Compartir
Publicidad

La emotiva reacción del hombre que salvó a 669 judíos del Holocausto al reencontrarse con ellos años después

La emotiva reacción del hombre que salvó a 669 judíos del Holocausto al reencontrarse con ellos años después
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No ganó el Nobel de la paz, pero nadie se lo mereció más que él.

De entre los mayores héroes de la Segunda Guerra Mundial estaba un joven corredor de bolsa inglés llamado Nicholas Winton. Como la mismísima encarnación del Schindler británico (así le conocerían muchos después), arriesgó su vida durante los tiempos del Holocausto para salvarle la vida a cientos de personas en Checoslovaquia. Con una mezcla de ingenio y organización consiguió evitar el asesinato de 669 personas, especialmente niños judíos.

Nicholas Winton In Prague

La campaña que protagonizó se conoció como la “Czech Kindertransport”, o el transporte de niños checos. Todo empezó cuando llegó a Praga. Él tenía intención de pasar unas semanas de vacaciones esquiando, pero un amigo le dijo que le ayudase con las tareas de asistencia en los campos de refugiados de la zona, donde miles de seres humanos vivían en condiciones infrahumanas.

La situación le marcó profundamente. Decidió montar una oficina improvisada en la habitación del hotel en el que se hospedaba y comenzó a elaborar un plan para sacar del país a tantos niños judíos como fuera posible para llevarlos a otros países y salvar sus vidas.

Al poco tiempo recibió un alud de solicitudes. Pidió refugio para los niños y hombres a las naciones extranjeras. Sólo Suecia se comprometió a ayudar a algunos niños así como Gran Bretaña, que le puso una serie de condiciones: sólo podrían ir los niños en caso de tener una familia británica asignada, y cada pequeño debería comprometerse a abonar por anticipado un depósito de 50 libras por cada niño para pagar su futura vuelta a casa.

Winton tuvo que volver a su trabajo en Reino Unido, y aprovechó su estancia para gestionar rápidamente el auxilio a los niños. Él y un grupo de entusiastas salieron a pedir ayuda a las iglesias, a las familias. Y buena parte del pueblo se volcó. Varios hogares aceptaron hacerse cargo de los niños y de sus gastos.

Nicholas Winton 014

El primer transporte de esos 669 judíos tuvo lugar en marzo de 1939, y en los siguientes meses se organizaron otros siete transportes, todos por tren. Todo marchaba según lo previsto, había miles de solicitantes de asilo, con lo que el flujo de refugiados podría continuar. Pero el 1 de septiembre el tren que salía de Praga nunca llegó a su destino.

En él iban a viajar otros 250 niños, pero ese mismo día Alemania invadió Polonia y cerró las fronteras. El transporte, literalmente, desapareció. Ninguno de los menores volvió a ser visto nunca más. Fueron 250 víctimas que se sumaron a los más de 15 000 niños que perecieron asesinados en Checoslovaquia durante la Segunda Guerra Mundial.

Dl U254972 007

Winton no habló de ninguno de esos hechos hasta 50 años después, cuando su esposa encontró en el ático de su cada unos documentos llenos de nombres y fotografías. Era la lista de los niños que había salvado. Años más tarde, en 2003, la Reina Isabel II le concedió el título de Caballero, y la República Checa le concedió la condecoración de la Orden del León Blanco en 2014. Tenía 105 años, y al año siguiente fallecería.

Pero de él nos ha quedado también otro impresionante documento, gracias a un programa de la BBC de 1988. Los responsables de That’s Life! Quisieron darle a Winston una sorpresa. Invitaron al héroe junto con un montón de personas en la audiencia, que se sentaron a su alrededor. No le dijeron de qué iba el programa, tampoco le explicaron quiénes eran esos asistentes. El resultado puedes verlo en el siguiente video.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio