Compartir
Publicidad

9 cosas realmente extrañas que han sucedido en las primarias estadounidenses

9 cosas realmente extrañas que han sucedido en las primarias estadounidenses
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras meses de inagotable diversión, las primarias republicanas y demócratas están prácticamente sentenciadas. En el lado republicano, todos los contendientes se han rendido a la evidencia: Donald Trump es el candidato preferido por su electorado, de modo que no merece la pena seguir combatiendo. En el lado demócrata, Sanders continúa luchando, pero es incierto saber hasta cuándo. De modo que, poco a poco, ambos partidos ponen fin a sus campañas. Y es una verdadera lástima tras los meses de anuncios extravagantes, productos de márketing únicos y performances en vivo involuntariamente hilarantes.

¡Es Estados Unidos! Y por tanto, en unas primarias tan extrañas como las de este año, es un espectáculo. Hemos recopilado 7 cosas (desde objetos hasta anuncios) realmente raras que han sucedido durante los últimos meses.

1. Un hombre disfrazado de muro en México

Era la propuesta estrella de Trump (construir un muro que cubriera la totalidad de la frontera entre Estados Unidos y México, su primera medida anunciada y, claro, la más polémica), y era cuestión de tiempo que alguien se presentara en uno de sus actos de campaña ataviado como tal. Lo hizo este señor en Orlando Florida, con un traje de malla blanco con líneas negras y un pequeño cartel en el pecho que rezaba "Mexico Will Pay" (México pagará). La estampa estaba a medio camino entre lo humorístico y lo acongojante.

2. Bernie Sanders quiere hacer el anime real

La campaña de Bernie Sanders se ha dirigido parcialmente a un público joven y progresista, cuya potencial definición de "lo aceptable" en márketing político es menos estrecha que la del resto del electorado. Sanders, consciente de ello, lo aprovechó al máximo, tirando de memes. Y así, llegó a un punto en el que la realidad se confundió con la ficción y ya no supimos discernir el meme de la auténtica campaña electoral, como este cartel, colgado en su propia página de Facebook, en la que el senador de Vermon quería hacer el anime real.

Sanders

3. Estas camisetas de la campaña de Hillary

Clinton, consciente del desenfadado atractivo de Sanders entre el electorado demócrata más joven, ha tratado de suavizar su imagen durante su campaña. ¿Con qué éxito? Relativo. La naturalidad y la empatía, por no hablar de la cercanía, no son sus puntos fuertes. Como prueba, la pareja de camisetas aún a la venta en su página web. Primero, un traje-camiseta "que dotará de un nuevo significado" al look casual. Después, una imagen de una joven Hillary Clinton bajo el letrero "Yaaaaas! Hillary". ¡Es súperjoven! (No, no lo es, no hay nada más viejo).

This
Yaaas

4. La sutil publicidad negativa de Trump

The Donald no es un hombre con demasiados pelos en la lengua. Lo demuestra en sus tuits, en sus entrevistas y en su márketing de campaña. Entre sus muchos productos derogativos hacia otros candidatos, nos hemos quedado con la que, bajo cualquier interpretación, es la joya de la corona: una pequeña chapa (apta para colgarla en la solapa de la cazadora) donde vemos una foto de Hillary y un cartel sobreimpresionado que dice "La vida es una perra, ¡no votes por una!".

5. Una copia de la constitución por 1.000 dólares

En el lado republicano es importante ser un patriota. Y defender la constitución. Defenderla mucho. ¿Y qué mejor prueba de tu profundo compromiso con el mandato constitucional de los padres fundadores que firmar un puñado de ejemplares, encuadernarlos tú mismo y venderlos a 1.000 dólares la unidad? Según Rand Paul, ninguno. Ya no es candidato, pero aún podemos comprar sus constituciones a exorbitante precio en la tienda de su campaña.

"Es difícil encontrar a un mayor defensor de la Constitución en el Congreso". Y a uno que se lucre más de ella, Rand.

Rand Paul

6. Una conversación sobre el pene de Trump

Llegados a cierto punto de la campaña electoral, los candidatos republicanos decidieron que el mejor modo de discernir el futuro mejor presidente del país era charlando sobre el pene de Trump. Sobre su tamaño, en concreto. Así, Marco Rubio, en un último estertor de su campaña entregado al barro al que le había empujado Trump, comenzó divagando sobre el tamaño de las manos de su rival (un chiste recurrente) y terminó... Insinuando que tenía el pene pequeño. Trump, en pleno debate, se cercioró de asegurar a la audiencia de que no había ningún problema con su miembro viril. Que podían estar muy seguros.

Fue precioso.

7. Todo lo relativo a la imagen de Ted Cruz

Ted Cruz no cae bien. Es un tipo con pocos aliados internos en el Partido Republicano y cuyo índice de popularidad siempre está por los suelos. Los motivos son variados (al parecer, tener esa cara no ayuda), pero el hombre ha tratado de revertir la situación. ¿Cómo? Abrazando casi cualquier campaña de márketing a su favor que sus seguidores hayan ideado. En esta, le vemos firmando un póster donde su cara se superpone sobre el torso desnudo (y falsamente tatuado) de un modelo. "Blacklisted & Loving It". Un outsider en toda regla. Cuyo márketing, en general, ha sido de lo más extravagante de la campaña.

Cruz
Cruz3

8. Jeb Bush pidiendo que le aplaudan

La campaña de Jeb! fue bastante mal. El hombre, el que más apoyos internos había obtenido en el Partido Republicano y el más moderado de cuantos se presentaban a la carrera, el más presidenciable, descubrió relativamente pronto que sus votantes no querían a otro Bush en la Casa Blanca. Poco a poco, su campaña se fue al garete, lo que, en un personaje como él, derivó en pena. Hasta el punto de pedir a la audiencia que aplaudiera tras uno de sus discursos. Fue la viva imagen de la desolación política.

9. Mike Huckabee fusilando el 'Hello' de Adele

¿Qué hacer cuando no tienes ninguna posibilidad de convertirte en el próximo nominado republicano para las elecciones presidenciales de Estados Unidos? "Utilizar el éxito universal de Adele, 'Hello', para mis propósitos electorales, pero cambiando la letra y utilizando a una cantante mucho menos dotada, claro", se respondió Mike Huckabee, uno de los primeros candidatos en abandonar la carrera. No sin antes dejarnos esta joya atemporal que tuvo que ser borrada de YouTube por violar los derechos de autor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio