Compartir
Publicidad

Poco a poco, las grandes ciudades de China están devorando el turismo internacional

Poco a poco, las grandes ciudades de China están devorando el turismo internacional
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

China es aún hoy un actor secundario en la gigantesca industria del turismo internacional. Sin embargo, la situación podría cambiar en los años venideros. Sus principales ciudades se cuentan ya entre algunas de las más relevantes, tanto en términos económicos como demográficos, del turismo mundial; y las secundarias e incluso terciarias están disfrutando de un sorprendente boom. A largo plazo, sus perspectivas son claras: devorará el turismo global.

¿Cuánto? La cifra la arroja el último informe del World Travel and Tourism Council: China cuenta con cinco de las diez ciudades del mundo donde el turismo está creciendo a mayor velocidad en términos económicos. Son Macao, Chongqing, Beijing, Shanghai y Guangzhou, por este orden. La primera es la campeona reciente, sólo superada por El Cairo (cuyo apogeo entre 2016 y 2017 es insuperable: su aportación al PIB turístico mundial creció un 30%).

En global, Shanghai y Beijing son las dos ciudades que más dinero aportan al PIB del turismo global: 35.000 y 32.000 millones de dólares cada una. Por encima de París.

¿Por qué? En buena medida, por el auge del turismo interno chino. El gobierno ha subvencionado programas turísticos para fomentar el apogeo de ciudades menores (aun gigantescas comparadas con las europeas o americanas). Durante la pasada Semana Dorada (siete días festivos nacionales en conmemoración del triunfo comunista) el turismo creció un 9% en relación al año previo. Los chinos se dejaron más de $86.000 millones viajando por su país.

En bruto, el volumen de viajeros ha crecido un 11% en la primera mitad de 2018 (unos 3.000 millones). El listado de ciudades que más crecieron es revelador: Changzhou, Foshan, Wuxi y otras menos populares como Dalian, Suzhou o Shenyang. Ciudades de segundo orden.

¿Y el futuro? Más de lo mismo: el informe cree que Shanghai continuará a la cabeza del mercado turístico mundial por lo menos hasta 2027, y augura interesantes perspectivas para Guangzhou. El crecimiento global del turismo durante la próxima década seguirá impulsado por China, y en gran medida por las ciudades asiáticas (tan sólo Marrakech se cuela entre las diez cuya aportación al PIB turístico global creció más entre 2016 y 2017).

Además, Macao y Hong Kong son las dos ciudades donde los turistas se dejan más dinero per cápita (por encima incluso de Dubai).

¿Los demás? Pese a todo, China sigue lejos de las grandes cifras manejadas por los tres titanes del turismo internacional: Estados Unidos, España y Francia. Para esta última la importancia de París sigue siendo mayúscula: es la primera ciudad no asiática en volumen de mercado viajero, y representa casi el 30% del turismo francés en términos económicos. A nivel de visitantes, Jakarta, México y Bangkok se cuentan entre las que más crecen.

En cualquier caso, Asia gana peso. Si el turismo ya es el país más poblado del mundo, la mayor parte de sus habitantes, dentro de poco, serán asiáticos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio