Compartir
Publicidad

Después de Ocasio-Cortez, Estados Unidos tiene un nuevo héroe proletario: Rutger Bregman

Después de Ocasio-Cortez, Estados Unidos tiene un nuevo héroe proletario: Rutger Bregman
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

“¿Por qué no te vas a la mierda de una vez? ¡Eres tonto! Espero que esto quede registrado: eres un imbécil. He intentado escucharte, pero eres demasiado irritante”. Son parte de los encendidos comentarios de Tuckler Carlson, uno de los periodistas republicanos más famosos del país y cara habitual de los programas de Fox News, grabados durante la entrevista a uno de sus entrevistados, una respuesta nada habitual del profesional y que por ello se ha viralizado. ¿A qué se debe su enfado?

Sois unos hipócritas, sois el verdadero problema de la economía

Carlson había decidido hablar con el momentáneo héroe de la izquierda en redes sociales, al joven historiador holandés Rutger Bregman. Cuando grababa sus respuestas para un programa de la Fox, se fue encontrando con que Bregman, lejos de asumir su papel en lo que en el periodismo se conoce como una entrevista amable (tú me cuentas cómo has conseguido hacerte famoso, yo te ayudo a promocionar tu libro), aprovechó los momentos para recordarle al republicano que parte del problema político del país era su propia cadena.

¿Y por qué se hizo famoso Bregman? Ante la ausencia de última hora de otro invitado, el prestigioso Foro Económico de Davos, en el que se reúnen muchas de las personas más ricas del planeta para hablar del futuro de la economía, pidió a Bregman que participase en una de sus conferencias. Los dos minutos que le han convertido en una estrella:

1.500 aviones privados vienen aquí para escuchar al señor David Attenborough hablar de cómo nos estamos cargando el planeta. Es decir, he visto muchas conferencias aquí hablando de justicia, igualdad… Pero, ¿por qué no estamos hablando de la evasión de impuestos? ¿De que los ricos no están pagando lo que les corresponde? Me siento como en una convención de bomberos en la que nadie menciona el agua.

No hay que ser ningún lumbrera. Podemos hablar durante horas de estos estúpidos programas de filantropía pero aquí nadie se atreve a hablar de subir impuestos.

Impuestos, impuestos e impuestos, todo lo demás son gilipolleces.

Para los que le hicieron viral, es el ciudadano que se atrevió a decirle al emperador que va desnudo. Ahora, con su intervención troll en Fox y con las decenas de entrevistas que ha dado en las últimas semanas predicando la necesidad de revalorizar las clásicas reivindicaciones de la izquierda, se erige como el nuevo azote de la derecha estadounidense, justo al lado de la joven congresista Alexandria Ocasio-Cortez que tantos quebraderos de cabeza les está dando.

La mentalidad de la escasez

Todas estas intervenciones le sirven, recordemos, para promocionar sus libros. En ellos defiende la necesidad de unos mayores impuestos, la libre circulación de ciudadanos y la necesidad de una renta básica universal (nosotros, por otra parte, no lo tenemos tan claro). Todo esto lo explicaba en una TED Talk de 2017: no es que los menos inteligentes no se convierten en pobres, sino que la pobreza te vuelve menos inteligente. Según estudios que él menciona, vivir en la pobreza corresponde con una pérdida de 14 puntos en el coeficiente intelectual con respecto a la gente que no deriva en pobre. Es un efecto en el pensamiento equivalente a pasar una noche sin dormir o haberte tomado cuatro copas.

De ahí que recrimine a ambos lados del espectro ideológico su tratamiento de los pobres. Para la derecha, deben ser castigados por su incompetencia en el mercado laboral y en la vida. Para la izquierda, es una falta de carácter que debe ser reeducada para subsanarse. Según Bregman, todo esto es erróneo y el problema no está en la gente que es pobre, sino en la gente que es condenada a la pobreza y que, por tanto, se ven condenados a una limitación intelectual.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio