Los países con más y menos inmigración del mundo, en un mapa interactivo

Los países con más y menos inmigración del mundo, en un mapa interactivo
44 comentarios

En la mayoría de los debates sobre migración, el punto de partida suelen ser las cifras. Comprender los cambios de escala, las tendencias emergentes y los cambios demográficos nos ayuda a dar sentido al mundo cambiante en el que vivimos y a planificar el futuro. La estimación global actual es que había alrededor de 281 millones de migrantes internacionales en el mundo en 2020, lo que equivale al 3,6% de la población mundial.

En general, el número estimado de migrantes internacionales ha aumentado en las últimas cinco décadas. El total estimado de 281 millones de personas que vivían en un país distinto de su país de nacimiento en 2020 fue 128 millones más que en 1990 y más de tres veces que en 1970. Mucha gente se muda de país por trabajo, estudio o familia. Sin embargo, también pueden verse desplazados por el cambio climático, los conflictos o la inestabilidad económica. Había 272 millones de inmigrantes en 2020, lo que representa el 3,5% de la población mundial.

Además de los nuevos ciudadanos o residentes, una variedad de personas se ajustan a la definición de migrante: trabajadores extranjeros, estudiantes internacionales o refugiados. La ONU también incluye estimaciones de inmigrantes no autorizados que viven en varios países. Eso sí: los turistas, los trabajadores temporales y el personal militar en el extranjero generalmente no están incluidos.

La proporción de inmigrantes varía considerablemente de un país a otro y por varias razones. Es fácil emigrar a algunos países, mientras que a otros es más difícil acceder en comparación. Este mapa interactivo de Our World in Data destaca la inmigración por país, como porcentaje de la población total y su evolución reciente, utilizando datos de la ONU.

Los niveles más altos de inmigración se correlacionan con estándares de vida más altos y economías avanzadas. Por ejemplo, América del Norte, Europa y Oceanía tienen una proporción alta de inmigrantes. Los 10 países con el mayor número de residentes nacidos en el extranjero son: Estados Unidos: (50,6 millones), Alemania (15,8 millones), Arabia Saudita (13,5 millones), Rusia (11,6 millones), Reino Unido (9,4 millones), Emiratos Árabes Unidos (8,7 millones), Francia (8,5 millones), Canadá (8 millones), Australia (7,7 millones) y España (6,8 millones).

Estados Unidos es el hogar del mayor número de inmigrantes del mundo. Se estima que 50,6 millones de personas en los Estados Unidos, un poco más del 15% de la población total de 331,4 millones, nacieron en un país extranjero. La cantidad de inmigrantes ha aumentado al menos un 400% desde 1965 y es increíblemente diversa, con casi todos los países del mundo representados entre los inmigrantes estadounidenses. México es el principal país de origen de los inmigrantes estadounidenses, con más de 11 millones, aproximadamente el 25%, de todos ellos.

Quizás la entrada más singular entre los diez primeros sea Emiratos Árabes Unidos, cuyos 8,7 millones de inmigrantes representan casi el 89% de la población total del país. Esto le da a los Emiratos Árabes Unidos una de las proporciones más altas del mundo de residentes inmigrantes en relación con la población nacional total.

Mientras tanto, Corea del Sur ha visto el mayor aumento relativo de inmigrantes en las últimas tres décadas. Frente a la tasa de fertilidad más baja del mundo y una población que envejece, el país ha promulgado reformas políticas para fomentar la inmigración, incluido un programa formal de trabajadores invitados y derechos de voto local para los residentes extranjeros permanentes.

La otra cara de la moneda: los países emigrantes

Cuando se usa en el contexto de las poblaciones nacionales, "inmigrantes" se refiere a los residentes nacidos en el extranjero que se han mudado a ese país y "emigrantes" se refiere a las personas que han dejado ese país para vivir en otro lugar.

Los 10 principales países con el mayor número de emigrantes (antiguos residentes que viven en otro lugares) son: India (17,9 millones), México (11,1 millones), Rusia (10,8 millones), China (10,5 millones),  Siria (8,5 millones), Bangladesh (7,4 millones), Pakistán (6,3 millones), Ucrania (6,1 millones), Filipinas (6,1 millones), Afganistán (5,9 millones).

India tiene el mayor número de nativos que viven en el extranjero con 17,9 millones de personas en total. Pero lo cierto es que las cifras de emigrantes no siempre son tan precisas como las de inmigrantes, principalmente porque la mayoría de los gobiernos no están tan preocupados por quienes abandonan el país como por quienes ingresan y utilizan los servicios o la infraestructura financiados por el gobierno.

La lotería del nacimiento y la integración

Examinar la calidad de vida general por país y la capacidad de migrar en términos de acceso a la visa revela que la disponibilidad de opciones de migración está relacionada en parte con la lotería de nacimiento y, en particular, con el pasaporte nacional del migrante potencial. No es descabellado afirmar, por ejemplo, que es mucho menos probable que algunos grupos de nacionalidades tengan acceso a visas y arreglos sin visa.

El índice de pasaportes de Henley, una clasificación mundial de países según la libertad de entrada de sus ciudadanos, por ejemplo, revela que la capacidad de una persona para entrar en un país con relativa facilidad está determinada en muchos aspectos por la nacionalidad. El acceso a la visa también refleja ampliamente el estado y las relaciones de un país dentro de la comunidad internacional e indica qué tan estable, seguro y próspero es.

Los datos también muestran otros dos aspectos: que existen algunas diferencias significativas entre los países de desarrollo humano mejor clasificados y otros; y que los países en desarrollo de clasificación media pueden ser importantes países de origen, tránsito y destino al mismo tiempo. Los inmigrantes pueden ayudar a llenar los vacíos laborales e impulsar la innovación económica en su nuevo país de residencia. Dependiendo de su destino, pueden beneficiarse de cosas como salarios más altos, acceso a una mejor educación y un clima político más estable.

En particular, los países responden a la inmigración de diferentes maneras. En un estudio que mide lo que los gobiernos están haciendo para integrar a los inmigrantes, Suecia ocupó el primer lugar. El país ofrece a los ciudadanos no pertenecientes a la UE igualdad de acceso a la educación, los derechos del mercado laboral y su red de seguridad social, y también tiene leyes estrictas contra la discriminación.

Por otro lado, los inmigrantes pueden enfrentar desafíos para integrarse en otros países. Por ejemplo, el sistema kafala (patrocinio) de los Emiratos Árabes Unidos está estructurado de modo que las visas de trabajo sean otorgadas por personas o empresas locales en lugar del estado. Esto otorga a los empleadores mayor poder sobre sus trabajadores, y en el pasado ha dado lugar a supuestos abusos contra los derechos humanos.

Temas
Inicio