Compartir
Publicidad

La NASA ha cancelado su primera misión 100% femenina. ¿El motivo? No tenía uniformes suficientes

La NASA ha cancelado su primera misión 100% femenina. ¿El motivo? No tenía uniformes suficientes
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a las notables aportaciones de la mujer en materia investigadora, la exploración espacial sigue siendo una cuestión mayoritariamente masculina. La NASA aspiraba a revertir al tendencia este viernes. Entonces, dos astronautas estadounidenses, Anne McClain y Christina Koch, debían completar el primer "paseo espacial" 100% femenino de la historia. Tan singular hito se ha truncado por algo mundano.

No hay suficientes uniformes.

¿Cómo? McClain y Koch pertenecen a la Expedición 59 de la Estación Espacial Internacional. Entre sus variadas tareas se encuentran las tareas de mantenimiento y reparación de la nave. Los astronautas siempre salen al exterior en pareja, y esta semana era el turno de McClain y Koch. Sin embargo, no hay suficientes uniformes de talla media en la estación, por lo que un hombre sustituirá a Koch.

¿Por qué? La pieza de la discordia es un HUT, una suerte de camiseta interior que cubre el torso superior de los astronautas. Es una aparato complejo y clave para la seguridad de la tripulación. Es adaptable, pero requiere de largas horas de preparación para ajustarse a las necesidades de cada explorador. Tanto Koch como McClain utilizan la misma talla (M), pero tan sólo hay un HUT de su tamaño disponible.

Según la NASA, resulta más sencillo intercambiar a los astronautas que calibrar un HUT.

¿Sólo hay uno? No. La ISS cuenta con cuatro trajes espaciales, dos L y dos M. Pero sólo uno de ellos está ajustado. ¿Por qué? En parte, porque Christina Koch creía que podría operar con una L en los trabajos exteriores. Sin embargo, en los tests previos a su primer paseo espacial (ejecutado el pasado viernes) la astronauta descubrió que el HUT grande le resultaba demasiado incómodo. Así que optó por el mediano.

Dado que McClain también utilizaba una M, no había suficientes piezas. Lo que ha cancelado el paseo exclusivamente femenino.

¿Es importante? Sí y no. Es cuestión de tiempo que dos mujeres paseen juntas por el espacio. Hasta ahora sólo lo han hecho en compañía de hombres. Su expedición tenía mucho de simbólica. El género femenino sigue siendo minoritario en la exploración espacial: tan sólo el 11% de los seres humanos que han viajado al espacio (alrededor de 500) son mujeres. Los problemas con el traje han frustrado el hito.

Fondo de armario. La anécdota ilustra otro problema: la NASA tiene pocos trajes espaciales. Son muy caros de producir. Y muy complejos. Al ser vitales para la seguridad vital de los astronautas, requieren de gran detalle y revisión. En el caso concreto de Koch y McClain el espacio ha jugado otra mala pasada: a consecuencia del peculiar efecto de la gravedad sus cuerpos se alargan varios centímetros.

Eso hace los ajustes del HUT y del resto del traje más traicioneros. Lo que en última instancia, veleidades de la logística, ha privado a las mujeres de explorar el espacio en solitario.

Imagen: NASA

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio