Compartir
Publicidad

La salvaje destrucción de Londres por los bombardeos nazis, explicada en mapas

La salvaje destrucción de Londres por los bombardeos nazis, explicada en mapas
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Reino Unido fue uno de los pocos países europeos no invandidos por la Alemania de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. No fue por su falta de ambición, sino por su incapacidad logística y militar de hacerlo. Sin embargo, eso no impidió que el país sufriera en sus carnes la brutalidad inédita del conflicto. Lo hizo a través de los incesantes bombardeos que, durante toda la guerra, pero especialmente entre 1940 y 1941, los bombarderos de la Luftwaffe destrozaron la ciudad y mataron a alrededor de 30.000 personas.

Naturalmente, el alcance de la destrucción londinense fue muy menor al encontrado en otras ciudades europeas a la altura de 1945 (Varsovia, Budapest o Berlín, de la que hablamos aquí, habían sido derribadas en su práctica totalidad). Pero eso no significa que sus cicatrices no fueran grandes ni visibles. Hay numerosas fotos de aquellos oscuros días en Londres, pero un modo muy útil y visual de entender mejor el alcance de las bombas es acudiendo a los mapas que el London County Council realizó a posteriori con los datos recopilados sobre el terreno. Obras maestras visuales hechas a mano y preciosas.

Como se explica en City Lab, cada vez que una bomba caía sobre la capital inglesa los funcionarios del ayuntamiento lo registraban, anotando a su vez el grado de destrucción de la finca o el inmueble. En los mapas mostrados aquí debajo, recopilados en el libreo The London County Council Bomb Damage Maps, 1939-1945, escrito por Lawrence Ward,cada color identifica un más alto o más bajo daño. Negro significa destrucción total; morado, daño más allá de lo reparable; rojo, muy dañado, y quizá reparable; rojo claro, dañado, pero reparable (a alto precio); naranja, dañado, pero no a nivel estructural; y verde, daño leve.

El resultado es el siguiente, e impresiona.

1 Bethnal Green, Tower Hamlets y Stepney.
2 Waterloo y Elephant & Castle.
3 Marylebone, Mayfair y Piccadilly.
4 London Bridge, Bermondsey y Wapping.
5 King’s Cross, Angel y Barbican.
6 Regent’s Park, Euston y Somer’s Town.
7 Hampstead Heath, Dartmouth Park y Tufnell Park.
8 Deptford y Rotherhithe.

Las heridas de los bombardeos nazis en Londres aún son visibles hoy a lo largo de la ciudad. Tras la Segunda Guerra Mundial, la capital inglesa se repensó a nivel urbanístico, y orientó sus calles y espacios abiertos hacia la inminente llegada del automóvil. El Londres que hoy conocemos es en parte deudor de aquellos bombardeos, que obligaron a reconstruir numerosos inmuebles a menudo cortando la continuidad arquitectónica histórica de una calle o un barrio. Porque Londres recibió muchos, muchos impactos de bomba.

¿Cuántos? La mejor forma de completar los anteriores mapas es con Bomb Sight, un mapa interactivo realizado por la Universidad de Porstmouth y The National Archives donde podemos observar todos los artefactos arrojados sobre la ciudad londinense entre el 7 de octubre de 1940 y el 6 de junio de 1941. Prácticamente ningún rincón de Londres quedó a salvo de la campaña de bombardeo alemana. Aunque el grado de destrucción variara, como se aprecia más arriba, los objetivos y la ambición nazis buscaron dañar Londres de un modo letal y sanguinario.

Cada punto rojo es una bomba. Cada imagen aleja el zoom un poquito más.

Bombas1
Bombas2
Bombas3
Bombas4
Bombas5
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio