Compartir
Publicidad
Publicidad

Macron, el protegido de Al Qaeda que se lava las manos tras saludar obreros y se acuesta con su hijastra

Macron, el protegido de Al Qaeda que se lava las manos tras saludar obreros y se acuesta con su hijastra
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Emmanuel Macron, el candidato socioliberal que se se enfrentará en las urnas el 7 de mayo con la ultraderechista Marine Le Pen por la presidencia de Francia, quiere restablecer la sharía (o ley islámica) en Mayotte (departamento de ultramar francés en el océano Índico con un 95% de población musulmana).

Macron quiere hacer pagar a los propietarios de bienes inmobiliarios un alquiler por su vivienda principal.

Macron se ha lavado las manos tras saludar a obreros.

Macron quiere eliminar las ayudas sociales a las familias

Macron es apoyado por Al Qaeda.

Macron está acostándose con la hija de 33 años de su esposa.

Macron nombrará, si gana, a Laurence Parisot, expresidenta de MEDEF (la patronal francesa), primera ministra.

La campaña de Macron ha sido financiada "más de un 30%" por Arabia Saudí.

Esta listado es solo una selección de las noticias falsas a las que se ha tenido que enfrentar el candidato centrista durante la campaña electoral por la presidencia de Francia. Bulos lanzados por sitios de fake news ligados a la extrema derecha, en redes sociales, por medios satíricos que las redes sociales han dado por buenos o creados directamente por usuarios de 4chan con el objetivo de "parar a este asqueroso Macron", como es el caso de la supuesta relación de Macron con su hijastra Tiphaine Auziere.

Parte de estas fake news son diseminadas por los propios políticos rivales. El caso más notorio ocurrió con la supuesta financiación por parte de Arabia Saudí. La información fue compartida en Twitter por Marion Maréchal-Le Pen, diputada del Frente Nacional y sobrina de Marine Le Pen, y retuiteada por su tía... y por François Fillon, aunque los tres retiraron posteriormente esa información.

La batalla de Macron contra los medios rusos

El secretario general del movimiento ¡En Marcha! lanzado por Macron, Richard Ferrand, denunció en febrero la "injerencia" del Estado ruso para "desestabilizar" a Macron. "Russia Today y Sputnik [dos medios de comunicación del Estado ruso que publican en numerosas idiomas y tiene una gran presencia en redes sociales] han intentado difundir los rumores más difamatorios posibles", declaró a Le Monde.

Todo comenzó con las declaraciones de Julian Assange, fundador de Wikileaks, el 3 de febrero a Izvestia, periódico ruso cercano a Vladimir Putin. Afirmó que tenía en su haber "informaciones interesantes" sobre Macron procedentes de los emails de John Podesta, director de campaña de Hillary Clinton. Al día siguiente Sputnik entrevistó a Nicolas Dhuicq, admirador de Putin y diputado de Los Republicanos, el partido de François Fillon.

macron La relación de Macron con su esposa, varias décadas más mayor que él, ha sido un permanente foco de noticias falsas durante la campaña electoral. (Christophe Ena/AP Photo)

Dhuicq declaró que Macron cuenta con el apoyo de un "lobby de homosexuales muy ricos" como Pierre Berge, cofundador de Yves Saint Laurent, y "los detalles controvertidos de su vida personal y relaciones se harán público pronto". También acusó a Macron de ser "un agente encubierto de la gran banca estadounidense y de las instituciones mundializadoras". Aunque ya negó los rumores sobre su homosexualidad en noviembre de 2016, el rumor cogió fuerza gracias a la entrevista del medio ruso y forzó al candidato presidencial a volver a declararse públicamente heterosexual.

Fillon ha apoyado a Macron en la segunda vuelta, pero algunos de sus diputados conservadores han difundido bulos y mentiras que dañarían a Macron

Aunque François Fillon, el candidato presidencial de su partido ha llamado a votar a Macron contra Le Pen, Dhuicq ha anunciado que votará en blanco contra Marine Le Pen ya que ¡En Marcha! lleva "un proyecto destructor de la Nación" aunque ha aclarado que no comparte "la visión económica" de Marine Le Pen.

Tras la primera vuelta de las elecciones, el equipo de campaña de Emmanuel Macron ha decidido prohibir el acceso a Russia Today (ahora RT) y Sputnik por el "deseo sistemático" de ambos medios "de emitir noticias falsas e informaciones falsas". La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, calificó este hecho de "indignante" y afirmó que Moscú ve en la prohibición "una discriminación deliberada y flagrante contra los medios rusos".

El papel de Rusia: de la financiación a los hackers

A estas informaciones provenientes de medios rusos contra Macron se une el hecho de que el Frente Nacional ha recibido préstamos de varios millones de euros de bancos rusos desde 2014, según el digital francés Mediapart. El mismo día que Marine Le Pen se reunió con Vladimir Putin en Moscú, la agencia de noticias rusa Interfax mandó un teletipo titulado "El Kremlin anuncia que un banco ruso financiará la campaña electoral de Marine Le Pen" y Life, una televisión cercana al Kremlin, tuiteó que "Moscú ayudará a Le Pen a ganar las elecciones".

Ambas informaciones fueron borradas minutos después. Según un portavoz del Gobierno ruso Le Pen y Putin no hablaron de financiar la campaña presidencial y Florian Philippot, eurodiputado y uno de los vicepresidentes del Frente Nacional, declaró en una entrevista que "no tendremos financiación de un banco ruso".

Marine Marine Le Pen, de espaldas, reunida con Vladimir Putin. (Kremlin)

Y eso no es todo. El grupo de piratas informáticos conocido como Pawn Storm (también usan los nombres Fancy Bear y APT28) intentó acceder a los correos electrónicos del equipo de campaña de ¡En Marcha!, según la compañía de seguridad informática Trend Micro. Pawn Storm está ligado a agencias de inteligencias rusas, según las compañías de seguridad digital Crowdstrike, SecureWorks y ThreatConnect.

Se cree que este grupo también es responsable del ataque cibernético al parlamento alemán en 2014, a una cadena de televisión francesa, a la Casa Blanca, a la Agencia Mundial Antidopaje tras dar a conocer el dopaje masivo de los atletas rusos y al Comité Nacional Demócrata, entre otros. El Gobierno ruso ha negado repetidamente estar detrás de estos ataques informáticos.

Además de los hackers supuestamente pagados por el Kremlin, una denuncia de un exempleado en 2015 dio a conocer la existencia de una agencia rusa secreta dedicada a contratar a más de 600 trolls de Internet para escribir y difundir propaganda pro-Kremlin en foros, en redes sociales y en los comentarios de medios anglosajones como The New York Times y CNN.

Las noticias falsas, un juego de todos contra todos

Las noticias falsas no han afectado solo a Macron. Uno de cada cuatro enlaces compartidos en redes sociales sobre las elecciones presidenciales del país galo provienen de "fuentes que ayudan a promover las fake news", según un informe de Bakamo Social. Los blancos favoritos de las fake news fueron la inmigración, los medios de comunicación, la seguridad y Emmanuel Macron.

Un vídeo con más de 15 millones de reproducciones compartido el 18 de marzo en el grupo de Facebook SOS Racisme anti-blance (SOS Racismo antiblanco) muestra a un supuesto inmigrante agrediendo a dos empleadas de un hospital francés. En realidad corresponde a un hombre ruso ebrio en Rusia. El vídeo ha sido eliminado de la red social. En España el mismo vídeo también se convirtió en viral, solo que en esta ocasión se trataba de un "musulmán dando las gracias por su acogida en Europa en un centro de salud español".

El resto de candidatos también han tenido su buena ración de noticias falsas. El medio online conservador Atlantico dio por bueno un artículo del sitio satírico Gorafi que hablaba de la compra por parte del Partido de Izquierda de un jet privado a disposición del candidato izquierdista Jean-Luc Mélenchon en una noticia sobre un supuesto vuelo real de Mélenchon el 4 de febrero en un jet privado junto con sus colaboradores para acudir a un acto de campaña.

Otra información falsa acusa al líder del movimiento Francia Insumisa de llevar en su muñeca un Rolex de 17.750 euros que realmente es un Seiko 5 que vale entre 70 y 200 euros.

La mayor favorecida por las noticias falsas, Marine Le Pen, también ha sido víctima de la intoxicación informativa. Perfiles anti-Frente Nacional en redes sociales han compartido un tuit falso (con más de los 140 caracteres que permite Twitter) en el que la líder del Frente Nacional criticaba la emisión en la televisión pública francesa de la serie infantil Masha y el oso porque "la heroína lleva el velo". La idea para elaborar el tuit falso podría encontrarse en un artículo satírico publicado en diciembre de 2016 donde el Frente Nacional proponía prohibir Masha y el oso.

El propio François Fillon ha difundido noticias falsas… sobre informaciones falsas. El candidato conservador criticó la difusión en la televisión de una información falsa sobre el suicidio de su esposa Penelope, involucrada en el escándalo del falso trabajo como asistente de su esposo que nunca realizó. Aunque que es cierto que el rumor se propagó por las redes sociales ninguna cadena le dio credibilidad y no fue emitido en televisión.

Y a por el voto de los "insumisos"... con falsedades

Marine Le Pen, consciente de que todas las encuestas la dan como perdedora y aprovechando que Jean-Luc Mélenchon, el líder de Francia Insumisa, no ha pedido el voto por Macron, ha publicado un vídeo que busca llevarse parte de los más de 7 millones de votos que recibió el izquierdista en la primera vuelta. "Me dirijo a los votantes de Francia Insumisa para decirles que hoy hace falta bloquear a Emmanuel Macron" porque "su proyecto está en las antípodas de lo que habéis apoyado durante la campaña de la primera vuelta", afirma la candidata ultraderechista en el vídeo.

Mélenchon ha llamado a la segunda vuelta una elección "entre la extrema finanza y la extrema derecha". El 48% de los electores que votaron por Mélenchon en la primera vuelta votarán a Macron, frente a un 33% que afirma que se abstendrá, votará nulo o en blanco. Solo un 19% votaría por Le Pen, según una encuesta de Ipsos.

Para lograr ese trasvase de votos, además del vídeo de Le Pen, una imagen difundida en redes sociales se dirige los "insumisos" para que no se equivoquen "de combate” y no voten por Macron. El secretario general del Frente Nacional, Nicolas Bay, ha negado la paternidad del panfleto, que muestra una lista de 16 medidas supuestamente compartidas tanto por Mélenchon como por Le Pen. El portavoz de Mélenchon, Alexis Corbière, ha denunciado lo que considera "una manipulación" que "busca engañar a los electores". El documento es un resumen de las simplificaciones y falsedades que han marcado la campaña francesa.

"Salir de la OTAN" es un objetivo común de Mélenchon y Le Pen según el panfleto pero mientras el programa electoral de Francia Insumisa apuesta por "salir de la OTAN y rechazar toda alianza militar permanente", el programa del Frente Nacional se limita a proponer "abandonar el mando militar integrado de la OTAN", al cual entró el país galo en el año 2009 durante el mandato de Nicolas Sarkozy. Otro supuesto punto en común es la salida del espacio Schengen, que es defendida por el programa del Frente Nacional, pero no por Mélenchon, que aboga por "restaurar la libertad de circulación dentro del espacio Schengen".

Otro tema de acuerdo según el panfleto es conservar la semana laboral de 35 horas. Pero aunque el programa de Le Pen defiende "mantener la duración legal" en 35 horas también busca "autorizar la negociación de la prolongación de los tiempos de trabajo" a cambio de "una compensación salarial integral". En cambio, Mélenchon quiere ir más allá de "aplicar realmente e inmediatamente las 35 horas" y proponía en su programa electoral "favorecer el paso a la semana de cuatro días para ir a las 32 horas".

Está por ver el efecto que la desinformación interesada y los ataques informáticos tendrán en la segunda vuelta. Aunque la ventaja de Macron sobre Le Pen es amplia, la distancia entre ambos se está acortando. Un escándalo, real o inventado, que afecte al exministro de Economía, sumado ala abstención y a cierto trasvase de votos hacia Le Pen, podría darle la presidencia del país vecino a Marine Le Pen.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos