Publicidad

Sí, Elon Musk tiene a un mono con cables en el cerebro jugando a videojuegos. Pero hay una explicación

Sí, Elon Musk tiene a un mono con cables en el cerebro jugando a videojuegos. Pero hay una explicación
15 comentarios

Hace unas horas el multimillonario y fundador de Tesla Elon Musk hablaba de los proyectos que sus empresas llevan entre manos. Lo hacía en Clubhouse, la red social en formato de mensajes de voz, contestando a varias preguntas y haciendo algunos comentarios al respecto. La verdad es que lanzó verdaderas bombas, como no podía ser de otra manera tratandose de él. Afirmaba que llegaremos a Marte en cinco años y medio, que es un fan declarado del bitcoin o que cree en la existencia de tecnología extraterrestre. También dijo que tiene a un mono con cables en el cerebro jugando a videojuegos, un comentario —quizás desafortunado— que ha sido muy comentado en Reddit y que se ha hecho eco en muchos medios tecnológicos.

Pero para entender esta afirmación hay que hablar de la compañía Neuralink y del desarrollo de chips que Musk lleva a cabo desde hace años para personas con parálisis.

Sobre los monos. "Es un mono feliz", les contaba Musk a los usuarios en la plataforma privada, donde se suelen tener conversaciones informales improvisadas. Se llegó al límite de integrantes de una sala, 5.000, aunque varios usuarios se las ingeniaron para retransmitir la sesión en directo en YouTube o Twitch mientras en Twitter su intervención incendiaba la red social. También contaba que los videos de los simios "enchufados" se lanzarían pronto, tal vez en menos de un mes.

En resumen, lo que dijo era esto: "Tenemos un mono con un implante inalámbrico en su cráneo con pequeños cables que puede jugar a videojuegos con su mente. Tenemos las mejores instalaciones para monos del mundo y queremos que jueguen al Mind-Pong entre ellos".

Un proyecto que va más allá. Puede ser que lo del mono resulte, a priori, chocante, sobre todo para aquellos que no conocen bien la tecnología que lleva a cabo Neuralink. Pero lo cierto es que, como bien contaba el fundador de Tesla, el objetivo de esta tecnología es abordar las lesiones cerebrales y espinales y recuperar la capacidad dañada o perdida de las personas gracias a un chip implantado."Hay versiones primitivas de este dispositivo con cables que salen de tu cabeza, pero es como un Fitbit en tu cráneo con pequeños cables que entran en tu cerebro", explicaba.

Muchas personas en circunstancias extremas han estado dispuestas a implantar diferentes tipos de dispositivos en sus cabezas que estimulan partes del cerebro para recuperar capacidades como la visión o controlar los temblores causados ​​por el Parkinson. Pero estos procesos a menudo conllevan graves riesgos a largo plazo. La idea es este proyecto es crear una especie de dispositivo que pueda "leer" la mente de manera segura e indefinida dentro de la cabeza de alguien.

¿Qué es Neuralink? Con sede en San Francisco, el equipo de Neuralink de alrededor de 100 personas está tratando de desarrollar desde 2017 un sistema de transmisión de datos entre personas y ordenadores. El objetivo a corto plazo sería tratar varios trastornos cerebrales graves como el Alzheimer, aunque en última instancia la ambición de Musk es lograr la "simbiosis con la inteligencia artificial".

El diseño actual adopta la forma de un chip implantado detrás de la oreja, conectado a hilos de electrodos de aproximadamente una cuarta parte del ancho de un cabello humano, que se insertan en el cerebro, donde pueden estimular las neuronas o células nerviosas. A largo plazo, Musk afirma que Neuralink podría permitir que los humanos se envíen conceptos entre sí mediante la "telepatía" y se puedan guardar después de la muerte, recolocándose en otro ser humano o ordenador.

Pruebas en animales. Durante los últimos años, no han sido pocos los que se han lanzado a criticar que se usen animales para el desarrollo de este tipo de tecnologías. Respondiendo a una pregunta sobre si la compañía había realizado pruebas con animales, Musk respondió que había realizado pruebas en ratas y monos —también se han hecho en cerdos—, y agregó que el trabajo de la compañía con monos se había realizado en conjunto con la Universidad de California, garantizando su seguridad. "Deseamos no tener que trabajar con animales y que no tuviera que ser un paso obligatorio en el proceso, pero lo es", dijo un ingeniero de la compañía. Aunque hace poco anunciaron que esperan comenzar las pruebas en humanos antes de finales de año.

El futuro. Neuralink, que ha recaudado más de 125 millones de euros de inversores apuesta a que millones de personas eventualmente optarán por mejorar cibernéticamente. "No va a ser algo obligatorio. Es algo que se puede elegir si tener o no. Pero creo que es algo que será realmente importante a nivel de civilización”, señalaba el multimillonario.

Los filósofos y algunos entusiastas de la ciencia ficción han imaginado durante mucho tiempo cómo sería acelerar su capacidad intelectual o leer los pensamientos de otra persona. Últimamente, varias startups se han lanzado en la hazaña. Empresas como CTRL-labs y Kernel están trabajando en dispositivos externos para detectar patrones de activación de neuronas desde fuera del cuerpo de una persona y transmitirlos a un ordenador. El siguiente nivel es averiguar cómo insertar de forma segura un dispositivo en el cerebro, donde las señales neuronales son más fuertes. Y ahí es donde Neuralink podría jugar un papel importante.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio