Compartir
Publicidad
Publicidad

Un Boeing 787 se ha pasado 17 horas dibujándose a sí mismo en el aire para probar sus nuevos motores

Un Boeing 787 se ha pasado 17 horas dibujándose a sí mismo en el aire para probar sus nuevos motores
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué sucede cuando tienes mucho tiempo libre y un montón de gasolina en el tanque? Los directivos de Boeing, el gigante aeronáutico estadounidense, debieron preguntarse eso cuando enviaron a uno de sus muchos Boeing 787 a un largo viaje de Seattle a Seattle. Se trataba de un vuelo de prueba, no comercial.

Por lo que su capacidad experimental se multiplicaba. Resulta que toda una generación de nuevos aviones Boeing acaban de recibir nuevos motores Rolls Royce. Dado que lógicamente había que testarlos en tiempo y condiciones reales, la compañía decidió fletar un 787, tenerlo 17 horas volando sobre Estados Unidos... y dibujar un avión.

Pero no una avión, sino a sí mismo. Así, nuestro héroe se ha pegado el último medio día recorriendo la amplia panoplia de estados americanos dibujando en el aire su propia silueta. Dado que ha sido posible seguirlo en tiempo real por Flight Radar y que, en fin, se trata del primer autorretrato (?) realizado por un avión en la historia, el pequeño hito del 787 se ha convertido en un éxito viral.

Boeing

A esta hora de la tarde/mañana (en función de si nos lees desde España o desde Latinoamérica), el 787 de Boeing aún tiene que completar sus rutinarias 17 horas de viaje, pero ya ha terminado de dibujar la última ala del aparato. Le restan pocas horas de tránsito hasta el mismo aeropuerto del que partió, en el estado de Washington.

Es bastante encomiable no sólo por el dibujito de marras, sino por el tiempo que ha pasado sobrevolando el país. Si tenemos en cuenta que la duración media de un vuelo en Estados Unidos es bastante, bastante menor, el hecho de que el Boeing 787 haya tenido sus motores Rolls Royce en funcionamiento 17 horas sin ningún incidente es doblemente encomiable. Aunque no extraordinario.

Como vimos en su momento, los aviones comerciales de gran capacidad están diseñados para soportar larguísimas distancias de vuelo. El récord mundial lo ostenta hoy un Boeing 777-200LR, que pasó sobre los cielos 22 horas. Lo hizo cargado de combustible y con un reducido cuerpo de pasajeros, de apenas una treintena. Lo hizo en 2005 y cubrió la antaño larguísima ruta marítima que separa a Londres de Hong Kong.

El récord mundial de línea comercial lo ostenta un Airbus A340-500 de Singapur Airlanes, que pasó 18 horas y 50 minutos salvando la distancia que hay entre Singapur y Newark, en New Jersey. Nuestro avión-metido-a-pintor se ha quedado cerca del récord, lo cual habla de lo fantástico de su experimento. Además de lo artísticamente divertido, por supuesto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos