Para que un nuevo producto sea hegemónico tiene que superar la curva del 5%. El coche eléctrico ya lo ha hecho

Para que un nuevo producto sea hegemónico tiene que superar la curva del 5%. El coche eléctrico ya lo ha hecho
34 Comentarios

Que un producto se vuelva hegemónico es muy complicado. Primero fueron los aviones en los 60, luego los ordenadores en los 80 y los móviles en los 2000. Todas las historias cuentan lo mismo: al principio un rechazo masivo de productos nuevos y desconocidos para la sociedad y luego una compra generalizada motivada por el FOMO y el marketing. Se ha visto con los iPhone: cuando salieron eran extraños y caros. Diez años después, lo raro era no tener uno. Es lo que se conoce como la curva del 5%: la demanda es lenta hasta que se alcanza ese punto, y entonces se dispara.

¿Por qué es importante? Porque EEUU acaba de pasar ese punto de inflexión en movilidad: el 5% de los coches nuevos vendidos son eléctricos.

La curva del 5%. Las nuevas tecnologías (ordenadores, televisores, móviles, tablets…) siguen una curva de adopción en forma de S. Esto quiere decir que las ventas se mueven a paso de tortuga en la fase de adopción (hasta ese 5%), y luego muy rápido una vez que las cosas se generalizan. Es decir, las ventas tienden a ser lentas e impredecibles y luego se produce una rápida aceleración de la demanda.

La mayoría de países siguen este patrón, básicamente porque los obstáculos han sido los mismos: no hay suficientes cargadores, los coches son caros o hay desconocimiento. Pero una vez se cimienta ese primer 5%, el camino se hace fluido. Los datos muestran que esa curva es similar tanto en Corea del Sur (que alcanzó su 5% en 2021), China (en 2018), Noruega (en 2013).

Demanda creciente. Sí, Estados Unidos es el último país en superar ese punto de inflexión crítico para los vehículos eléctricos: el 5% de las ventas de coches nuevos funcionan solo con electricidad, según apunta este informe de Bloomberg. Y superar ese umbral significa una adopción masiva. El 25% de sus ventas de coches podrían ser eléctricos para 2025 si se corre el mismo destino que otros 18 países que ya lo han alcanzado.

Hay que comentar que ya solo en el país hay alrededor de 33 EV a la venta, casi el triple de opciones que había hace un año. Y para el próximo podría haber decenas más. Solo este año, los estadounidenses compraron casi 1,4 millones de EV, según estimaciones de Bloomberg.

La tendencia. Hasta el momento, el 90% de las ventas mundiales de EV provienen de EEUU, China y Europa. El país asiático sigue liderando el sector, lo hemos comentado en Magnet. Pero esto también significa que los países fabricantes del otro tercio de las ventas globales no han superado aún ese 5%. Es decir: América Latina, África o el Sudeste Asiático.

Aún así, las ventas globales de EV se triplicaron en los últimos dos años, según la Agencia Internacional de Energía. Y si hablamos en términos globales, se superó ese umbral del 5% durante el año pasado. En el caso de los híbridos, se superará el punto del 10% en algún momento de este año.

En España. Nuestro ritmo sigue la misma tendencia. En lo que llevamos de 2022, se han vendido 9.432 vehículos equipados con baterías: un 92,6 % más que en 2021, según datos de Ganvam y Aedive. En Europa la tendencia es parecida: en mayo se matricularon 183.000 vehículos enchufables, que ya son el 19 % del total. De estos, el 11% son completamente eléctricos, según un informe de CleanTechnica.

Temas
Inicio