Compartir
Publicidad
Publicidad

Sexistas ergo prohibidos: no más anuncios de balones para niños y muñecas para niñas en Reino Unido

Sexistas ergo prohibidos: no más anuncios de balones para niños y muñecas para niñas en Reino Unido
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cuántos anuncios de pañales has visto en el que el protagonista sea un bebé y su padre? ¿O un producto dietético dirigido al público masculino? ¿O en el que se promocione un detergente que va a utilizar un hombre? Más allá de Don Limpio (o Mr. Proper), cuyo único propósito es dotar a la mujer de los utensilios que necesita para adecentar su casa, consumimos a diario publicidad estereotipada en la que los roles no se discuten.

Y los niños, que crecen bajo los dictámenes de una industria juguetera que clasifica su ocio en dos colores, se ven influenciados, más si cabe, por los anuncios de televisión que ven. Por eso Gran Bretaña quiere regular los espacios publicitarios para proteger no solo a niños, también a adultos.

El regulador británico de la industria de la publicidad ha anunciado que las representaciones de las niñas que aspiran a ser una bailarina (por ejemplo) y la de los chicos que esperan ser un científico o médico serán prohibidas en los anuncios del país. La Advertising Standards Authority (ASA) ha publicado un estudio titulado "Representaciones, Percepciones y Daño" acerca de los esterotipos de género en la publicidad.

La alusión a estas representaciones sexistas del tipo "niña = bailarina; niño = lo que quiera menos algo de niñas", bebe de este anuncio de leche materna que probablemente hayas visto más de una vez. "Desde sus primeros días, tu bebé empieza a escribir su futuro". La pequeña será bailarina y el pequeño, bueno, algún tipo de científico o matemático.

Ten un cuerpo, ve a la playa, el origen

En 2015, la campaña 'Beach Body Ready' de la empresa Protein World recibió más de 400 quejas dirigidas a la ASA y tuvo repercusión internacional por mostrar a una modelo escultural junto al mensaje "¿está tu cuerpo preparado para la playa?".

La respuesta no se hizo esperar y cientos de anuncios alternativos del tipo "Tengo playa y un cuerpo, ergo estoy preparada para ir a la playa" surgieron:

11194803 10152826201252584 205644443 O
Every Body Is Beach Body Ready

Esta polémica publicidad evidenció la necesidad de revisar y proteger a los espectadores de futuros casos similares, y comenzaron la investigación. A través del estudio de regulaciones, estudios académicos, la opinión de los representantes de la industria y la de los espectadores, se llegaron a varias conclusiones:

  • Sería poco realista prohibir anuncios que mostraran la imagen de una mujer limpiando, pero se deben elaborar nuevos estándares que eviten situaciones como que la mujer asuma todas las responsabilidades en el hogar, que una actividad es inapropiada para una chica y adecuada para un chico o viceversa, o mostrar a un hombre tratando de asumir las tareas del hogar sin conseguirlo.

  • Los estereotipos de género tiene el potencial de provocar daño induciendo a niños y adultos a verse a sí mismos de una manera restrictiva o condicionada por cómo les verá el resto de la sociedad. La evidencia sostiene que la desigualdad de género afecta a la esfera económica, física, emocional y social.

  • Los telespectadores encuestados reconocieron verse influenciados por la publicidad que veían a diario. También incluyeron otras plataformas como los medios de comunicación, más problemáticos en términos de contenido.

  • El código de Comité de Prácticas Publicitarias (CAP) invita a tener especial cuidado en evitar ofender al género masculino y femenino, pero no contempla los estereotipos de género. Y eso ha de cambiar.

  • La objetificación también está en el radar de la ASA: los anuncios que sugieren a las mujeres que estar excesivamente delgadas es lo natural, deben acabar.

No olvidemos que la asignación de estos roles también daña la imagen de los hombres a los que la publidad no va dirigida. ¿Es que ellos no quieren llevar una vida sana, cocinar, dejar limpia su casa o cuidar de sus hijos? ¿Es que todos han de ser masculinos, fuertes y atléticos?

No obstante, estas medidas, que se implantarán a lo largo de este año, quieren evitar acabar también con la creatividad publicitaria. Con los anuncios que te dejan con la boca abierta sin estereotipos como estos.

A Barbie, por ejemplo, le costó más de medio siglo darse cuenta de que la población mundial no es blanca, rubia y delgada, y anunció en 2016 versiones más universales.

Y si te has quedado con ganas de algo más irreverente que una Barbie bajita y morena, aquí tienes la cuenta de Instagram Trophy Wife Barbie. Fue creada por la artista sudafricana Annelies Hofmeyr, y nos muestra una mujer trofeo que (oh, sorpresa) menstrúa, tiene celulitis, vello corporal, pasa del sujetador, fuma y sale de juerga con sus amigas. Inimaginable.

My weekend 🙌🏻 #TrophyWifeBarbie #noregrets 🍻🥂🍷🥃🍸🍹🤢

Una publicación compartida de Trophy Wife Barbie (@trophywifebarbie) el

Not quite what I had planned for Valentine's Day ❣️#TrophyWifeBarbie #bleedinglove

Una publicación compartida de Trophy Wife Barbie (@trophywifebarbie) el

I dyed my pits pink #TrophyWifeBarbie

Una publicación compartida de Trophy Wife Barbie (@trophywifebarbie) el

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos