Compartir
Publicidad

Regreso al Futuro cumple 30 años y estamos con Robert Zemeckis: no hace falta un maldito remake

Regreso al Futuro cumple 30 años y estamos con Robert Zemeckis: no hace falta un maldito remake
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana en la que Regreso al Futuro celebra sus tres décadas, su director se ha mostrado en contra de una posible revisión de la trilogía. Puede hacerlo, hay una cláusula en el contrato que les permite a él y al guionista Bob Gale la última palabra en el desarollo de la franquicia. Y creemos que hace bien. No por el remake en sí, “que es algo que sucederá cuando estemos muertos”, sino por lo que implica: Hollywood cada vez tiene menos ideas propias.

Regreso al pasado

Para Zemeckis, un remake de Regreso al Futuro sería “como decir ‘vamos a hacer un remake de Ciudadano Kane. ¿A quién vamos a coger para hacer de Kane?’. ¿Qué locura es ésta?”. Y sí, para él y para toda una generación que se resiste a abandonar el pasado, Michael J. Fox ES Marty McFLy. No hay vuelta atrás. Es posible que la industria del cine actual tenga claro a quién querría para hacer del nuevo McFly

Soon

y del nuevo ‘Doc’ Brown.

Tumblr Inline Npg9p50qnp1qderj8 500

La trama, posiblemente, giraría en torno a los terroristas libios de la primera parte. ‘Doc’ Brown tiene un secreto que puede cambiar para siempre el curso de la guerra y los terroristas intentan destruirlo. El gobierno manda a su mejor hombre, Marty McFly, para que le ayude. Aparecen dinosaurios, robots, más terroristas y al menos cinco escenas en las que el Delorean tiene que superar los 350 kilómetros por hora mientras embiste a otros vehículos.

En la segunda parte viajan al futuro donde todo ha salido mal y tienen que acabar con Hitler. En la tercera, deciden salvar a Abraham Lincoln y traerlo al presente para que vuelva a ser presidente de Estados Unidos. Lincoln es Michael Fassbender. Recaudación total: 5.800 millones de euros.

Y apostaría la mitad de esa cantidad a que hay al menos dos pitch parecidos a éste encima de las mesas de un par de ejecutivos de Hollywood. Ya que estamos, pagaría la entrada de una trilogía así. Quejándome muy fuerte de que han violado mi infancia. Pero, por dios, iría. Como a cualquier cosa en la que estén The Stath y The Rock. Y Hollywood lo sabe.

El eterno retorno de lo mismo

El problema, como indica el siguiente gráfico, es que ya no hay ideas originales en Hollywood.

Loss Of Originality Stats8

Las ideas originales estorban, son arriesgadas, se basan en franquicias que no conoce nadie y hay que gastarse más dinero para que la gente vaya a verlas (porque ésa es otra: se gasta tanto dinero en promocionar la peli como en rodarla a estas alturas. A veces más. Y en los videojuegos pasa igual).

La taquilla mundial de 2014 nos permite ver el mismo juego entre los diez primeros: siete secuelas, dos adaptaciones e Interstellar. De esas siete secuelas, dos se basaban en libros, tres en cómics, una en un remake y la otra en unos juguetes japoneses.

1svfi

Así que estamos con Zemeckis. Un remake de Regreso al Futuro (o los planeados de Golpe en la Pequeña China y Los/Las Cazafantasmas, porque ahora le toca el turno a los años 80) o el exitazo en taquilla de Jurassic World -una peli que se tira todo su metraje reflexionando sobre si es neces… ¡mira, dinosaurios!- son malas señales. Significan que hay menos hueco para que un día una productora decida arriesgar por un guión y un director diferentes. Y que, dentro de 30 años, no habrá lugar a que alguien decida recuperar esa película especial de la década presente.

Dicho esto, voy a ver si me dejan reservar ya las entradas para el Episodio VII.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio