Los giros a la izquierda en coche son un peligro. Ahora la ciencia quiere acabar con ellos

Los giros a la izquierda en coche son un peligro. Ahora la ciencia quiere acabar con ellos
12 comentarios

Para los conductores de todo el mundo girar a la izquierda es una de las maniobras más peligrosas de la carretera. Según algunos estudios, aproximadamente el 61% de todos los choques que ocurren en las intersecciones involucran un giro a la izquierda. ¿Por qué? Básicamente porque este movimiento te manda en contra del tráfico y al carril donde el resto de coches viene en sentido contrario. Y luego porque la mayoría se realizan a discreción de los conductores.

Pese a que los expertos llevan tiempo pidiendo que las luces amarillas de las señalizaciones deben durar más tiempo, algunos científicos explican que quitarlos directamente mejoraría los tiempos de conducción y salvaría muchas vidas.

¿Por qué son peligrosos? Principalmente porque se producen en las intersecciones, donde se cruzan los coches en diferentes direcciones y normalmente a bastante velocidad. Aproximadamente el 40% de todos los choques ocurren en esas zonas, incluido el 50% involucra lesiones graves y el 20% de los que involucran muertes. Los semáforos hacen que las cosas sean más fáciles, sí. Pero sin giros a la izquierda un coche podría moverse con sencillez en dirección norte-sur mientras la dirección este-oeste está detenida y viceversa.

Porque si hay una forma de adaptarse a los giros a la izquierda es hacer que los vehículos esperen hasta que aparezca un espacio suficiente en el tráfico que se aproxima. Algo que depende completamente del conductor para que sea del todo seguro. Y seamos sinceros, todo el mundo sabe lo frustrante que es estar atrapado detrás de un coche esperando para girar a la izquierda en una carretera muy transitada. ¿La otra manera? Detener el tráfico que viene en sentido contrario y darles a los coches que giran a la izquierda su propia flecha verde. Más seguro, sí, pero cierra toda la intersección para el resto, reduciendo el ritmo.

Imagen de una interseccion.
Imagen de una interseccion común en las carreteras españolas.

¿Qué dice la ciencia? Los científicos de la Universidad de Penn State dicen que eliminar los giros a la izquierda es la idea más inteligente para solucionar el embrollo. Un nuevo estudio publicado en Transportation Research Record intenta encontrar el equilibrio adecuado entre eliminar estratégicamente los esas maniobras sin tratar de imponer demasiada carga a los conductores para viajar distancias largas

Ya se ha probado antes. De hecho, UPS cambió las rutas de entrega para minimizar los giros a la izquierda que realizaban los conductores en 2004 y así reducir los tiempos de viaje, el consumo de combustible y las emisiones de carbono. Aunque puede parecer una tontería, los resultados son todo lo contrario. La empresa dice que por año se ha conseguido ahorrar 37 millones de litros de combustible, 20.000 toneladas de emisiones de carbono y les permite entregar 350.000 paquetes adicionales.

¿Cómo funcionaría? Simplemente planificando con anticipación la dirección y girando a la derecha más veces. Es decir, en lugar de girar a la izquierda una vez, deberíamos de girar a la derecha tres veces dando una vuelta a la "manzana". No es algo que no se pueda hacer. Algunas ciudades como San Francisco, Salt Lake City y Wilmington, Delaware ya tienen giros a la izquierda limitados. ¿Compensa recorrer 600 metros más? Sí. Aquí varios científicos explicaban cómo el tiempo de espera a veces suele ser mayor que simplemente recorriendo mayor distancia.

Algo así como lo que sucede en esta imagen:

Giro a la izquierda.

¿Pero eliminarlos todos? Deshacerse de los giros a la izquierda sería una tarea muy complicada y, en realidad, algunos de ellos no causan problemas. Pero si una ciudad quisiera eliminarlos, ¿cómo debería elegir cuáles? La respuesta exacta para cada ciudad, tal y como plantea este artículo de The Conversation, depende de cómo están distribuidas las calles, de dónde vienen y hacia dónde van los vehículos y cuánto tráfico hay en la calle durante las horas de mayor actividad.

De acuerdo con la investigación hay una conclusión clara: las restricciones para girar a la izquierda son más efectivas en las intersecciones más concurridas en el centro de los pueblos o ciudades que en las intersecciones menos concurridas más alejadas del centro de la ciudad. Esto se debe a que cuanto más concurrida sea la intersección, más personas se beneficiarán de un flujo de tráfico más fluido.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio