Compartir
Publicidad

Quién es Pedro Baños y por qué podría ser el primer borrón en el gobierno de Pedro Sánchez

Quién es Pedro Baños y por qué podría ser el primer borrón en el gobierno de Pedro Sánchez
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un día ha durado el idilio mediático del nuevo gabinete de gobierno de Pedro Sánchez. Exactamente el tiempo que ha tardado en confirmar (supuestamente) a Pedro Baños como nuevo director de Seguridad Nacional, un puesto creado por el ejecutivo de Mariano Rajoy y muy próximo al presidente (pero sin funciones ejecutivas). La figura de Baños es controvertida por sus posiciones geoestratégicas, por sus declaraciones y por su aparición en los medios de comunicación.

Y decimos "supuestamente" porque a esta hora hay versiones que contradicen el nombramiento. La mayor parte de los medios de comunicación ya se han hecho eco de la teórica decisión de Sánchez, pero algunos periodistas, como Matthew Bennett, han puesto en duda la consistencia de las fuentes. Lo cierto es que todas las informaciones surgen del propio Baños o de su entorno, y en su cuenta de Twitter ha definido el ofrecimiento del cargo como un "rumor". ¿Pero un rumor sobre quién?

Pasado militar. Antes de saltar a la fama, Pedro Baños era coronel de las Fuerzas Armadas y profesor en la Escuela Superior del ejército, englobada dentro del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional. Tuvo roles cercanos a la Dirección General de Política de Defensa durante la presidencia española de la Unión Europea (2010) antes de pasar a la reserva activa. Desde ahí se granjeó una imagen de experto en geopolítica y profundo conocedor del fenómeno yihadista.

La celebridad. Baños comenzó resonar en la esfera pública cuando los medios le abrieron un hueco en las tertulias sobre política internacional, terrorismo y defensa. Durante los últimos años ha aparecido en TVE, LaSexta, Intereconomía o Antena 3, entre otros muchos, convirtiéndose en un analista de referencia programas de gran audiencia. La publicación de un libro, Así se domina el mundo, y su consecuente promoción han disparado su imagen pública y su prestigio.

Al mismo tiempo, Baños también ha copado tertulias digitales y rincones menos concurridos sobre la geopolítica mundial. Cuenta con un programa propio producido por Tendencias21 donde entrevista ocasionalmente a otros analistas sobre diversos conflictos internacionales. De forma singular, Baños también se ha convertido en un colaborador habitual de Cuarto Milenio (llegando a protagonizar escenas realmente pintorescas) donde trata temas históricos en sintonía con el programa.

La polémica. Y es aquí donde llegan los problemas. Baños ha coqueteado con sensacionalistas de diversos eventos históricos, como los atentados del 11 de septiembre de 2011 o el asesinato de Kennedy (lo que ha espoleado interpretaciones torticeras de auténticos conspiranoicos de la red). También ha dado pábulo a la relación de la CIA con los OVNIs, a las cacofonías en una instalación militar abandonada, o a sospechosos ataques biológicos contra población civil.

El tono conspiranoico que adopta en el programa, a ojos de muchos, le ha desacreditado.

El caso ruso. De forma paralela, la elección de Baños causaría una gran polémica por la proximidad de muchos de sus planteamientos geopolíticos a los de Rusia. Son variadas sus manifestaciones favorables a Vladimir Putin (incluyendo una abierta admiración por su extraordinaria tasa de apoyo popular) y su visión cercana al Kremlin en escenarios tan delicados para la política exterior como Siria, Corea del Norte o Ucrania. Baños apuesta por poner fin al enfrentamiento frío entre Europa y Rusia, rebajando las sanciones y buscando vías de acercamiento.

Este último punto ha servido para Ciudadanos y para Partido Popular para manifestar su rotunda oposición a su teórico nombramiento, en tanto que chocaría con las líneas claramente alineadas con la OTAN y con Estados Unidos no sólo de la UE, sino de los gobiernos españoles previos.

¿Confirmado o no? Lo mediático de su personaje, además de lo controvertido de algunos de sus mensajes y posturas, se han sumado al ruido sobre su supuesto nombramiento. Según El Independiente, la confirmación surgiría del propio Baños, que admitiría "estar en una terna", pero que durante toda la mañana habría recalcado en Twitter su "disponibilidad" para el mismo. Eso sí, ninguna certeza. Sólo las aportadas por otros medios, confirmadas por "el entorno" de Baños.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos