Es posible darle la vuelta al coche en cualquier lugar, por estrecho que sea. Este vídeo es la prueba

Es posible darle la vuelta al coche en cualquier lugar, por estrecho que sea. Este vídeo es la prueba
15 comentarios

Se trata de una elección familiar para cualquier conductor. Tras escoger un camino erróneo, es hora de dar la vuelta. En ocasiones la tarea es complicada. La vía en cuestión es estrecha, pequeña, no tiene salida, se encuentra en una cuesta. Dar marcha atrás sería peligroso. Rotar el coche 360º, colocar el morro allá donde está el culo, se antoja directamente imposible. ¿Cómo salir del atolladero?

La cuestión habrá provocado los sudores fríos de muchos en situaciones aparentemente límites. Pero siempre hay salida. Siempre. Incluso en los callejones más estrechos que uno pueda imaginar. Un vídeo viralizado durante las últimas semanas ofrece un buen ejemplo práctico. En él observamos a un coche de tamaño bastante respetable apostado en una rampa sin salida. A su izquierda tiene lo que aparenta ser un barranco, una caída libre. A su derecha, un muro de piedra.

¿Sale?

Vaya que si sale. Nuestro héroe comienza a mover el coche de un lado a otro,  milímetro a milímetro, hasta que le da la vuelta. El morro siempre se encuentra a unos pocos milímetros de la roca. La rueda trasera pasa largos segundos apoyada al límite de la caída. Pero el conductor en cuestión no falla. Se limita a administrar su paciencia en cada giro de volante, en cada cambio de marcha. El ritual, tan bien aprendido por todos en la autoescuela (corregir, girar, corregir, girar) se lleva aquí al máximo.

La pieza ha causado sensación en redes sociales por lo improbable de la hazaña. En rigor, tiene algo de truco. Otro vídeo revela lo que hay realmente bajo el "barranco": otra carretera. La caída, de unos tres metros, es menos impresionante que lo que sugería la imaginación. Era una actividad menos extrema, pero la técnica es igualmente admirable. El culo del coche pasa más de un minuto sostenido sobre una delgada línea.

Tanto la identidad del conductor como el lugar en el que transcurre la acción como el contexto de la misma no se explican en la descripción del vídeo. El titular sí sugiere que se trata de un "experto" mostrando cómo darle la vuelta al coche en cualquier situación. Tanto la localización como los rótulos que aparecen al comienzo como la matrícula indican que podría haberse grabado en China. El coche cuenta con varios logotipos (HKS, una marca de componentes de vehículos de competición; y WRC, las siglas del Campeonato Mundial de Rallies) que apuntan a una exhibición profesional.

Imagen: DrivingSkill/YouTube

Temas
Inicio