Publicidad

París tendrá que pagar 90.000€ por incumplir las cuotas de género. En concreto, la de hombres

París tendrá que pagar 90.000€ por incumplir las cuotas de género. En concreto, la de hombres
31 comentarios

El debate sobre el incumplimiento de cuotas de género en organismos públicos ahora se extiende en Francia. Pero esta vez de una manera peculiar. Hace unos días se hacía pública la noticia sobre la multa de 90.000 euros que le va a caer al ayuntamiento de París por infringir en 2018 las cuotas de género establecidas por la ley. Pero, en este caso, el incumplimiento ha sido a la inversa de lo que esperábamos: la alcaldía puso a demasiadas mujeres en cargos de liderazgo. La idea de convertir París en una “capital feminista” sonaba muy bien, pero ni el cambio legislativo reciente ha impedido que les salga el tiro por la culata.

Cuotas. En su campaña para la reelección de este año, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, hablaba de construir una ciudad que ampliara los servicios para mujeres y niñas, incluida la escolarización, la salud y el apoyo a las víctimas de violencia doméstica. Y, sobre todo, de la falta de liderazgo de mujeres en empresas y organismos públicos.

¿Y qué decía la ley francesa en 2018 sobre la distribución por género en el nombramiento de altos funcionarios? Según la norma, se podía castigar a las alcaldías de las grandes ciudades que no respetaran la "igualdad" del hombre y la mujer en los nombramientos, asegurando un mínimo del 40% a las personas de cada sexo.

¿Qué ha pasado? Según un informe publicado recientemente del Ministerio de Transformación y Función Pública, la ciudad de París nombró en 2018 a 16 nuevos directores y subdirectores: 11 mujeres y 5 hombres. Esto significa que las mujeres constituían el 69% del liderazgo de la ciudad.

El informe señala que “esta altísima cifra contribuye fuertemente a la feminización de los puestos de alta dirección y dirección” en la ciudad y “se traduce en el incumplimiento del objetivo legal del 40% de nombramientos de personas de cada sexo en estos puestos".

¿Hay incumplimiento? Resulta que esta multa es la excepción, no la regla. Ya lo decía Amélie de Montchalin, ministra encargada de Transformación y Función Pública. Porque lo cierto es que una ley de 2019 eliminó las sanciones para los organismos que se desviaran del objetivo de 40%, siempre y cuando se respetara el equilibrio general de género.

Y es que París cumple hoy en día con esos criterios, con un 47% de mujeres en puestos de alta dirección y gerenciales. El problema es que la ley no había entrado en vigor a tiempo para evitar la multa de 2018.

Al mal tiempo, buena cara. Hay quien se ha tomado esta multa como una anécdota sin importancia que anime a las instituciones a seguir luchando por la paridad de género. "Quizá se trate de una legislación absurda. Pero, hace dos años, la alcaldía incumplió la ley y debe ser responsable. La situación ha cambiado y tomamos buena nota de ello. Ahora invito a la alcaldesa a discutir la utilización de esos 90.000 euros para financiar acciones concretas de promoción de las mujeres en la función pública", decía De Montchalin, restando importancia al asunto.

Situación. Con esto, los hombres siguen siendo ligeramente mayoritarios en la gestión global de París. Pero las mujeres son, por poco, mayoritarias en los puestos de mayor responsabilidad desde 2018.

No sucede lo mismo en Europa, donde el dominio del poder es el área más preocupante en términos de desigualdades de género. En la esfera política europea actual hay un millón de funcionarios electos locales y regionales pero solo un 30% de ellos son mujeres. Un estudio del Consejo de Municipios y Regiones de Europa sobre las mujeres en la política indica que solo el 29% de los concejales locales en Europa son mujeres y la proporción de alcaldesas es solo la mitad, un 15%. A nivel regional, hay muchas menos mujeres dirigiendo asambleas regionales (18%) que mujeres miembros de asambleas regionales (31%).

Pero hay excepciones como la de París. En Madrid, por ejemplo, los cargos directivos y de liderazgo para las mujeres suponen un 51,1%, pese a que la plantilla municipal se componga de un 43,7% de mujeres y un 56,3% de hombres: una importante brecha de género del 12,6%.

Polémica. El incidente de París ya ha provocado un renovado debate en Francia sobre las cuotas de género, que algunos defensores dicen no son la mejor herramienta para garantizar la igualdad de género en el lugar de trabajo. Comentan algunos que podría distraer la atención del hecho de que contratar a más mujeres no hace automáticamente que un lugar de trabajo sea más igualitario. Y que también hay que tener en cuenta la equidad salarial, discriminación, y condiciones de trabajo.

De hecho, un informe de 2015 mostró que entre los 2,4 millones de trabajadores de la administración pública estatal, las mujeres que dan a luz a su primer hijo ganan en promedio un 2,6% menos de dinero y esa brecha creció al 3,5% después del nacimiento de un segundo hijo y al 12,4% para un tercer hijo. Un indicador importante de que las cosas no se están haciendo del todo bien.

Imagen: Lafargue Raphael/ABACA

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio