Compartir
Publicidad
Publicidad

No, la encuesta del Reina Sofía no dice que un cuarto de los jóvenes "justifique" la violencia machista

No, la encuesta del Reina Sofía no dice que un cuarto de los jóvenes "justifique" la violencia machista
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A esta hora de la mañana es fácil rebuscar titulares que afirmen con contundencia que más de un cuarto de los jóvenes españoles, alrededor del 27%, "justifican" la violencia de género. O en su defecto, que la asumen como "normal" dentro del contexto de las relaciones de pareja.

A priori, la cifra es escandalosa. ¿Cómo es posible que más de ¡un cuarto! de los jóvenes de hoy en día aún justifiquen o encuentren razonable la violencia machista? Pese a las campañas, pese a la crudísima realidad de los femenicidios, pese a las estadísticas que año tras año revelan patrones y dinámicas continuadas, las nuevas generaciones, o al menos una parte de ellas, parecen impermeables a la violencia de género.

La cifra surge del primer barómetro realizado por el Proyecto Scopio, una iniciativa del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud (se puede leer en su totalidad aquí). En él, los encuestadores charlaron con 1.247 jóvenes durante el pasado mes de abril, en el que siete mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas. La muestra abarcaba a hombres y mujeres de entre 15 y 29 años, un abanico significativo.

El primer problema para extraer conclusiones tajantes del trabajo parte de su propia metodología: son preguntas a responder en una escala del 0 al 10. Por ejemplo, el encuestador plantea al joven cómo de acuerdo está con que "la violencia de género es un problema muy grave", y este tiene que ubicar su opinión numéricamente en la escala. Posteriormente, se traduce a opiniones: muy de acuerdo, poco de acuerdo, nada de acuerdo. Es un procedimiento habitual en demoscopia.

Encusta La encuesta del Proyecto Scopio.

Aquí, una interpretación mediática muy amplia puede llevar a equívocos. Por ejemplo, el barómetro incluye a las respuestas entre el 4 y el 6 dentro de la categoría de "acuerdo medio". ¿Qué significa esto? Que ante la sentencia "es algo normal en el seno de la familia", un encuestado que haya respondido "4" (más cerca del "desacuerdo" que del "acuerdo") es incluido en el lote "justifica la violencia de género" por los titulares y las conversaciones de las redes sociales.

Dicho de otro modo, la interpretación binaria posterior que hacemos de los porcentajes (justifica vs. no justifica) difumina y oculta la complejidad y la mayor diversidad del abanico de respuestas. Así, se llega a una conclusión desdibujada aún sustentada por lso números: "El 27,4% de los jóvenes opina que la violencia machista es normal".

El segundo problema es la naturaleza de la última pregunta, la que ha dado pie a los titulares. Y surge de su propia formulación: ¿qué significa "normal" en este contexto? Podemos interpretarlo de dos modos distintos, ambos respaldados por las acepciones del DRAE. El primero, vendría a decir que "se halla en su estado natural", es decir, que la violencia de género es "normal" en cuanto son avatares comunes de las relaciones, es lógica, es justificable. Es una herramienta para resolver conflictos dentro de la pareja, natural.

La delicada interpretación de preguntas y respuestas

Ahora bien, hay otra vía para interpretar el sentido de la palabra "normal" en la encuesta: es común, es periódica, no es extraña, no es extraordinaria. Es habitual. Antes que una justificación, podría tratarse de una mera descripción formal, que no valorativa, de la violencia de género en sus entornos cercanos (familiares o sociales). Normal en tanto que está normalizada por la sociedad y que cuenta con cierta aceptación, no tanto en que es lógica o una consecuencia justificable.

Esta última sería más consistente con el sino global de la encuesta. Pese a que los porcentajes que sí muestran un claro apoyo (o una ausencia de rechazo) a la violencia de género, la realidad es que la abrumadora mayoría de los encuestados juzgaron la violencia machista en términos preocupantes o rechazables. En "es un problema social muy grave", por ejemplo, el 87,1% se ubicaron entre el 7 y el 10 (alto acuerdo). En "es inevitable", un 93,5% se ubicaron entre el 0 y el 3 (bajo o nulo acuerdo).

Datos Buena Otras lecturas extraídas de la encuesta.

Las otras dos preguntas rotaban en torno a la percepción social. Un 13,3% se mostró muy de acuerdo con que la violencia machista "aumenta por culpa de la población inmigrante", un 18,2% mostró un acuerdo medio y el 68,5% restante se declaró en desacuerdo. Sólo un 8,3% estuvo muy de acuerdo en que era un asunto "politizado", por el 78,8% que se manifestó en desacuerdo. Entre medio, un 12,9% de opiniones medias (recordemos, del 4 al 6 en la escala).

Y por último, en la cuestión de la discordia, un 72,6% de los jóvenes estaba en desacuerdo con que la violencia de género fuera "normal", frente al 15,7% de acuerdo medio y el 11,7% de acuerdo alto.

En cualquiera de los casos, la situación y los porcentajes son preocupantes, y los casos y la transversalidad de la violencia machista a edades más tempranas es uno de los problemas más importantes a atajar para evitar tendencias futuras. Sin embargo, para la encuesta que nos ocupa, el sentido interpretable tanto de las respuestas (por la propia naturaleza de la escala) como de las preguntas (por cierta ambigüedad en la pregunta de la discordia) no da pie a conclusiones extremadamente rotundas.

Imagen | TitiNicola/Wikipedia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos