Publicidad

La Manada de Alicante: de qué se les acusa y por qué puede ser un nuevo escándalo mediático

La Manada de Alicante: de qué se les acusa y por qué puede ser un nuevo escándalo mediático
80 comentarios

Publicidad

Publicidad

Seis meses después de la sentencia de La Manada, otra presunta violación grupal acapara la actualidad. Las circunstancias se repiten: un grupo de cuatro jóvenes, una víctima bebida y quizá drogada, un largo historial de violencia sexual y abusos, y una celebración nocturna de escala nacional, Nochevieja, en la que se enmarcan los hechos. Los ingredientes perfectos para otro gran escándalo público.

¿Qué ha pasado? Lo que sabemos: cuatro jóvenes de Callosa d’En Sarrià, Alicante, han sido detenidos por la Guardia Civil acusados de violar a una mujer a las cinco de la madrugada del 1 de enero de 2019. Según el abogado de la víctima, la joven (19) habría sido drogada y no recordaría lo sucedido. El grupo lo grabó. En el vídeo, según la defensa, la víctima se resiste a la agresión y explicita su no consentimiento.

Los hechos. Esta es la reconstrucción de la noche:

  • El grupo y la víctima se encuentran en Benidorm de madrugada. Ella conoce a uno o dos de ellos. Se dirigen a una fiesta privada. Dentro, el grupo es recriminado por el dueño del piso por su comportamiento hacia la joven. Los cinco abandonan la vivienda para continuar bebiendo.

  • Al cabo de las horas, se trasladan a Callosa, donde conducen a la joven a la vivienda de uno de los acusados, compartida por su hermana y su madre. La violación se produciría en los bajos de la casa. Serían los propios familiares los que llamarían a la Guardia Civil.

  • Los agentes llegaron al domicilio al punto de la mañana. Tres de los acusados seguían allí, así como la víctima. La mujer, según las autoridades, estaba semidesnuda, no recordaba lo sucedido y mostraba signos de desorientación.

El perfil. Los cuatro presuntos agresores tienen entre 19 y 24 años, y habrían nacido en Ecuador. Tres de ellos cuentan con nacionalidad española. La Guardia Civil tiene constancia de al menos otra denuncia por violación grupal, y cree que podrían surgir más al albur del escándalo. Uno de ellos tiene antecedentes por violencia de género y abusos sexuales.

Los antecedentes. Diversos vecinos y conocidos del grupo han hablado con los medios de comunicación. Identifican un comportamiento previo recurrente. Acusan a los cuatro presuntos agresores de pavonearse de sus conquistas sexuales en público y de difundir documentos gráficos. Según cuenta una fuente cercana a El Español:

A todos nos había llegado a nuestros oídos algo de lo que hacían, lo que no nos creíamos era que fuese verdad.

La polémica. Los ingredientes son similares a los que hicieron de La Manada un motivo de reivindicación y movilización para millones de mujeres españolas. Aunque hay diferencias sutiles. Hay quien acusa a los medios y a las organizaciones feministas de limitar la cobertura (ya muy amplia) por los orígenes ecuatorianos de los agresores (sus caras, al contrario que las de La Manada, sí han sido pixeladas).

El caso sí ha merecido la atención de políticos y grupos feministas y ya ha habido movilizaciones. Durante el último año el Ministerio de Interior ha registrado 20 denuncias por violaciones grupales. Ninguna ha tenido tanta proyección como La Manada.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir