Compartir
Publicidad

Mano dura contra las pseudociencias: una escéptica llega al frente del Ministerio de Sanidad

Mano dura contra las pseudociencias: una escéptica llega al frente del Ministerio de Sanidad
54 Comentarios
Publicidad
Publicidad

“España no es Italia”. Ese ha sido el mantra que han repetido líderes políticos y empresariales para distanciarse del nuevo gobierno italiano y de la inestabilidad de estos días. Pero si hay un cargo que lo deja negra sobre blanco es el Ministerio de Sanidad.

Italia tendrá una ministra antivacunas en medio de una importante epidemia de sarampión mientras que en España se acaba de nombrar a Carmen Montón, una política contra la pseudociencia. Si mantiene el discurso que ha mantenido estos años, supondrá un cambio muy notable frente al que venía manteniendo el Ministerio.

Compromiso con la evidencia científica "Permitir que la homeopatía se venda en las farmacias como medicamento genera confusión y riesgo social, para la salud y para la economía de las personas”. Durante los últimos años y como consellera de Sanidad de Salud de la Generalitat Valenciana, Montón ha insistido en que no había sitio en la sanidad pública para sustitutos, complementos o prácticas médicas no reconocidas: “ni yoga, ni acupuntura, ni medicina tradicional china”.

Ni, por su puesto, la homeopatía. Montón ha tenido un papel protagonista en los últimos años frente a la regularización de la homeopatía que estaba poniendo en marcha el equipo de Dolors Montserrat. La misma Montón explicaba su posición en Métode, la revista de ciencia de la Universidad de Valéncia, "un estado moderno, laico y en el que debe imperar la racionalidad debe ser incompatible con prácticas que se nutren de la desesperanza de los seres humanos o de sus supersticiones. Cuando es la salud lo que está en juego, no hay lugar para la tibieza”. Y es que, escribía en el Huffington Post, la “falta de información o, directamente, de desinformación interesada pone en riesgo el derecho a la salud de las personas”.

Más allá de la pseudociencia. No obstante, su gestión en la sanidad valenciana no ha estado exenta de problemas. Los problemas de personal, las reivindicaciones sindicales o los conflictos con la Agencia Española de Protección de Datos han marcado el día a día de la Agencia Valencia de Salud durante los últimos meses. Problemas quizá endémicos de la sanidad española, porque el nombramiento de Montón ha sido recibido con agrado por los principales actores sanitarios del país que ya se han manifestado.

Vuelta a la política nacional. Por lo demás, Montón es una vieja conocida en la política nacional. Durante su etapa como diputada en el Congreso fue ponente de otras leyes con un fuerte componente sanitario como la Ley sobre técnicas de reproducción humana asistida (2006) y la Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (2010). Y, un paso más allá, también tuvo un papel destacado en la ley de matrimonio homosexual, la normativa que permitía el cambio de sexo en el registro civil o la legislación contra la mutilación genital femenina.

Imagen: GSR/AP Photo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos