Publicidad

Una secesión en cada provincia: La Línea, en Cádiz, también quiere su propia comunidad autónoma

Una secesión en cada provincia: La Línea, en Cádiz, también quiere su propia comunidad autónoma
38 comentarios

Cuando los padres de la Constitución diseñaron modelo autonómico, lo hicieron con una demarcación territorial en mente: la provincia. Asociadas entre sí o constituidas de forma independiente, las comunidades autónomas debían ceñirse a las provincias diseñadas por Javier de Burgos en 1833. Dos excepciones confirmarían la regla, Ceuta y Melilla, ciudades autónomas por sus características especiales.

Ahora, una tercera quiere sumarse a la lista. La Línea de la Concepción.

Secesión. Su alcalde, Juan Franco, un independiente que obtuvo el 67% de los votos en las pasadas elecciones municipales, desea convocar un referéndum por la independencia del municipio. Lo cuenta InfoLibre: su partido ya tiene programada una asamblea para la próxima semana en la que fijará el calendario del proceso, la solicitud a los poderes centrales y, en última instancia, la consulta popular.

¿Por qué? Se trata de una medida incluida en su programa de gobierno, comunicada durante la campaña electoral y refrendada, a priori, por una abrumadora mayoría de vecinos. Los motivos que esgrime Franco son variados: desde los desafíos del Brexit (La Línea linda con Gibraltar) hasta una tasa de paro insostenible (al 31%, superó el 40% en 2012), pasando por un predominio total del narcotráfico.

La proximidad con Marruecos y Gibraltar la ha convertido en un centro neurálgico de la actividad delictiva, con más de tres mil empleados a sueldo de los narcotraficantes.

¿Pueden? No está claro. La Constitución contempla dos mecanismos para acceder a la autonomía. El Artículo 143, circunscrito a las provincias, obliga a una iniciativa por parte de la Diputación de turno y al consentimiento de las dos terceras partes de los municipios. El Artículo 144 permite la constitución de comunidades autónomas no provinciales, pero eso sí, previo permiso del Congreso de los Diputados.

La Línea tendría que optar por este camino. Y para ello tendría que justificar su secesión en términos de "interés nacional", empresa indudablemente difícil.

Precedentes. Parte del problema deriva de la ausencia de precedentes. Ninguna provincia se ha constituido comunidad autónoma independizándose de una ya existente. León lo intentó en 1984, pero obtuvo una negativa por parte del Constitucional. En aquel momento no era procedente. A lo que añadió:

La presente Sentencia no puede pronunciarse sobre el problema de si la provincia de León puede o no segregarse, ahora o en el futuro, de la Comunidad Autónoma a la que pertenece en la actualidad, ni tampoco sobre cuál sería la vía a través de la cual podría alcanzar tal objetivo.

Es decir, técnicamente León sí podría constituirse como autonomía. Pero se desconocen los cauces y los procedimientos, dado que el marco legal del proceso autonómico se desarrolló años después de la Constitución, un texto de mínimos muy básicos.

¿Dónde más? La iniciativa de La Línea se suma a la planteada por el Ayuntamiento de León hace algunas semanas. El movimiento leonesista, tan antiguo como la propia fundación de las autonomías, desea separar Castilla y León en dos entes diferenciados. Ambos procesos culminarían en una consulta popular muy similar a la que exigen los partidos independentistas catalanes... Para separarse de España.

Imagen: Tiger Rus

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios