Compartir
Publicidad

Un montón de británicos han empezado a hacer acopio de reservas ante un Brexit sin acuerdo

Un montón de británicos han empezado a hacer acopio de reservas ante un Brexit sin acuerdo
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tiempo que resta a Reino Unido en la Unión Europea ya no se cuenta en meses sino en semanas. A un puñado de días vista del 29 de marzo, el gobierno de Theresa May sigue tratando de cuadrar un círculo imposible. Y pese a que diversos medios descuentan la prórroga del Artículo 50, algunos ciudadanos británicos han optado por prepararse para lo peor. ¿Solución? Hacer acopio de reservas.

Si el Apocalipsis se consuma, ellos estarán listos.

¿Cuántos? La cifra es estimativa, pero ofrece pistas sobre el preventivo estado de pánico en el que ha entrado la sociedad británica: alrededor del 20% de los habitantes de Reino Unido, según una encuesta de ITV, ya considera recopilar reservas. Un 5% ya lo está haciendo. El volumen de potencial preppers es superior entre los partidarios de continuar en la Unión Europea (hasta un 36% de ellos).

¿Qué? La preocupación de la mayoria (55%) son las medicinas. Se sabe que es una de las cuestiones más peliagüdas del Brexit sin acuerdo. También que podría afectar negativamente a la industria local. The Guardian ilustró en su día cómo muchos diabéticos estaban comprando el doble de insulina en previsión de futuras escaceses. Tanto Sanidad como las asociaciones médicas recomiendan no hacerlo.

Informes del gobierno asumen que "en el peor de los casos" podría haber carestía durante seis meses. Algunas de ellas, como las radioactivas, se verían muy afectadas. Los precios podrían subir. ¿Solución? Fletar aviones para importar medicinas y racionamientos.

¿Cómo? Pasta, papel higiénico, legumbres, azucar, agua embotellada, harina o vino son algunos de los productos más demandados por los preppers. Quartz ha elaborado el listado partiendo de los populares foros de Mumsnet, una página británica utilizada por padres y madres a lo largo y ancho del país. Otros alimentos, como los frescos importados diariamente por Europa, se dan por perdidos.

La comida. Hace algunos días Michael Gove, uno de los ministros de May, admitió que, en caso de "no deal", Reino Unido tendría que imponer tarifas aduaneras. Y que en ese caso, algunos productos europeos podrían encarecerse dramáticamente. Se espera que el caos en Dover provoque retrasos letales en la distribución de alimentos frescos (verduras, frutas, lácteos, ante todo), vaciando los estantes de los supermercados.

"Brexit box". Las noticias empujan al pesimismo, de ahí que hayan surgido iniciativas como las "Cajas del Brexit". Se trata de pequeños kits de supervivencia básicos que se venden a más de 300 libras la unidad. La BBC ha hablado con algunos de sus compradores, que prefieren pecar de "sobreansiedad" que de temerarios. El miedo al colapso del país es real.

¿Sucederá? Es un misterio. Los ensayos del gobierno en Dover, el puerto que recibe la mayor parte de importaciones de la Unión Europea, en caso de "no deal" han ofrecido resultados magros. Cuando no desalentadores. La clase empresarial empuja para evitar el peor de los escenarios, y May podría solicitar el aplazamiento del Artículo 50 en cualquier momento. Pero si no lo hace, los preppers estarán listos.

Imagen: Hugo Philpott/Upi

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio