios con mayor altitud tienen menos posibilidades de morir por culpa de una arteriopatía coronaria o de un derrame. Sin embargo, una mayor altitud también puede contribuir a algunos problemas psicológicos como los ataques de pánico.

Vivir Factor de riesgo. (Niklas Tidbury/Unsplash)

Existen estudios anteriores que han establecido un vínculo importante entre el suicidio y la altitud. Un estudio demostró que existe una fuerte relación positiva entre la altitud media de un estado y la tasa de suicidios. Por ejemplo, en el estado de Utah, la altitud geográfica media es de 1.800 metros sobre el nivel del mar y la tasa de suicidios es un 70% mayor que la media.

Otro estudio parecido demostró que los estados con una altitud superior tenían tasas de suicidio mucho más altas que los estados con una altitud inferior. También se encontraron resultados parecidos para los suicidios relacionados con armas de fuego y los que no.

Vivir en las alturas es un factor de riesgo

Estos estudios sugieren que la altitud es un factor de riesgo significativo para los síntomas de la depresión y del suicidio. Sin embargo, la altitud media de un estado no proporciona un análisis minucioso de la relación entre suicidio y altitud porque la altitud puede ser muy diferente dependiendo de la zona del estado, de ahí que la media no tenga por qué representar de forma adecuada la altitud de cada localidad.

Como parte de un proyecto en curso, nuestro laboratorio ha examinado 3.064 comarcas colindantes de los Estados Unidos con su una altitud media para averiguar si hay una relación significativa entre suicidio y altitud. Si tenemos en cuenta la altitud media por comarca, en vez de usar la media de todo un estado, podemos tener una mejor idea sobre la altitud de cada zona. Calculamos la altitud media basándonos en cuadrículas de 30 por 30 metros de cada comarca.

Montana (Dino Reichmuth/Unsplash)

Revisamos datos sobre suicidio procedentes del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Estados Unidos sobre todas las comarcas del país entre 2008 y 2014, mientras que las estimaciones para la media de la latitud de cada comarca proceden de la base de datos geológicos estadounidense. No incluímos los estados de Alaska y Hawaii porque no existe información digital completa sobre la altitud de dichos estados.

Nos dimos cuenta de que por cada aumento de 100 metros en la altitud, las tasas de suicidio aumentaban en 0,4 por cada 100.000 habitantes. Aquellas comarcas con tasas de suicidio superiores a la media también tendían a tener un menor porcentaje de habitantes afroamericanos, un mayor porcentaje de personas mayores de 65 años, un mayor porcentaje de fumadores y menos puntuación en temas de apoyo familiar y social.

Nuestros hallazgos sugieren que es necesario realizar más investigaciones sobre si la altitud puede ser un factor desencadenante del suicidio, algo que tendría repercusiones importantes que ayudarían a los profesionales de la salud a comprender sus causas.

Abajo Mejor abajo. (Les Anderson/Unsplash)

Controlamos varios factores socioeconómicos, demográficos y clínicos, como la tasa de paro y la proporción de médicos de atención primaria por habitante. Los resultados no cambiaron al incluir estos datos, o lo que es lo mismo, este nuevo hallazgo no se explica por diferencias socioeconómicas y demográficas entre las comarcas.

¿Por qué las comarcas con mayor altitud, sobre todo en la parte oeste de Estados Unidos, son más propensas a tener índices más elevados de suicidio? Una explicación razonable podría ser los efectos de la hipoxia: una deficiencia en la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos. La hipoxia puede influir en el metabolismo corporal de la serotonina, uno de los neurotransmisores relacionados con el comportamiento agresivo y con el suicidio.

Sin embargo, sin más estudios clínicos sobre el tema, es difícil definir con exactitud cuál es el mecanismo biológico que se ve afectado por la altitud.

The Conversation

Imagen | Joshua Earle/Unsplash

Autor: Hoehun Ha, Universidad de Auburn.

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.

Traducido por Silvestre Urbón.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos