Las librerías físicas parecían condenadas a morir. Ahora están recuperando terreno frente a Amazon

Las librerías físicas parecían condenadas a morir. Ahora están recuperando terreno frente a Amazon
7 comentarios

En 2011, el escritor Ewan Morrison dijo que "dentro de 25 años, la revolución digital supondrá el fin de los libros en papel". Esto también dejaba entrever el crepúsculo en ciernes de las librerías tradicionales, que tenían que invertir en inventario y pagar al personal mientras era imposible competir con los precios de Amazon. El gigante tecnológico vendía además más barato de lo que muchas tiendas podían permitirse. Y esto causó una preocupación generalizada de las librerías físicas, abocadas a cerrar.

Sin embargo, este último año la cosa está cambiando: hay una tendencia de crecimiento de las librerías tradicionales tanto en España como en el resto de Europa y Estados Unidos. Por otro lado, las ventas de libros de Amazon están descendiendo.

Las cifras. En el primer semestre de 2022 se vendieron en España más libros que en 2021 y hay una nueva tendencia de consumir libros: la gente compra menos en Amazon y más en las librerías a pie de calle. Según datos de la consultora GFK, entre enero y mayo de 2022, los grandes almacenes y cadenas facturaron el 52% de la venta de libros en España y el 42% las librerías tradicionales. Sin embargo, este último fue el canal que más ha crecido este 2022 respecto a 2021, un 8,6%, según la consultora.

Una tendencia mundial. Este fenómeno se vive en todo el mundo. En Reino Unido, las ventas en las librerías independientes han alcanzado su máximo de los últimos 10 años. Hace una década, las ventas anuales estaban en declive. Entre 2012 y 2013, según muestran los datos de Books & Consumers de Nielsen, las ventas de libros impresos cayeron un 7,5% y luego cayeron otro 5,5 % en 2014. Pero desde 2017 esas cifras comenzaron a recuperarse. En 2020 la pandemia las impulsó aún más.

Y el último análisis de Nielsen muestra que ese número ha crecido drásticamente desde 2021, mientras el número de librerías independientes ha estado creciendo constantemente hasta un 6% en un solo año. En EEUU está sucediendo lo mismo. Según The New York Times, hasta 300 nuevas librerías han abierto sus puertas en el país en los últimos meses. Basta decir que Barnes & Noble está abriendo más tiendas de las que está cerrando, incluidas dos en el lugar que antes ocupaba Amazon Books.

En España. Volviendo a las cifras nacionales, podemos decir que 2022 fue un gran año para el sector librero, que recuperó lo perdido y superó las cifras prepandémicas: en 2021, el sector facturó en España 1.100 millones, la cifra más alta de la última década, que era la de 2011, con 1.090 millones. Y este 2022 la cosa sigue pese a la elevada inflación.

¿Por qué? Entre los motivos hay un cambio del estilo de vida desde la pandemia, que ha sido un milagro para el comercio de libros. Y esa tendencia se ha extendido a nuestros días superado el Covid. Por otro lado, antes había una homogeneización y una casi lastimosa oferta de las pocas cadenas, en cuanto a stock y aspecto de las tiendas. Ahora tenemos una gran cantidad de librerías especializadas para un lector más selecto.

El papel de Amazon. Y no sólo eso, también el rol que ha tomado Amazon con respecto a la venta de libros está impactando al fenómeno. No hay que olvidar que el gigante tecnológico comenzó como una librería. Una que vendía los libros mucho más baratos que el resto de tiendas. Pero en los últimos años ha llevado a cabo un cambio de estrategia. Sus ventas de libros representan menos del 10% de sus ingresos. Y cuando un ejemplar de Matar a un ruiseñor versión bolsillo costaba 4 euros, ahora cuesta 6,55€.

Tal y como explica Mike Shatzkin, experto de la industria editorial y autor de The Book Business: What Everyone Needs to Know, estamos viendo que el papel que jugaron los libros en el plan original de Amazon ha cambiado: "En la estrategia inicial de precios de Amazon no estaba en el negocio de los libros ganar dinero, sino adquirir clientes. Ahora que ha consolidado su posición como el lugar más eficiente para comprar cualquier cosa, ya no tiene que preocuparse por los libros con descuento".

La amenaza de los audiolibros. Aún así, no podemos olvidarnos de otra amenaza que acecha a las librerías independientes: los audiolibros. En 2021, se vendieron 13 millones de libros de ficción para adultos en formato de audio en el Reino Unido, menos del 10% del volumen de toda la ficción para adultos vendida, pero con un aumento interanual del 30%. Y en 2022 los libros electrónicos representaron el 22% de todos los libros vendidos en el Reino Unido y el 43% de toda la ficción para adultos vendida.

Imagen: Unsplash

Temas
Inicio