Compartir
Publicidad
Publicidad

Las 9 etapas vitales que atravesamos con los libros, contadas a través de 9 títulos

Las 9 etapas vitales que atravesamos con los libros, contadas a través de 9 títulos
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Grant Snider es un dibujante de comics y médico ortodoncista estadounidense que vive en el estado de Kansas. Hace unos días publicó en su web y Twitter una viñeta en la que se mostraban lo que él ha llamado "Las 9 etapas del Lector", una representación visual del camino que recorremos los lectores de libros a lo largo de la vida.

Lo cierto es que esta viñeta lo define de forma magistral. Cualquiera que la vea descubrirá de manera inmediata aquella etapa en la que se encuentra.

En los primeros años de vida, nuestros padres y familiares nos leen libros de cuentos cortos. Muchos dibujos, colores y figuras de papel. Es el comienzo de una bonita amistad en la que acabas tu primer libro. Incluso dices a tu alrededor, con orgullo, que has leído tu primer libro.

En los años siguientes y cuando ya has adquirido cierta soltura al leer, te atreves con algo más difícil. Es aquí cuando te enamoras de las aventuras y mundos que puedes descubrir y que están encerrados en un puñado de hojas pegadas a una cubierta. Pasada ya la ilusión inicial y entrada la adolescencia, los libros que leemos son un reflejo de nuestro desencanto con el mundo adulto.

Comic

Superada esta fase, aunque algunas personas la perpetúan, el libro pasa a convertirse en una obsesión. Estás en el punto 4, donde no necesitas amigos siempre que tengas un buen libro a tu lado. Todo lo que quieres es llegar a casa y terminarlo, aunque acabes a altas horas de la noche. Este atracón hace que te creas capaz de hacer algo mejor que los autores más importantes de la literatura. Es como el efecto "deberíamos abrir un bar" por el que inevitablemente pasan todos los grupos de amigos.

Pretendes escribir "la mejor historia jamás contada" y te embarcas en un libro tan ambicioso que no llegas nunca a la mitad de la historia.

Al darte cuenta de que tu libro nunca verá la luz, te invade el desencanto. Fase 6: los libros son estúpidos. ¿Para qué perder el tiempo leyendo uno cuando puedes jugar a la consola y vivir una aventura mucho más realista?

Y después, vuelves a la senda de las páginas y tinta. Porque a lo largo de la vida, uno descubre constantemente cosas a través de la lectura. Ahí empiezas tu propia colección de libros en papel (nada de ebooks, por favor) acumulando tus obras favoritas en las estanterías. No sabrás el motivo hasta que comiences a recomendar lecturas para las generaciones venideras, es decir, a tus sobrinos y nietos.

Para cada una de estas etapas tenemos un libro representativo. Echémosles un vistazo.

1. El principito - Descubriendo los libros

principito

¿Puede haber un libro más adecuado con el que empezar nuestra pasión por la lectura? Recuerdo el orgullo de haberlo leído en una semana (¿o fue un mes?), mi primer libro "de mayores". Fue mi favorito durante años, gracias en parte a esos dibujos pintados por el propio autor. Una auténtica crítica de Antoine de Saint-Exupéry a ese mundo al que irremediablemente todos acabamos creciendo.

2. La isla del tesoro - Enamorándote de los libros

isla

Robert Louis Stevenson escribió La Isla del Tesoro en 1883, una de las novelas de aventuras por excelencia. Hoy en día sigue generando ideas en torno a películas y series. La más reciente, Black Sails, una serie que actúa como preludio a la novela original a la que rinde tributo. Merece la pena releerla de nuevo.

3. El guardián entre el centeno - Libros como una identidad

guardián

El rebelde de la adolescencia por excelencia, Holden Caulfield, pasará como uno de esos libros que todo el mundo debe leer. A ser posible durante ese momento de la vida en el que se fragua la persona que seremos de adulto. Publicado en 1951, generó gran controversia debido a que exploraba la sexualidad de un adolescente neoyorquino sin ningún reparo. Razón por la que se prohibió en numerosas partes de EEUU. Y si se prohibió, es que hay que leerlo.

4. Los detectives salvajes - Libros como sustitución de interacción humana

detectives

Roberto Bolaño publicaba esta novela de tres partes en 1998, a la que la crítica ha calificado como una de las mejores novelas mexicanas. Trata de la investigación sobre el paradero de la escritora Cesárea Tinajero, desaparecida en los años posteriores a la revolución mexicana. Esta búsqueda se prolongará durante 20 años y está salpicada de homenajes al realismo visceral, un movimiento poético en el que el propio Bolaño fue protagonista. Un libro que engancha como pocos.

5. Cien años de soledad - Libros como una insoportable frustración

cien años

Cien años de soledad ha sido el libro favorito de numerosas personalidades a lo largo de la historia, Bill Clinton y Picasso entre ellos. Narra la historia de la fundación de Macondo a lo largo de siete generaciones de la familia fundadora, los Buendía. Tras leer este libro de García Márquez, uno siente la necesidad de empezar a escribir el suyo propio. Cuando te das cuenta de que es imposible llegar (no digamos superar) el nivel de obras como Cien años de soledad, te invade cierto desencanto por el mundo literario y lo abandonas.

6. The last of us - Sin libros

last of us

No se trata de un libro sino de un videojuego. Tras la desilusión que desencadena darte cuenta de que tu libro nunca será tan bueno como lo imaginaste y abandonarlo, otras formas de entretenimiento llenan tu tiempo. The last of us es un juego que te atrapa desde el primer minuto gracias a su ritmo trepidante, personajes carismáticos y acción constante. Interesante parecido con el argumento de Logan, por cierto. Con este videojuego no hacen falta libros. Punto.

7. Los santos inocentes - Redescubriendo los libros

santos

Considerada una de las 100 mejores novelas en español del siglo XX, Los santos inocentes de la manera perfecta para volver después de un paréntesis con los libros. Miguel Delibes describe en ella la vida de un cortijo extremeño en la España franquista de los años 60. En ella contrastan la actitud de los señores hacia los criados, que tratan con desprecio. Una imagen de nuestro país en una época crucial que no se puede pasar por alto.

8. Varios libros - Acumulando libros

Stalingrado

Para esta etapa de la vida, hemos querido seleccionar varios ejemplares. Uno no puede acumular libros si no elige unos cuantos:

  • ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick.
  • Stalingrado de Antony Beevor.
  • La saga Fundación de Isaac Asimov.
  • Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez.
  • La familia de Pascual Duarte de Camilo José Cela.
  • Moby Dick de Herman Melville.
  • La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza.
  • Viaje al centro de la tierra de Julio Verne.
  • El nombre de la rosa de Umberto Eco.
  • Los versos satánicos de Salman Rushdie.

9. El hobbit - Pasando libros a las siguientes generaciones

hobbit

Una novela que todos debemos leer en algún momento de la vida es nuestra candidata para ser entregada a las generaciones venideras. Tiene todos los ingredientes para ser una historia inolvidable muy adecuada para cumplir esta función: aventura, magia, especies fanátsticas y un anillo de poder. El comienzo de una historia increíble capaz de determinar el amor por los libros de los más pequeños de la familia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos