Compartir
Publicidad

Los 11 momentos más indescriptiblemente chanantes de Vistalegre II, el congreso de Podemos

Los 11 momentos más indescriptiblemente chanantes de Vistalegre II, el congreso de Podemos
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podemos dilucidaba su futuro este fin de semana entre gran boato y pompa. A la cita acudieron las dos facciones enfrentadas, aquello que ha venido a bautizarse como "pablistas" y "errejonistas", y que han protagonizado toda una serie de trifulcas tuiteras, purgas internas y polémicas abiertas durante los últimos meses. Todos los ingredientes, y el espíritu disruptivo y no tradicional de la formación morada, apuntaban a una sola dirección: Vistalegre II iba a ser un auténtico espectáculo político.

Y lo ha sido. No sólo por el esperpento del sistema electoral empleado por la formación, que ha terminado beneficiando a Iglesias, sino también por los gestos, las formas, los discursos y las caras. En un partido que depende tanto del capital simbólico como Podemos, todo ha derivado en un hermoso ejercicio tragicómico. Estos son los highlights:

1. El señor de las ¡¡¡80.000!!! resoluciones pendientes de la Comisión de Garantías

Se abre el telón y aparece un señor de mediana edad, calva incipiente y prominente melena dirigiéndose a Pablo Echenique. Quiere hablar de la Comisión de Garantías, y lo hace en un tono tranquilo y sosegado. De repente, se pone a gritar: ¡¡¡MÁS DE 80.000 CASOS SIN RESOLVER, DECIDME AQUÍ QUÉ COÑO FUNCIONA!!! El hombre se exalta, pierde el tono, suelta un gallo y un piano de smooth-jazz empieza a sonar de fondo.

Ni queriendo sale un WTF más redondo.

2. El piedra-papel-o-tijera final

Una de las muchas batallas simbólicas de Podemos ha rotado en torno al gesto que sus líderes deciden hacer en público cuando quieren manifestar victoria: o el puño, tradicionalmente comunista y más afín al pablismo, o el símbolo de la victoria, el dedo índice y corazón, más transversal, alejado de la izquierda clásica, y más afín al errejonismo. Entre tanto, otros se han posicionado en medio: ni puño ni dedos, palma abierta.

El resultado, una foto final de piedra-papel-o-tijera.

3. El señor con micrófono que te dice que no debes fiarte de los señores con micrófonos

Es Pablo Urbán y es el líder de la corriente anticapitalista de Podemos, la tecera fuerza en discordia y la más minoritaria (que obtuvo el 13% de los votos). Frente a Vistalegre al completo y también en un tono visiblemente encendido (¿por qué todos los ponentes de Podemos han gritado tanto este fin de semana?) explica de forma breve que jamás debes fiarte de un señor frente a un micrófono, exactamente lo que es él en ese momento.

4. El abrazo incómodo entre Iglesias y Errejón

No tanto por el gesto de ambos, en esta imagen capturada por Juan Luis Sánchez, subdirector de El Diario, sino por las caras de los compañeros de viaje en segundo plano. Desde la mirada frugal de Juan Bustinduy hasta la mirada recelosa de Pablo Echenique, pasando por la mente en blanco de Rafa Mayoral o la expresión de "qué estoy haciendo aquí" de Irene Montero. Meme automático.

5. El tipo que saltó al estrado para interrumpir a Rita Maestre

Era el turno de Rita Maestre, errejonista reconocida y protagonista de dos de los beefs tuiteros más memorables de los últimos meses, el primero con Echenique y el segundo con Alberto Garzón, y todo fue como cabría esperar en un congreso como Vistalegre II: mal. Un hombre trató de boicotear su discurso saltando al escenario, la seguridad tuvo que llevárselo, la cámara se perdió para no mostrarlo y el público abucheó.

6. Pablo Iglesias a pecho descubierto mientras el pabellón se muere de frío

Es febrero, hace frío en Madrid y Podemos celebra su segundo gran congreso organizativo, su salto a la madurez, en palabras de Monedero, en un gigantesco pabellón semivacío. El resultado fueron fotos donde los abrigos y los anoraks tuvieron una presencia memorable. No para Pablo Iglesias: a pecho descubierto, con dos botones de la camisa desabrochados, desafió a la pulmonía.

Pablo Más frío hace en la oposición. (GTres)

7. Los resultados oficiales desvelados tres horas antes de su publicación

Digamos que, en lo relativo al suspense, la habilidad organizativa de Podemos queda lejos de la de Hitchcock. Se esperaba que los resultados oficiales se conocieran a partir de las dos de la tarde, dirimiendo así de forma definitiva la batalla orgánica entre Íñigo Errejón y Pablo Iglesias. Pero para entonces, hacía casi tres horas que ya se sabía que Iglesias se había impuesto. Los votos se habían filtrado a El Diario y Público.

8. Pablo Iglesias volviendo a rapear

No podía fallar.

9. El tipo del piano que aderezó todas las entradas y salidas de los ponentes

Por algún motivo, Podemos decidió emplear a un pianista en vivo antes que megafonía para presentar a cada ponente. El resultado fueron situaciones de lo más estrambóticas, y un protasgonismo un tanto inusual para el señor que aderezaba el trasiego de personas sobre el escenario de fondo con un piano. Melodías un tanto aleatorias, sin demasiada coherencia o cohesión, dotaron al asunto de un tono surrealista.

10. El fail de las listas cremallera

Pese a que Podemos ha tratado de dar más visibilidad a las mujeres en la primera línea política, tan sólo dos mujeres se colaron entre los diez candidatos más votados para dirigir al partido: Irene Montero y Rita Maestre. Los demás, hombres. Muchos, de avanzada o mediana edad, lejos del perfil joven y diverso que en teoría aupó al partido. Todo ello pese que Montero y Maestre eran las respectivas #2 de las listas de Errejón e Iglesias.

11. Todo lo que ha pasado antes de que llegáramos hasta aquí

Porque es difícil de resumir y porque nos ha dejado cosas tan inolvidables como esta:

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos