Las seis empresas que explican todo lo que ha pasado en 2021, reunidas en un gráfico

Las seis empresas que explican todo lo que ha pasado en 2021, reunidas en un gráfico
19 comentarios

¿El meme que mejor resume el sentir popular este año? El de Tintín y el Capitán Haddock. "Menudo 2020, ¿eh?", se lamenta extasiado Haddock. "Capitán, es 2022", le responde Tintín. En la versión original el arisco marinero cree haber llegado al final de la semana cuando todavía es miércoles. Media humanidad puede empatizar con este sentimiento. 2020, como estado mental, se ha alargado ya más de dos años. Y nada parece indicar que 2022 vaya a ser muy diferente.

En cualquier caso, conviene aclarar que los últimos doce meses han transcurrido en 2021 y no en 2020, aunque en ocasiones, como ahora, en plena escalada de casos y con restricciones variopintas a la vuelta de la esquina, no lo parezca. El Segundo Año de la Pandemia ha estado marcado por muchos otros acontecimientos. Desde un asalto democrático en Estados Unidos hasta la retirada de la política más experimentada de Europa, pasando por una crisis logística sin precedentes o el apogeo de los NFT.

Han pasado muchas cosas muy rápido. Y en ellas han jugado un papel fundamental algunas empresas. VisualCapitalist ha intentado reunir a las más influyentes del año en este gráfico. Son seis: TikTok (ByteDance), Meta (Facebook), Tesla, Pfizer, Robinhood y Coinbase. Para elaborar el ránking se han basado en diversas métricas, tales como el volumen de búsquedas en Google, su aparición en medios de comunicación o su rendimiento bursátil en comparación a otras empresas de su competencia.

Más allá del criterio empleado, cuesta negar la ascendencia que las seis compañías han tenido. Empezando por la más evidente, Pfizer, acreedora de la innovación tecnológica más resonante no sólo del año sino de la última década: la vacuna contra el coronavirus. El mérito corresponde también a Moderna o AstraZeneca, esta última hundida en una crisis reputacional permanente. Pfizer ha sido la gran triunfadora de la vacuna, declarando ganancias millonarias y disparando su valoración en el mercado.

(VisualCapitalist)

Junto a ellas habría que nombrar a otras dos en cuanto a ubicuidad en la vida de la gente: TikTok y Meta. La primera se ha convertido ya en la red social más interesante y dinámica, gracias a un público muy joven, hasta el punto de aupar a ByteDance a la cima del interés tecnológico. Cuesta entender lo que ha sucedido en el último año de Internet sin TikTok, una plataforma que no sólo ha cambiado dónde contamos lo que nos interesa sino cómo lo contamos, la propia noción de "interés".

La posición de Meta es más complicada. Antaño Facebook, su importancia este año brota de la repentina importancia que ha adquirido un concepto tan etéreo como el "metaverso", para el que desea posicionarse muy por delante de las demás. Conceptos como web3 aspiran a revolucionar nuestra comprensión de Internet, aunque por el momento estén tan centralizados y prestos para la especulación y el enriquecimiento rápido como la web1 (o la economía ordinaria).

De Tesla hay poco más que añadir más allá de sus números: el Tesla3 es el estándar de "coche eléctrico" y ha conseguido colarse ya como el más vendido de Europa en algún mes que otro. RobinHood sí merece algo más de detenimiento. Su ascendencia fue más notable durante la primera parte del año, cuando el fenómeno GameStop puso de relieve a una nueva generación de inversores muy jóvenes y sin experiencia tan capaces como todos los demás de explotar los rincones del sistema para enriquecerse (o trolear) en cuestión de días.

Y por último, Coinbase, enclavada en el estallido global de las criptomonedas. Hemos visto como Bitcoin y otras muchas han alcanzado cifras de valoración récord este año, en una constante dinámica de auge y caída. Pero también hemos visto algo más importante durante los últimos meses: el apogeo de los NFT como instrumento de inversión/especulativo y el poder de arrastre de la crypto cultura, muy ligada aquí con los conceptos impulsados por Zuckerberg a través de Meta.

Al margen de la valoración que haga cada uno sobre el impacto (positivo o negativo) de cada una de ellas al mundo, hay algo difícilmente discutible: explican a la perfección 2021.

Temas
Inicio