Compartir
Publicidad

Efectivamente, si dudabas de que alguien se llamase Phuc Dat Bich, tenías razón

Efectivamente, si dudabas de que alguien se llamase Phuc Dat Bich, tenías razón
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos sentimos en la obligación de informar, con toda nuestra pesadumbre, de que no existe ningún ser humano en la tierra llamado Phuc Dat Bich. Ni siquiera el australiano de origen vietnamita que, a lo largo de esta semana, ha recorrido todos los medios de comunicación del mundo. Hoy hemos sabido, vía el protagonista de los hechos, que todo se trataba de una gigantesca broma. Phuc Dat Bich (fonéticamente, "Fuck that bitch" en inglés) es en realidad Joe Carr o Thien Nguyen.

He aquí la cronología de cómo tan rocambolesca historia se hizo viral.

En enero de este año, un singular individuo publicó una airada nota en Facebook que recibió cierta atención entre su círculo cercano. En ella, el hombre denunciaba que la compañía censuraba su nombre vietnamita, Phuc Dat Bich, en un ejercicio de intolerable racismo. Facebook es estricto con la selección de nombres de sus usuarios, e interpretaba, al final correctamente, que Phuc Dat Bich, antes que un respetable ciudadano de origen vietnamita, era una broma.

El mensaje de Sr. Phuc decía lo siguiente:

Encuentro altamente irritante el hecho de que nadie parezca creerme cuando digo que mi nombre legal completo es como lo veis. He sido acusado de utilizar un nombre falso, lo cual encuentro muy ofensivo. ¿Es porque soy asiático, verdad? He tenido mi Facebook cerrado en múltiples ocasiones y me he visto obligado a cambiar mi nombre por ni nombre "real", así que solo para que lo comprobéis, mi nombre.

Y acto seguido adjuntaba la siguiente imagen, en la que podíamos observar su pasaporte con su aparente nombre real: Phuc Dat Bich.

Phuc

Durante meses, la historia no fue más allá. Por algún motivo, fue reflotada en las redes sociales esta semana. Los medios anglosajones la encontraron hilarante, claro: Phuc Dat Bich es una forma de deletrear incorrectamente (el misspelling es una corriente de los foros más oscuros del Internet anglosajón) "Fuck that bitch", que significa, ehm, creemos que salta a la vista.

¿No era acaso una genial ironía del destino que un hombre de origen vietnamita tuviera un nombre exactamente igual? Demasiado bueno para no ser publicado.

Como es natural, la historia debería haber despertado algún que otro recelo. El problema, como explica Nga Pham, de BBC Vietnam, es que era verosímil. El sistema de nombres vietnamita es complejo, y Phuc Dat Bich podría ser un nombre real. Otro ejemplo: en 2012, esta youtuber de origen vietnamita explicaba cómo pronunciar en su idioma natal Phúc Đạt Bích:

De algún modo, Facebook permitió al Sr. Phuc mantener su identidad (que es la que aparece ahora en su perfil), en una pequeña victoria para un ser minoritario frente a una gran corporación. La comunidad digital se volcó con él, señalando lo injusto (y ligeramente racista) de la política de Facebook. El propio Sr. Phuc manifestó su gratitud en FB poco después.

Hasta hoy:

Lo que empezó siendo una broma entre amigos se convirtió en una broma que engañó a todos los medios, y sacó lo mejor de todas las personas que trataron contactaron conmigo. No me llegó la ira y la oscuridad que solemos ver en Internet, sino una ligereza y humanidad en un tiempo en el que más las necesitamos.

Era todo un gigantesco bulo. Tras explicar que, en realidad, la broma trataba de denunciar las políticas de nombres de usuario de Facebook (y la capacidad de nosotros, los medios, de comprar cualquier historia sorprendente con la que nos topamos en la red), Phuc Dat Bich se despedía de sus más de 40.000 seguidores revelando su auténtico nombre: Joe Carr.

¿Auténtico? Hay motivos para dudarlo. El principal, parece otro juego fonético: Joe Carr = Joker.

Phuc El Sr. Phuc, ejerciendo su libre derecho a comer snacks en el maletero de su automóvil.

En Mashable han logrado descubrir la publicación de, al parecer, un amigo de juventud del Sr. Phuc/Carr, en el que revela su verdadera identidad: Thien Nguyen. Se han tomado la molestia, además, de cruzar los datos de la matrícula de su coche (hay varias fotos públicas en su perfil de Facebook) con una base de datos australiana. Correlaciona con Thien Nguyen. ¡Otra inapelable victoria del periodismo!

Quien sí parece haber ganado es el propio Nguyen. Lo cierto es que Facebook sí tenía problemas con su política de "nombres reales", dado que interpretaba como falsos una gran variedad de nombres de culturas nativas, asiáticas o africanas. Hace poco supimos, vía Engadget, que la compañía se está replanteando su política. A partir de ahora, como reclama Nguyen, es posible que, por fin, podamos utilizar nombres falsos con el permiso de la compañía.

No, nadie se llama "Fuck That Bitch".

Posted by Magnet on Miércoles, 25 de noviembre de 2015

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio