Compartir
Publicidad

Lara Croft ya no está sola: las mujeres asaltan la feria mundial del videojuego

Lara Croft ya no está sola: las mujeres asaltan la feria mundial del videojuego
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada año a principios de junio se celebra en Los Angeles el E3, la feria anual del videojuego que congrega a cerca de 50.000 personas. Sony, Microsoft y otros 200 editores de juegos presentan sus novedades y estrategia de cara a la campaña navideña. Y, en 2015, hemos visto algo tan inédito como merecido: más espacio para las mujeres. Como consumidoras, protagonistas y conductoras de la feria.

La imagen de las actrices Angela Bassett y Aisha Tyler sobre el escenario de la conferencia de Ubisoft; los nuevos juegos con protagonistas femeninas más allá de Lara Croft; la presencia de desarrolladoras o jefas de estudio en franquicias como Star Wars o Halo son señales de ese cambio que intenta dar la industria, para apelar a un sector que ya supone el 44% del público jugador.

La nueva generación es femenina en los juegos...

Dishonored 2 abrió el E3 con una protagonista femenina, Emily Kaldwin, que ya es toda una declaración de intenciones: ha pasado de ser la damisela en peligro del primer título -bueno, era una niña pequeña por entonces- a una intrépida sucesora de su mentor, Corvo. Nadie se esperaba a Kaldwin. Pero es más importante de lo que parece.

El año pasado Ubisoft se metió en un lío con su franquicia estrella, Assassin's Creed: presentaba cuatro protagonistas y todos eran tíos rudos de la Revolución Francesa. La excusa que dio su director creativo levantó aún más revuelo: no había mujeres "porque [incluirlas] supone el doble de trabajo".

Este año Assassin's Creed ha rectificado metiendo a una coprotagonista femenina, pero presentándola como "la hermana de". Mientras, Dishonored 2 le ha tomado la delantera: no necesita excusas para poner a una mujer al frente (más bien, se da el caso contrario: Bethesda ha asegurado por detrás de la presentación que podremos jugar también con Corvo, el protagonista del anterior juego).

A Emily Kaldwin se han unido varias nuevas estrellas más: Recore, Beyond Eyes, un nuevo Mirror's Edge -uno de los primeros juegos de la pasada generación en salirse del canon hípermacho-... o el novísimo Horizon presentado por Sony, donde una mujer que no desentonaría más allá del Muro de Juego de Tronos se enfrenta a dinosaurios-robot: la definición exacta de la felicidad.

Incluso los títulos más testosterónicos han cedido terreno: Microsoft presentó su nuevo Gears of War -una saga tan macho que mencionarla equivale a tragarse un chupito de testosterona y explosivos- con una mujer motosierra en ristre.

Y FIFA 16 ha cedido al fin a una petición que llevaba años en marcha: por primera vez en la historia del medio, un juego deportivo de equipos incluye mujeres. Ante las quejas de los habituales, que no entienden que en el año del Mundial femenino y con más de 4 millones de jugadoras federadas haya que incluir las selecciones femeninas y no a la tercera división de San Marino.

Esto sin contar todos los títulos (Fallout 4 o Mass Effect Andromeda, por citar novedades de la feria) que ya practicaban la paridad al elegir protagonista. Queda camino por recorrer, pero la industria ya ha entendido que en 2015 no puedes alienar a casi la mitad de tu público. Sobre todo cuando las jugadoras mayores de 18 años ya son más que los jugadores menores de edad.

...Y en los escenarios

La ladrona de tumbas Lara Croft es la imagen más reconocida del videojuego protagonizado por mujeres: una Indiana Jones armada con dos pistolas entre ruinas de civilizaciones perdidas. Tomb Raider, la saga que protagoniza desde 1996 se llevó un estupendo lavado de cara hace un par de años con un juego homónimo que resucitaba la franquicia dándonos el control de una Croft primeriza. Y ha sido una de las mayores armas de la conferencia de Microsoft, que se ha asegurado su presencia exclusiva en Xbox One durante una temporada.

Esa conferencia la abrió Bonnie Ross, directora del estudio 343 Industries, los encargados de Halo la serie estrella de Xbox. No fue la única: la acompañaron Sherida Halatoe (desarrolladores del nuevo juego Beyond Eyes, también con protagonista femenina y Lydia Winters, que actúa de enlace entre la comunidad y esa máquina de producir dinero que es Minecraft. Presencias bienvenidas: las mujeres suponen el 22% del total de empleos del sector, según datos de la Asociación Internacional de Desarrolladores de Juegos. Escaso aún, pero casi el doble que hace una década.

Electronic Arts también dio espacio a sus desarrolladoras: la productora Sara Jansson salió a presentar el regreso de Faith en Mirror's Edge Catalyst. Su compañera de estudio, Sigurlina Igvansdottir, hizo lo propio con el título más potente de EA para este año: Star Wars Battlefront. Pero los reyes de esto son, a pesar de Assassin's Creed, Ubisoft. Para entender la figura indispensable de la actriz Aisha Tyler como maestra de ceremonias hay que remontarse unos años.

Angela Bassett y Aisha Tyler

Estamos en Los Angeles, cuasi verano de 2012: la mezcla de calor, jet lag, humedad y smog tiene aturdidos a miles de periodistas, que recorremos los escenarios de las conferencias como ovejitas a un ritmo desolador. Que, tras varias horas de esto, Ubisoft nos pusiese sobre el escenario a una presentadora que dinamizó la conferencia, se metió al público en el bolsillo y se alejó del combo corbata de ejecutivo-desarrollador en camiseta que había caracterizado la feria durante años fue lo mejor que nos pudo pasar.

Aisha Tyler "Me preguntan a qué consola juego: que os den, las juego TODAS" -Aisha Tyler, 2012

Tyler es fija desde entonces, y la realización de la conferencia, con la presentadora entre el público, haciendo chistes, bromeando con cosplayers y manteniendo a raya a los gamberros creadores de South Park, fue de los mejores momentos de la noche.

Quizás el único punto negro lo puso Sony, a medias: dio presencia a la mujer dentro de la pantalla, pero ningún espacio sobre el escenario. También es cierto que Sony optó por una aproximación distinta: bombazo tras bombazo en forma de videojuegos (el remake de Final Fantasy VII a la cabeza) y mínima presencia de gente sobre el escenario para hablar. Aún así, su catálogo apelaba directamente a todos los públicos.

El E3 de 2015 ha superado por fin la realidad de años anteriores, cuando medios como Polygon titulaban "ha habido más cabezas cortadas que mujeres en el E3". ¿Ese titular? Es del año pasado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio