Qué son los minibosques Miyawaki y por qué se están extendiendo como "salvación" ambiental en Europa

Qué son los minibosques Miyawaki y por qué se están extendiendo como "salvación" ambiental en Europa
4 comentarios

La contaminación mata a 4,2 millones de personas al año, según la OMS. Y donde más se ceba es en las grandes ciudades, allí donde el hormigón y el asfalto absorben los rayos del sol en lugar de reflejarlos. También donde desechamos cualquier rastro de vida verde que, de otro modo, ayudaría a enfriar las cosas por transpiración evaporativa. La constante expansión de edificios y carreteras también aumenta la temperatura de las zonas urbanas, lo que agrava las olas de calor, cada vez más frecuentes. Una solución a estos problemas son los árboles.

Ahora, pequeños y densos bosques están surgiendo en toda Europa como parte de un movimiento destinado a restaurar la biodiversidad y combatir el cambio climático: los miyawakis.

Bosques diminutos. A menudo ubicados en los patios de las escuelas o junto a las carreteras, los bosques pueden ser tan pequeños como una cancha de tenis. La idea se basa en el trabajo del botánico japonés Akira Miyawaki, que ha plantado más de 1.000 bosques de este tipo en Japón, Malasia y otros lugares. Los defensores del método explican que los bosques en miniatura crecen 10 veces más rápido, se vuelven 30 veces más densos y 100 veces más biodiversos que los plantados convencionalmente.

Este resultado se consigue plantando ejemplares jóvenes muy juntos, tres por metro cuadrado, utilizando variedades autóctonas adaptadas a las condiciones locales. Así, se plantan una amplia variedad de especies, para recrear las capas de un bosque natural. Todo esto ahorrando una cantidad descomunal de espacio.

Una tendencia en Europa. En los Países Bajos, el grupo conservacionista IVN Nature Education ha ayudado a ciudades y hogares a plantar 100 bosques al estilo Miyawaki desde 2015. Está en camino de duplicar esa cantidad para 2022 y está trabajando en esfuerzos similares en una docena de otros países. Diversos grupos en Bélgica, Francia o Reino Unido han creado recientemente al menos 40 minibosques.

El primero en Francia se plantó en marzo de 2018 junto a una concurrida carretera de cuatro carriles en las afueras de París. El denso matorral estaba destinado a reducir el ruido y filtrar el aire del vecindario adyacente. En Toulouse, un grupo de minibosques plantó 1.200 árboles jóvenes en un terreno de 400 metros cuadrados en marzo.

¿Cómo funcionan? Pueden tener cualquier forma, pero deben tener al menos cuatro metros de ancho, aunque por lo general oscilan entre 200 y 250 metros. El IVN y algunos municipios calculan el coste total, incluida la capacitación de maestros para impartir clases en el bosque, entre 20.000 y 22.000 euros. Eso sí, los propietarios privados pueden crear parcelas más pequeñas y baratas, que generalmente cuestan menos de 3.000 euros. Actualmente hay unos 60 bosques de traspatio en los Países Bajos y algunos de seis metros pueden costar solo 125 euros.

Contra el cambio climático. Los científicos dicen que estos ecosistemas son clave para alcanzar los objetivos climáticos y estiman que los bosques naturales pueden almacenar 40 veces más carbono que las plantaciones de una sola especie. Los bosques de Miyawaki están diseñados para regenerar la tierra en mucho menos tiempo que los más de 70 años que necesita un bosque para recuperarse por sí solo.

Bosque miyawaki

Los datos de varios estudios muestran que este método de plantación “Tiny Forest” está a la par con otras formas de reforestación en Europa. Los investigadores de la Universidad de Wageningen, en Países Bajos, concluyeron que, de media, cada uno absorbió alrededor de 127 kilogramos de carbono en 2020.

Atraen biodiversidad. Los minibosques también podrían atraer todo tipo de fauna. “Los pájaros cantores se alimentan de orugas e insectos adultos, si el ecosistema crece, podría convertirse en un nutritivo sitio de comida rápida para las aves hambrientas", explicaban los investigadores de Wageningen. Después de monitorizar los bosques recién plantados concluyeron que se aumenta la biodiversidad en comparación con el bosque común, tanto en el número de especies como en el número de individuos.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio