Publicidad

¿Mantendrán sus títulos? ¿Y financiación del Estado? Consecuencias de la renuncia de Harry y Meghan

¿Mantendrán sus títulos? ¿Y financiación del Estado? Consecuencias de la renuncia de Harry y Meghan
42 comentarios

Escándalo en la Familia Real británica: los duques de Sussex, Meghan Markle y Prince Harry, anuncian que darán “un paso atrás como miembros senior” de la monarquía.

Los seguidores de la Casa Real se lo veían venir. En el año y medio que llevan bajo la exposición pública desde su boda y hasta este momento, nacimiento de su primogénito incluido, la pareja ha dado multitud de muestras de agotamiento por el escrutinio, especialmente Meghan, con un padre que boicoteaba públicamente a su hija y denunciando a los tabloides de falsear sus declaraciones. También ha sido tirante su relación con otros miembros de la casa, escenificando incluso una ruptura de pareceres con los duques de Cambridge.

Harry es el sexto sucesor al trono de la Corona, siendo los pesos pesados el Príncipe Carlos, padre de Harry, y el Príncipe William, su hermano mayor. Es decir, su decisión está lejos de afectar a la estabilidad del reinado. Aun así cualquier salida de guión por parte de los miembros de esta queridísima institución de los británicos se ve como un acontecimiento grave y traumático. La decisión ha debido de ser abrupta y podría tener consecuencias vengativas dentro de una familia, los Windsor, que nunca ha tratado bien las disidencias internas.

 

Para muestra, el Palacio de Buckingham ha comentado a la BBC que se sienten “decepcionados” con la pareja, y la Reina ha dicho que, a pesar de lo que han afirmado los duques, el proceso está en una “etapa temprana”, lo que podría significar que la hoja de ruta que han proporcionado Harry y Megan a los medios podría quedar como papel mojado.

Dicho esto, así va a cambiar por el momento la vida de dos personas con sangre azul que han decidido hacerse un poco más plebeyos y que defienden que “van a empezar a trabajar para ser económicamente independientes”.

Mantendrán los títulos (si les dejan)

Jnkln

En su comunicado el dúo no ha indicado su voluntad de renunciar a sus títulos: Conde de Dumbarton, Barón Kilkeel y duque de Sussex para él; condesa de Dumbarton, baronesa Kilkeel y duquesa de Sussex para ella. Tampoco han dicho nada sobre su presencia en la línea sucesoria al trono. Los títulos son regalos del soberano, creados por patentes, y por eso teóricamente la Reina podría retirárselos, aunque, de nuevo, es muy aventurado creer que así será.

En cuanto a su hijo, Archie, ahora parece más relevante que antes que sus padres decidiesen no darle el título de Conde de Dumbarton cuando nació, mientras que los hijos de Kate y William sí tienen sus propios títulos. Es decir, parece que la decisión de distanciarse parcialmente de la institución ya estaba tomada desde hacía tiempo.

Ingresos públicos y, mayormente, privados

Dl U445354 035

Por supuesto, Harry tiene ahorros. Según el medio celebritynetworth.com el príncipe podría tener una fortuna de 30 millones de libras gracias a las inversiones hechas en estos años con la herencia que recibió de su madre Diana y la Reina Madre, así como un sueldo vitalicio como capitán de la Armada Británica que le granjea otras 35.000 libras al año. Meghan también tenía dinero propio antes de la unión, especialmente gracias a su aparición en la serie Suits, estimada en unos tres millones de libras.

Además de lo dicho, y entrando en la materia que nos interesa, un 95% de los ingresos de Harry provienen de la explotación del Ducado de Cornualles, que depende del príncipe Carlos y que les ha asignado esa cuantía. ¿Cuánto dinero es eso? Millones de libras al año, aunque no podemos precisar. Sí sabemos que la revista Time estimó su tasación en 1.000 millones de libras y que Carlos ingresó 17.6 millones de libras como usufructo entre 2016 y 2017. Aunque poco probable, podría darse la situación de que Carlos quisiese retirarles la cuantía, con lo que se quedarían sin su primera vía de financiación.

El otro 5% viene de la Subvención Soberana, la partida anual oficial de la monarquía proveniente del Estado. Esta subvención les prohibía obtener ingresos por otras vías y a cambio les servía para sufragar, según cuentan, los sueldos de la oficina y el personal asociados a su figura. 

Pese a ello, no dejarán de recibir dinero proveniente de los fondos públicos de la partida de la Subvención Soberana, pues hacen ver que el dinero en viajes oficiales que ya cargan a esta cuenta seguirá saliendo de ahí, aunque a cambio intentarán que todos los traslados sean a partir de ahora a través de medios de transporte comerciales y poco contaminantes.

La misma residencia

<zxc Frogmore Cottage

Aunque han dicho que pasarán más tiempo en América del Norte, presumiblemente en Canadá donde ya tienen algunos lazos y tienen una menor presión mediática, han dicho que mantendrán el Frogmore Cottage, propiedad de la Reina que les cedió y cuyo mantenimiento tampoco sufragan. Si no se la retiran, seguirá siendo su residencua oficial.

Trabajos y funciones: lo nuevo y lo viejo

Dl U446276 016

Como hemos dicho, Meghan tenía experiencia previa en el mundo de la actuación, pero no ha manifestado en su comunicado su intención de volver a su profesión anterior o no. Lo que sí harán, al margen de la financiación institucional que reciban, es “seguir cumpliendo con sus deberes para Su Majestad la Reina al tiempo que mantenemos una autonomía financiera para trabajar externamente en el futuro”. Esto es, que probablemente seguirán formando parte de algunos actos de representación patrocinio de Reino Unido y la Commonwealth y actos de beneficencia, que venían practicando de forma altruista.

Por todo esto, parece lógico que la pareja no sólo no pierda ingresos, sino que los aumenten: es decir, al mantener su posición dentro de la realeza, salir de la Subvención Soberana y poder explotar a su elección su enorme popularidad mediática, es probable que puedan ganar más dinero que bajo la fórmula en la que se encontraban hasta ahora.

Pero todo dependerá en última instancia de la Reina. Los medios británicos, que como ya hemos dicho son bastante hostiles, han empezado una campaña de desprestigio. Afirman que en Buckinham no están nada contentos. Podrían sumarse todas las circunstancias: que Carlos les retirase los ingresos de Cornualles, que dejasen de ser duques de Sussex, que les obligasen a pagar el alquiler del Frogmote Cottage, que se les apartase la protección oficial y que incluso perdiesen todos sus vínculos con la familia.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios