Publicidad

La primera película animada hecha sólo con pinturas cuenta la vida de Van Gogh y luce increíble

La primera película animada hecha sólo con pinturas cuenta la vida de Van Gogh y luce increíble
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hay numerosas películas que explican la historia personal de Van Gogh, su tráfica existencia y la relación directa con sus emblemáticos cuadros, pero ninguna de ellas la cuentan a través de óleos sobre lienzos. Loving Vincent sí.

Bienvenidos al último hito de la animación. El proyecto, que acumula más de seis años de trabajo a sus espaldas, es una película animada con cuadros pintados al modo del histórico maestro neerlandés. Yup: cada escena, cada encuadre, cada movimiento de los personajes se ha pintado sobre un óleo sobre lienzo, tal y como lo hiciera en su momento Van Gogh. Es una película pintada, literalmente, en toda su extensión, y luce increíble.

El proyecto, como se explica aquí, surge de la mente de su directora, Dorota Kobiela, apasionada tanto por la vida de Van Gogh. Kobiela quería realizar una película animada que contara la vida del maestro a través de sus pinturas, pero era consciente de que cualquier animación palidecería frente a sus lienzos. Así que ideó la película pintada, una animación donde los cuadros de Van Gogh sirven de escenario y proporcionan a los personajes.

115 pintores para 900 lienzos animados

Kobiela obutvo el apoyo de BreakThru Films, una productora galardonada con un Oscar por su trabajo en Peter and the Wolf y accedió a un presupuesto lo suficientemente abultado como para ejecutar su ambicioso proyecto.

Desde entonces, la película se está desarrollando en dos niveles. Por un lado, de forma tradicional dentro de la animación: los actores interpretan su papel sobre un fondo verde o en escenarios similares a los cuadros de Van Gogh y después un equipo de animación aplica CGI para convertirla en una historia animada. Lo interesante viene ahora: luego, un equipo de 115 pintores de todo el mundo traduce cada escena en un lienzo, en un plano real.

Pintan el movimiento de los frames, ausente en las obras de Van Gogh. Y lo hacen imitando el estilo del maestro.

No sólo eso: dado que no pueden (ni quieren) inventarse un cuadro de Van Gogh, todas las escenas surgen de los cuadros pintados en su momento por el autor (el archivo es monumental). El proceso, resumido: los actores y el equipo de animación recrean un cuadro de Van Gogh para que, después, esa recreación se traslade de nuevo a miles de óleos sobre lienzos que imitan las pinturas originales de Van Gogh. Todo para dotarles de vida.

El proceso es una locura y ya hay teaser. Luce así:

Y queremos más, claro.

Un elenco de notables actores

De momento se desconoce cuándo será estrenada, pero se espera que a lo largo de este año. La película no ha escatimado en recursos. Los actores que dan vida a los personajes pintados por Van Gogh a lo largo de su vida tienen talla: entre otros, se pueden contar a Saoirse Ronan, actriz nominada en dos ocasiones al Oscar, o Jerome Flynn, reconocible por su papel en Juego de Tronos, además de Helen McCrory (Harry Poter) o Eleanor Tomlinson (Poldark).

El argumento de la película es la vida de Van Gogh y su muerte, en extrañas circunstancias. Lo que conlleva algunas preguntas. ¿qué pasa con todas esas escenas de su vida que no fueron pintadas por él mismo? Pese a que Van Gogh fue un hombre altamente referencial, que se dedicó a narrar su vida y la de los personajes que le rodeaban, siempre habrá aspectos de su relato que no hayan quedado inmortalizados en cuadros.

Esas escenas, que tienen que existir en la película, se han realizado imitando el aspecto de fotografías antiguas, en blanco y negro, manteniendo estilos y trazos de Van Gogh. Ante la negativa de crear nuevos cuadros de Van Gogh que no existen en la realidad, el equipo de producción y de pintores recrean escenas (pintadas) como si fueran flashbacks en blanco y negro. Otros cuadros y escenas sí presentes en la obra de Vincent han tenido que ser ampliadas, transformadas o interpretadas desde otras perspectivas.

El resultado: más de 62.000 frames repartidos a lo largo de casi 900 lienzos. Un trabajo titánico no sólo por el proceso narrado anteriormente, sino por la forma de dotar de movimiento a los cuadros: cada lienzo puede contar con más de una veintena de movimientos que han de ser pintados y corregidos sobre el lienzo base. Trabajo de chinos, pero tiene recompensa.

¿Merecerá la pena? Por lo visto en los teaser, en la web de la película y en el tráiler, sí. Al menos visualmente. Si quieres saber más sobre el proyecto, en este vídeo de seis minutos la propia productora lo explica en profundidad. Ah, y si quieres comprar alguno de los lienzos, puedes hacerlo aquí (muchos ya se han vendido, quedan otros por salir).

Algunas imágenes de los lienzos empleados

Actores
Cuadro
Cuadro2
Cuadro3
Cuadro5
Cuadro4
Cuadro6
Cuadro7
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir