"¡Mamá, estoy bien!": la historia tras uno de los momentos más surrealistas de la televisión española

"¡Mamá, estoy bien!": la historia tras uno de los momentos más surrealistas de la televisión española
18 Comentarios

España ha vivido este fin de semana uno de los momentos más tensos que se recuerdan recientemente en televisión. La que podría ser perfectamente una escena cinematrográfica de primera clase tenía lugar en el canal autonómico de Castilla-La Mancha, aunque afortunadamente, y gracias a las redes, todos los españoles hemos podido ser cómplices de semejante acontecimiento. Concretamente, durante la emisión de la semifinal del concurso de copla A tu vera.

Lo que verán ustedes a continuación es la surrealista historia de Sandrina Martínez (ya un icono de la cultura popular de nuestro país) y su madre (viva hasta el momento).

El concurso suele celebrarse semanalmente y busca nuevas voces de la copla y la canción española. El sábado celebraba el final de la gala donde dos de los participantes se baten en duelo para así decidir quién permanece en la competencia. Y Martínez, vestida con los mejores atuendos para defender su canción, se jugaba el pase del concurso con su versión de Triniá, de Concha Piquer.

Todo iba bien durante los primeros segundos hasta que tras varios compases de la canción, la artista dejó de cantar y comenzó  a moverse de un lado al otro del escenario sin un rumbo fijo. Algo le estaba comiendo por dentro. "¿Puedo empezar otra vez? Por favor, que me la sé entera. Repetidla, por favor, me la sé entera", suplicaba la concursante.

Había olvidado momentáneamente la letra. Pero la mujer, que pidió durante la actuación que le permitieran volver a empezar, vio sus súplicas desatendidas a consecuencia de las normas del concurso. Una situación que la llevó al enfado, a tenor de sus aspavientos gestuales. Cuando retomaba el control del tema por unos segundos, Sandrina volvía a parar en seco y, poco después, se marchaba al fondo del plató. Aun así, la cámara ha captado cómo la mujer se tambaleaba y, finalmente, se desmayaba.

La cantante se agachó para después tenderse bocarriba y con los brazos en cruz, situación que dejaba perplejos al resto de sus compañeros. Algunos gritos de "asesina" mezclados con la música de ambiente ya nos alertaban de que el momento permanenecería en la retina de cualquier espectador que se encontrara viendo aquello. La cara del pianista: un poema. Seguía tocando incrédulo de lo que veían sus ojos.

La historia no iba a terminar aquí. De hecho, lo mejor estaba por llegar. Al otro lado del escenario, en las gradas, las demás cámaras captaban inmediatamente a una señora inmóvil que estaba siendo socorrida por algunas personas del público: la madre de Sandrina. Fuera de sí, estaba sufriendo un ataque de nervios considerable.

"¡Que estoy bien mama!", repetía sin cesar Sandrina, que se levantaba del suelo a la velocidad del rayo para remediar el tremendo susto que se había llevado su madre al verla protagonizar tan dantesca escena. "¡Mamá, mamá! Estoy bien", aunque el estado de su progenitora era más preocupante que el suyo propio.

El programa optaba, entonces, por mostrar solo el pantallón del set y evitar enfocar la crisis de ansiedad de la señora. Nunca un plano con el cartel RETO FINAL había sido crepuscular. A continuación, las cámaras daban paso a Alicia Senovilla que, botella de cocacola en mano detrás del abanico (por la sorpresa), daba carpetazo al asunto anunciando el final de programa y disculpándose con la audiencia. "Señores, estamos un poco sorprendidos. A Sandrina los nervios le han jugado una mala pasada, nos marchamos", decía la presentadora totalmente alucinada por la situación.

Mientras que aún se escuchaban los gritos de la concursante que repetía sin cesar "¡Mama que estoy bien!", la veterana conductora despedía el programa: "Les esperamos el próximo sábado a las 10 de la noche. Yo creo que, al final, los nervios no son buenos compañeros".

Afortunadamente, todo quedó en un susto según confirmó horas después A tu vera a través de Twitter: "Después de lo ocurrido en el final de gala de hoy, queremos mandar un mensaje de tranquilidad y comunicar que Sandrina se encuentra bien. La semana que viene os mantendremos informados y sabremos el desenlace del reto final". La misma presentadora incluso publicaba en Instagram una foto junto a los participantes (Sandrina a su lado) para tranquilizar a la audiencia.

Gracias por tanto, Sandrina. Esperemos que estés bien de verdad.

 

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio