Compartir
Publicidad

¿Te parece que todas las críticas de cine son iguales? Esta máquina te da la razón

¿Te parece que todas las críticas de cine son iguales? Esta máquina te da la razón
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Deformación profesional del gremio? ¿Algún tipo de acuerdo tácito para elaborar un lenguaje común y endogámico? ¿Simple y llana pereza? Leer crítica de cine que se publica en las cabeceras y revistas más importantes puede suponer un ejercicio difícil, uno que obligará al lector a esforzarse por conocer los códigos habituales de su particular dialecto o, simplemente, distinguir cuál es la originalidad de unos textos que, cuantos más hayas leído, más sospechas que podrían estar escritos por un bot.

Eso piensan muchos lectores habituales, a los que encontramos denunciando esta práctica cada tanto en los comentarios de las noticias en las web y redes sociales, a veces refiriéndose a la simpleza de sus afirmaciones y otras atacando el oscurantismo de sus palabros. A la misma conclusión ha llegado también Faustino Sánchez (artista, desarrollador de software en sus ratos libres y crítico habitual) en Detour, revista especializada en el análisis fílmico. Pero él ha ido un paso más allá.

Criticando

Al igual que George Orwell soñó con un generador automático de canciones pop (máquina que, por cierto, más o menos ya existe), él ha creado la mecanocrítica, un robot que escribe prototípicas reseñas de cine. Es todo muy sospechoso: esta máquina contiene un algoritmo que da totalmente el pego. Vean o no si levantan ustedes la ceja:

“La película no solo consigue hacer llorar al espectador y abstraerse de todo, sino que alcanza momentos de verismo y emoción auténtica con los que solo unas pocas obras escogidas pueden soñar”. “No hay nada fútil en la película, donde la interpretación de (actriz1) es magnética, y la de (actriz2) brillante y agradable”. “La película consigue hacer vibrar al espectador, por lo que cumple parte de sus objetivos, pero, lamentablemente, no alcanza el verismo ni la emoción auténtica de las verdaderas obras maestras”.

Cuatro Fantasticos ¿Sientes que ya has leído antes esta crítica de Cuatro Fantásticos?

Son este el tipo de descripciones que puedes encontrarte en la mecanocrítica, que se utiliza insertando el título de cualquier obra estrenada y la elección del número de estrellas que quieres darle. ¿Qué Piratas del Caribe te parece que merece tres estrellas? ¿Te gustó mucho Del Revés y crees que merece la calificación más alta? Ve introduciendo tus datos y verás cómo no necesitas darle más vueltas a tu opinión. ¡Mecanocrítica te la ofrece por adelantado! Además, como han dicho algunos periodistas, la sensación de déjà vu con respecto a los textos es extrema. ¿No habré publicado yo ya esas mismas frases antes?

Mad Max Si no te gustó Mad Max: Fury Road, lo tienes fácil.

Esta obra de arte interactiva es más bien una simpática ocurrencia, ya que no es lo suficientemente sofisticada como para poder utilizarla de forma normal (su creador no descarta hacer una aplicación 2.0 mucho más precisa y que "podría llegar a dar miedo"), pero sí logra reflexionar de forma muy sencilla sobre el estado del periodismo cultural.

Como en la misma página de Detour indica Sánchez, “esta máquina de escritura automática es, a su manera, una divertida crítica a una actividad cada vez más devaluada, condicionada por demasiados imperativos, alejada de lo más importante: de la emoción, del interés por compartir un gusto, una manera de ver el mundo, el cine, las cosas. También una reivindicación de la crítica de verdad, auténtica, hecha con el corazón y llena de ideas propias. Del mismo modo, también quería que fuera una especie de llamada de atención a los lectores, para que no nos quedemos con las estrellitas ni con las cuatro hipérboles o clichés que no dicen nada".

Mad Max5 Estrellas Pero si estabas a favor de Imperator Furiosa y su crew, mecanocrítica también sale en tu ayuda.

Entonces, ¿es la crítica de cine víctima del Efecto Forer?

Horoscopo

El psicólogo Bertram R. Forer, le entregó en un experimento de los años 40 la misma y vaga descripción sobre su personalidad a una serie de individuos. Así ocurrió que, al igual que pasa con los horóscopos, se demostró que las personas podían sentirse proyectadas en textos genéricos que podía aludir a cualquiera.

Si uno se fija en esas dos críticas de opinión totalmente dispares sobre Mad Max, acaba cayendo en la sospecha de que esas palabras sí están describiendo las reflexiones que un crítico (o cualquiera) puede haber desarrollado sobre una película (como Sánchez cuenta, sus guiones no salen de la nada, y se basan realmente en textos base mimetizados de otras críticas leídas por ahí), que lo leemos y, si estamos de acuerdo con la opinión, es lo mismo que hemos visto nosotros en la cinta.

Filmaffinity Una entrada al azar en Filmaffinity

“Ahora, las grandes obras pueden surgir desde el corazón del sistema o desde los márgenes más remotos de este planeta que llamamos cine y que desborda las antiguas ideas que teníamos sobre él. La multiplicación caótica de ideas visuales, de discursos y de medios de creación permite una riqueza que, esperemos, se pueda mantener”.

¿Qué quieren decir esas líneas generales? ¿Podrían usarlas los reseñistas para sus textos cuando necesiten rellenar espacio? ¿Tan poco variadas son las opiniones humanas sobre el cine que caben en un generador aleatorio de respuestas? No, esto no pretende hacer sorna del gremio de la crítica, al que él pertenece, ni tampoco dejar en mal lugar a sus compañeros. Es más bien un divertido y saludable ejercicio de autocrítica, de comprender que cada trabajo tiene sus malos vicios, en este caso la repetitividad y la necesidad imperiosa de opinar de todo lo que se ha visto, aunque tal vez no haya nada original que decir.

Un futuro sospechoso

El aparatejo se ha centrado en un tipo de texto periodístico muy concreto (y, por qué no decirlo, muy repetitivo en sí mismo), pero hay otros desarrollos tecnológicos que se investigan y que van en la senda de generar de forma automática textos periodísticos. como los de Automated Insights o el Narrative Science, el algoritmo de noticias de Forbes.

Eso sí, el periodismo y el mundo de la traducción en general no están, de momento, en lo más alto de esas listas de empleos que la tecnología irá dejando obsoletos. Es más probable que veamos primero el fin de las tareas administrativas o de los camioneros a que dejemos de tener periodistas (los pocos que queden) en las finales de los medios escritos. Y claro, en los escritos que requieren de una valoración subjetiva, la brecha se hace aún más grande.

Puede que pese a todo a la crítica de cine le quede aún algo de cuerda. Eso sí, que tomase nota del mensaje de la mecanocrítica, tampoco podría hacer ningún daño.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio