Las personas más ricas de la historia de la humanidad, en un detallado mapa

Las personas más ricas de la historia de la humanidad, en un detallado mapa
18 comentarios

La búsqueda de riqueza es tan antigua como la humanidad misma y se extiende a lo largo de generaciones de miles de años. La mayor parte del progreso se ha dedicado a la adquisición de poder y lo que ello reporta. Cuando pensamos en la riqueza hoy en día, nos vienen a la cabeza las enormes fortunas personales de magnates como Bill Gates, Elon Musk, Jeff Bezos o Warren Buffett. Sin embargo, sólo ha sido una norma medir la riqueza por "cuenta bancaria" desde la Revolución Industrial.

Y, en realidad, han existido personas que acapararon fortunas más grandes, inconcebibles para muchos.

Durante la mayor parte de la historia humana registrada, de hecho, las líneas en torno a la riqueza han sido bastante borrosas. Líderes como César Augusto o el emperador Shenzong tuvieron el control absoluto de sus imperios, con una abundancia de patrimonio, oro y tierras inconmensurables. Esta infografía publicada por Visualcapitalist junto a Texas Precious Metals ilustra en un mapa cuáles han sido las personas más ricas de la historia hasta la Revolución Industrial, y destaca hechos clave y anécdotas sobre cómo crearon su riqueza.

Mapa de las personas más ricas del mundo.

Puedes ver el mapa en su máxima resolución aquí.

El ranking de riqueza

En primer lugar, gran parte de la riqueza en los primeros períodos está ligada a la tierra (Gengis Kan) o a los imperios (Augusto o Akbar el Grande), lo que hace que los cálculos sean extremadamente subjetivos. ¿Cuánto vale la mayor parte de la tierra de Asia en el año 1219? ¿Qué separa la fortuna personal de las riquezas de un imperio sobre el que uno tiene pleno control? Es complicado saberlo. Y hay una amplia variedad de respuestas a estas preguntas.

En segundo lugar, los registros de la antigüedad son escasos, exagerados o se basan en leyendas e historias orales. Por ejemplo, el rey Salomón o Mansa Musa son personajes descritos como impresionantemente ricos en los libros de historia, por lo que tratar de poner su riqueza en un contexto moderno es casi imposible e inexacto.

En Magnet hemos hablado de este último. Según sus contemporáneos, no se puede sondear la riqueza de Mansa Musa, gobernante del Imperio de Malí en 1312. Su patrimonio neto ha sido valorado por los estudiosos de hoy en día en alrededor de 400.000 millones de euros (más del doble de Bezos). Su reino se extendía por aproximadamente 3.200 kilómetros, desde el Océano Atlántico hasta el actual Níger, abarcando partes de lo que ahora son Senegal, Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger, Gambia, Guinea-Bissau, Guinea y Costa de Marfil.

Su imperio floreció gracias a amplios recursos naturales como el oro y la sal. De hecho, controlaba más de la mitad de la oferta mundial en ese momento. En total, su imperio representó casi la mitad del oro del Viejo Mundo, según indican algunos investigadores del Museo Británico.

Pero la riqueza y las tasas de conversión también se pueden abordar de diferentes maneras. Tomemos el ejemplo de Marco Licinio Craso, en la República Romana, que tenía una fortuna máxima de "200 millones de sestercios". Ese alijo podría valer entre 200 millones de euros y 170.000 millones, dependiendo de cómo se hagan los cálculos.

¿Cómo acapararon tanto?

Si bien es interesante especular sobre la riqueza de las personas de siglos pasados, concebir una lista definitiva es excepcionalmente difícil. Los estudiosos no siempre coinciden en quién pudo ser el número uno. Es decir, es muy complicado calcular hoy en día el valor del patrimonio de hace tantos siglos. Esta lista publicada en forma de gráfico por TitleMax sugiere diferentes candidatos.

Lista de las personas más ricas de la historia.

Puedes ver la lista en su máxima resolución aquí.

El primer puesto en muchos de los rankings que podemos encontrar en Internet lo ostenta César Augusto, primer emperador del Imperio Romano. Se estima que tiene el mayor patrimonio neto de la historia (4,4 billones de euros en dinero moderno) y llegó a poseer una quinta parte de la riqueza de un imperio que representaba alrededor del 30% del producto interior bruto de todo el mundo.

Otro posible aspirante es el emperador Song Shenzong: también líder de un imperio que representaba el 30% del PIB mundial en ese momento y valorado en billones, el de China. Sin embargo, es difícil separar su riqueza personal de la de su país. Lo mismo sucede con Gengis Kan, otro de los emperadores más rentables y aterradores de la historia. Algunas estimaciones de su patrimonio neto le otorgan cifras de cientos de miles de millones de euros y otras sostienen que sólo tenía una cantidad enorme de tierra en lugar de riqueza personal.

En la historia más reciente encontramos a Jacobo Fúcar​, apodado “el Rico”, ocasionalmente “el Joven”. Fue el banquero y comerciante más rico y conocido de Europa en su tiempo. A pesar de tener un valor estimado de 400.000 a 500.000 millones, la mayoría de la gente no conoce la historia de este magnate católico alemán de la era del Renacimiento. Tenía un control estricto sobre las industrias del cobre y textiles en Italia e incluso otorgó préstamos a los miembros de la realeza de la Casa de Habsburgo. Comenzó lo que muchos consideran el primer programa europeo de vivienda social, el Fuggerei, sólo permitido a los católicos.

Llegando a la cabeza de lista encontramos a John D. Rockefeller, el magnate del petróleo. El valor de su fortuna se estima en 600.000 millones. Las cifras de patrimonio neto para él están un poco sesgadas, pero sus 1.000 millones en dinero de antaño valdrían varios cientos de miles de millones ahora. Fue el fundador de la Standard Oil Company, que dominaba la industria petrolera. También fue el primer gran fideicomiso empresarial estadounidense y definió la estructura de la filantropía moderna.

Rockefeller fundó Standard Oil como una sociedad de Ohio con su hermano William junto con Henry Flagler, Jabez Bostwick, el químico Samuel Andrews y un socio silencioso, Stephen V. Harkness. A medida que el queroseno y la gasolina aumentaron en importancia, la riqueza de Rockefeller se disparó y se convirtió en el hombre más rico del mundo.

¿Y el rey Salomón? La Biblia dice que tenía una fortuna que empequeñecía a todas y cada una de las personas que vivieron antes que él. Esto lo convirtió en la persona más rica del mundo durante los 40 años que reinó. Cada año, recibió 25 toneladas de oro. Una tonelada de oro vale 60 millones de euros a 1.800 euros por onza. Por lo tanto, 25 toneladas durante 40 años de su reinado equivalen a 64.300.800.000 euros.

Y esto no incluía los ingresos derivados de los negocios, el comercio ni el tributo anual que le pagaban todos los reyes y gobernadores de Arabia. El trono del rey Salomón estaba revestido de oro puro, con adornos de marfil. Todas las copas y artículos para el hogar del palacio de Salomón eran de oro puro. Según los informes, era tan rico que durante los años de su reinado sobre Jerusalén, la inmensa riqueza hizo que la plata se considerara de poco valor y tan común como las rocas. Y no, nada en el palacio de Salomón estaba hecho de plata.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio