Compartir
Publicidad
Publicidad

Este chico ha inventado un nuevo género musical: convertir diálogos de películas en solos de batería

Este chico ha inventado un nuevo género musical: convertir diálogos de películas en solos de batería
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El hombre que creaba circuitos de canicas. Las bailarinas de Daft Punk. Los vídeos de OK GO. Casi todo lo bueno que le ha pasado a los memes de Internet, a los fenómenos donde no se genera ningún tipo de odio con ello, lo ha protagonizado gente creativa con aspiraciones artísticas. Personas con una inclinación a la artesanía y que posee un raro talento compartido por pocas personas, si no solamente él o ella en exclusiva.

Se ha prendido ahora el brillo de aquellos días (tan 2007) gracias a David Dockery. Este joven irlandés de 25 años ha causado un pequeño revuelo en distintas plataformas gracias a su talento para la reinterpretación de diálogos humanos en formato de solo de batería acid jazz.

Aunque Dockery llevaba tiempo alimentando su canal de Youtube con prácticas y covers de canciones tradicionales tanto a guitarra como a batería. También haciendo su propia versión de canciones de videojuegos y películas así como acompañamientos a actuaciones de músicos famosos. Pero ha sido gracias a la serie It’s Always Sunny que ha pasado a la galería de la fama.

El video de It’a Always Sunny lo han visto tres millones de personas en Facebook y al menos medio millón más a través de Youtube, pero su arte está llegando a más gente: gracias a la también remezcla sonora de un diálogo de la película de Willy Wonka Un mundo de fantasía (la versión de 1971) puede que haya allanado el terreno para toda una afición a este nuevo arte, tal y como le suplican en los comentarios.

El talento de Dockery es doble. No es sólo capaz de crear un acompañamiento perfecto que simule los tonos y cadencias de los intérpretes actorales de estos clips. No, con sus vídeos también logra que captemos la musicalidad inherente a los diálogos que ha seleccionado, ayudando a que nosotros, después de ver su propuesta, le prestemos más atención a las voces de las películas para descubrir su arte inherente.

Desde aquí querríamos hacerle a Dockery dos propuestas para sus próximas creaciones. Como verás, sólo con dejarte por aquí los diálogos podrás imaginarte en tu cabeza la versión a percusión de la escena. La primera, el monólogo inicial de La chaqueta metálica:

Y por supuesto, el discurso de Network, un mundo implacable:

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos