Pagar por difundir noticias: los medios consiguen su ansiada victoria frente a Facebook en Australia

Pagar por difundir noticias: los medios consiguen su ansiada victoria frente a Facebook en Australia
1 comentario

La guerra entre Australia y las tecnológicas se ha seguido con atención en todo el mundo durante las últimas semanas. Aunque el debate llevaba avivándose durante bastante tiempo, Australia fue el único país en presentar la primera propuesta de ley del mundo que tiene como objetivo abordar la pérdida de ingresos publicitarios de los medios de comunicación. Lo hemos contado detalladamente en Magnet. ¿Cómo? Obligando a empresas como Facebook o Google a que paguen por las noticias que integran en sus plataformas. Tan lejos se llegó entonces que Facebook decidió bloquear su contenido en el país.

Ahora, después de días de negociaciones, ambas partes han llegado a un acuerdo que podría sentar un precedente global. Y podría ser también el pistoletazo de salida para una remodelación de los medios de comunicación tal y como los conocemos.

Las negociaciones. Se podría decir que Facebook y News Corp —el conglomerado más grande de medios de comunicación de Australia— se han reconciliado, y este nuevo acuerdo consigue que las publicaciones propiedad de News Corp. sean accesibles en la plataforma Facebook News en Australia. Los medios del grupo que se beneficiarán del acuerdo también incluyen el periódico de tirada nacional The Australian, el portal "news.com.au" y cabeceras regionales como The Daily Telegraph, Herald Sun o The Courier-Mail.

Un precedente. Se trata del último pacto que se ha llegado a alcanzar con los gigantes tecnológicos después de años de exigirles pagos. El mes pasado, News Corp. y Google ya llegaron a un acuerdo de tres años en el que el buscador por excelencia también pagará por las noticias que publique en su plataforma. Los editores se han quejado durante mucho tiempo de que Facebook y Google estaban capturando una participación creciente del mercado de la publicidad online al vender anuncios en sus plataformas junto a artículos de prensa que obtienen de forma gratuita. "El acuerdo con Facebook es un hito en la transformación de los términos de intercambio del periodismo y tendrá un impacto material y significativo en nuestros negocios de noticias australianos", decía el director ejecutivo de News Corp, Robert Thomson, en un comunicado.

El resultado. Los términos financieros aún no han sido revelados, pero el acuerdo es de varios años y le da a la plataforma de noticias de Facebook acceso a las principales propiedades de News Corp Australia. Tras el enfrentamiento, Facebook por fin ha cedido en destinar mil millones de dólares a acuerdos con la industria de las noticias durante los próximos tres años para fomentar asociaciones con organizaciones de medios, con la estipulación tácita de que no tendrá que enfrentarse a otra ley de negociación de medios como la de Australia. Eso sí, Facebook se reserva el derecho de cerrar las noticias en Australia nuevamente si así lo desea.

El giro. En un giro predecible de los acontecimientos, Facebook ha obtenido las concesiones que reclamaba, la mayor parte de ellas rotaban en torno al arbitraje forzoso. La ley establecía la existencia de un árbitro gubernamental que fijaría un precio a pagar por parte de las grandes tecnológicas a los medios de comunicación si las negociaciones entre ambas partas fracasaban. Era un escollo clave para las negociaciones.

Australia aprobó la ley y todos salieron más o menos bien parados aún cuando parte de la oposición inicial de Facebook a la ley recaía en que el Gobierno le estaba dando a los editores más poderosos del país demasiado poder de negociación, y News Corp era, de lejos, el conglomerado de medios más grande de Australia, controlando casi dos tercios de todas las editoriales informativas del país.

El futuro. La batalla de Australia podría convertirse en el precedente para que el resto de países sigan la misma hoja de ruta. Esto podría dar pie en el resto del mundo a que las legislaciones tomen un camino similar al australiano, al equilibrar la balanza en pro de los medios de información. También una manera de coartar el gran influjo que tienen las tecnológicas en todo lo que consumimos. En Francia, por ejemplo, los editores acordaron con Google un marco de derechos de autor para que la compañía pague a los editores de noticias por su contenido online.

Para los medios de información supone también una excelente noticia, y un refuerzo inigualable para su fuente de ingresos, que no solo promocionarán sus contenidos, sino que cobrarán por hacerlo.

Imagen: Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio