El mundo se está quedando sin patatas fritas de McDonald's: hay escasez global y cada vez va a más

El mundo se está quedando sin patatas fritas de McDonald's: hay escasez global y cada vez va a más
34 comentarios

Como si los continuos problemas de la cadena de suministro global y las complicaciones logísticas originadas por la pandemia no fueran suficiente, hemos llegado a una de las situaciones más tristes de la humanidad. Bueno, no nos pasemos. Quizás no tanto. Pero el mundo vive a día de hoy una gran escasez de patatas fritas de McDonald’s, KFC y muchas otras cadenas de restaurantes. Un cúmulo de factores se han juntado para dejarnos sin la preciada guarnición que enloquece los estómagos de muchos.

Y cada vez se está extendiendo a más países.

Escasez. En los últimos meses, los puntos de venta de McDonald's y KFC en países de todo el mundo han comenzado a escatimar en patatas fritas y otros productos a base de patata. Según Bloomberg, la interrupción del envío está limitando sus ventas en aproximadamente 2.900 restaurantes McDonald's. Esto afecta a países como EEUU, Canadá, Japón, gran parte de Asia y África. Hasta el momento.

El último en sentir la crisis es McDonald's en Indonesia, donde, a partir de esta semana, los clientes solo podían pedir tamaños pequeños "debido a la disponibilidad limitada de patatas fritas en este momento". "Ojalá podamos traer buenas noticias lo antes posible, cuando estén disponibles nuevamente. Tengan paciencia, McD'ers”, decía la compañía. Eso fue poco más de una semana después de que McDonald's en la vecina Malasia también hiciera ese "sacrificio de patatas fritas", como lo expresó la compañía en un simpático vídeo cargado de humor.

 

En todo el mundo. Pero no es solo McDonald's o Asia los que están siendo golpeados por la escasez. En Kenia, el mes pasado, KFC ofreció pollo frito, su producto estrella, como guarnición alternativa cuando se quedó sin patatas. El año pasado, el mal tiempo también afectó a las variedades de patata preferidas por los fabricantes, y en Sudáfrica, las tiendas de comestibles casi se quedaron sin las marcas Lay's y Simba.

El caso japonés. Para ayudar a lidiar con la escasez, McDonald's Holdings Company Japan está incluso recurriendo a la medida extrema de utilizar vuelos para entregar cantidades ingentes de patatas fritas, según informaba The New York Post. Las patatas que se usan para hacer las famosas french fries del McDonald’s en Japón se cultivan en su totalidad en América del Norte. Esta no es la primera vez que ha habido una escasez de patatas que ha limitado la oferta mundial. En 2019, el mal clima provocó una reducción de casi el 6% en el total de cosechas en América del Norte. Algunos agricultores perdieron hasta un tercio de sus cultivos ese año.

Ha vuelto a repetirse. Este año, la interrupción causada por las inundaciones y los deslizamientos de tierra en el área de Vancouver ha sido el detonante de semejante crisis.

Cadena de suministros. Por muy básico que sea un alimento, la escasez de patatas fritas es un hecho contrario a la intuición. Pero como hemos aprendido repetidamente en los últimos dos años, las cosas siempre pueden empeorar durante la pandemia, y estas empresas atribuyen gran parte de la culpa de esta escasez a la crisis sanitaria, y por ende a la crisis logística y de suministros global. A febrero de 2022, la mayoría de barcos se han retrasado durante más de un mes.

"El apocalipsis se cierne sobre nosotros", bromeaba un usuario en Instagram. Otro preguntaba en la plataforma si se trata del fin del mundo. "¿Dónde me inscribo para protestar contra todos estos sacrificios?", contestaba otro. Solo una cosa podía dejarnos desprovistos de algo tan valioso como las patatas fritas de McDonald’s: una pandemia global.

Temas
Inicio