Publicidad

Twitch ya tiene más de un millón de canales en español. El 90% no supera los tres espectadores

Twitch ya tiene más de un millón de canales en español. El 90% no supera los tres espectadores
39 comentarios

Hubo un tiempo no demasiado lejano en el que los niños de medio mundo querían ser youtubers. Aquel tiempo pasó. El dinero, la audiencia y el prestigio se encuentra ahora en una plataforma aún más inmersiva y con una capacidad aún mayor para fidelizar a los espectadores y extraer réditos económicos de ellos: Twitch. Si alguien era aún ajeno al fenómeno, la entrevista de Jordi Évole a Ibai Llanos, el streamer más popular y exitoso del país, le ha sacado de la inopia. Hay una fiebre por Twitch.

Y no todo el mundo puede formar parte de ella.

Las cifras. Las ofrece en este hilo Kilian Arjona (@karjona), CTO en Flexxible IT, una empresa multinacional de tecnología. Interesado por la pujanza de Twitch, diseñó varias herramientas para rastrear las estadísticas de uso y visionado en los más de 1.100.000 millones de canales en español ya existentes. Los resultados se han viralizado durante las últimas horas por la magra realidad que ofrecen: el 90% de las emisiones tienen un total de tres o menos espectadores de media.

Duplicar esa cifra, apenas seis personas contemplando lo que haces, ya te coloca entre el 5% más popular de la plataforma (en español). Llegar a la treintena te propulsa directamente al 1%. No son exactamente umbrales espectaculares. Pero muy pocos streamers llegan a ellos.

Metodología. ¿Cómo ha llegado Arjona a esas cifras? Nos lo explica él mismo: "He desarrollado un par de herramientas que consultan las páginas de Twitch cada pocos minutos y recogen los datos de todos los canales que están emitiendo en español en ese momento". A partir de ahí procede a almacenarlos, a procesarlos y a difundirlos. "Llevo trabajando en esto desde septiembre del año pasado. No son los datos precisos, clavados al minuto y segundo que podría dar Twitch si fuera más transparente, pero para el tipo de estadísticas que buscaba son suficientemente precisas".

Arjona se dedica al proyecto en sus horas libres, por pura afición. Admite un margen de error de "diez minutos" respecto a las cifras reales de la plataforma, pero menor para lo enorme de la escala del trabajo: "No he colgado los datos en bruto y no creo que vaya a hacerlo: para dos meses son más de 20GB y no tengo los medios necesarios para distribuirlos".

Más detalles. Sus cifras son útiles porque reflejan un fenómeno ya consustancial a cualquier plataforma creativa: todo el mundo quiere ser audiencia y a un tiempo creador. Lo que deriva en una vasta producción sin audiencia que la sostenga. Un 4% de los canales que emitieron en Twitch durante los dos primeros meses del año no obtuvieron espectador alguno; y lo que es más significativo, un 24% de los usuarios nunca tuvieron más de un espectador, espectador que "en la mayoría de las ocasiones" eran ellos mismos viendo su propio canal. Casi un cuarto del total.

Difícil llegar alto. Tamaña sobreabundancia de contenidos sólo abunda en el mérito de los canales más exitosos. No es fácil llegar a lo más alto en Twitch. Pero una vez allí los réditos sí pueden ser cuantiosos. Lo vimos hace algunos meses. Ibai, Auronplay y El Rubius se cuentan entre los streamers más exitosos y rentables de todo el planeta. La mezcla de suscripciones, recompensas y publicidad les granjea entre unos 640.000€ y 1.100.000€ anuales. Sólo en Twitch. Un éxito tan rotundo que inspira a sus espectadores. Todo el mundo quiere un trocito del pastel.

La paradoja. Su triunfo sirve de acicate. Según Arjona, hay entre 34.000 y 31.000 canales en español emitiendo mensualmente más de 160 horas a lo largo de 20 días distintos (o lo que es lo mismo: 5 días a la semana, 8 horas al día). Números que reflejan una incipiente profesionalización o, mejor dicho, un intento de profesionalización: sólo el 5% de los streamers que dedican a su canal las suficientes horas como para considerarlo un trabajo tienen más de 45 espectadores de media. El 75% de los 30.000 arriba citados no supera los 6 espectadores diarios.

"Si consideramos canales exitosos aquellos que retransmiten al menos 20 días al mes, un total de 160 horas o más para 300 o más espectadores", concluye Arjona, "436 de los 757.640 canales cumplen estas condiciones en enero y 441 de los 770.830 en febrero". Un 0,06% en ambos casos. Un porcentaje minúsculo al que podemos entrever cierta lógica. Llegar a lo más alto en cualquier sector es muy complicado. Menos de un 1% lo consigue. En especial cuando tantas personas a la vez lo intentan.

La fiebre. Sea como fuere, el fenómeno Twitch ha llegado para quedarse. Al menos de momento. La plataforma ofrece a los creadores una forma de conectar directamente con su audiencia cautiva que otros formatos adolecen. El nivel de interactividad ha permitido crear espacios "comunitarios", como las salas de trabajo; propulsar campañas electorales o de imagen; o incluso lanzar música, dadas las relativas mejores ofertas económicas respecto a las plataformas de streaming. Sí, hay una fiebre, pero de momento sólo unos pocos la rentabilizan.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio