Compartir
Publicidad
Publicidad

De refugiado a cuñado: las 17 palabras del año

De refugiado a cuñado: las 17 palabras del año
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Fundéu ha elegido "refugiado" como palabra del año 2015. La actualidad se ha impuesto a candidatos de redes sociales como "trolear" o "zasca", que aún no están en el diccionario, pero ya son de uso común. También hemos echado en falta varios términos en las finalistas de la Fundéu, así que hemos aportado nuestro granito de arena a la lista.

Las consecuencias del conflicto sirio se han impuesto en la lista de la Fundación del Español Urgente, basada en parte en las consultas que reciben por parte de periodistas e internautas anónimos. A falta de que la RAE entre en el juego anual -la última actualización de su diccionario fue a finales del año pasado-, sus observaciones son el único pulso de la lengua en redes y medios.

Refugiado, palabra del año

El director general de Fundéu BBVA, Joaquín Muller, ha explicado la elección de la palabra del año por "el interés que ha despertado este término". La confusión entre inmigrantes, migrantes y refugiados llevó a todos los medios a pedirles consejo. El resultado es que las personas "que, a consecuencia de guerras, revoluciones o persecuciones políticas, se ven obligadas a buscar refugio fuera de su país" se han convertido en el término del año. Uno que ya existía, pero que el propio Miller reconoce que "no fue relevante para nuestra decisión".

En Magnet no podemos llevarle la contraria: el interés de los lectores en la crisis de los refugiados y en el propio conflicto ha sido constante.

Candidatas de Fundéu:

969px Aedes Aegypti Biting Human ¿Cuál se impondrá, chikungunya o chikunguña?

El resto de las finalistas demuestran en parte las dudas que tenemos los periodistas al hacer nuestro trabajo: chikunguña representa lo que vivimos en agosto. Se trata de una enfermedad tropical que resultaba desconocida en España y cuyo brote obligó a muchos a aprender cuál es la grafía correcta de la enfermedad original: chikungunya.

Sextuplete vino del ámbito deportivo y la voracidad de cierto equipo: ¿cómo se denomina ganar consecutivamente seis títulos? Sexteto suena feo y a grupo de música.

Fundéu también aprovechó para meter sus propuestas originales, como clictivismo, como adaptación del inglés clicktivism, que nos parece correcta para definir el activismo en redes sociales... Pero que no hemos visto en ninguna de las dos formas en nuestro quehacer diario internetero. Google apenas devuelve 1.800 resultados en castellano y 43.000 en inglés. La propuesta suena más a #casito que a uso real.

Davidelgnomo De camino a reventar foros y secciones de comentarios desde 1985.

Trolear sí, a tope, qué remedio. Sobre todo el sustantivo trol (plural troles), que ya existía antes de que la grafía inglesa y la tiranía de Google nos obligasen a emplear "troll". Ah, no, espera, que la culpa es de David el Gnomo, que enseñó a un par de generaciones a escribirlo mal.

manspreading Campaña del transporte público neoyorquino para decirle a la gente que despatarrarse en público no está bien.

Despatarre no sólo suena maravillosamente bien, sino que es un viejo término de nuestra lengua para remediar un mal de nuestros días: el manspreading, esa costumbre que tienen algunos hombres de necesitar asiento y medio de transporte público para sentarse y que les respire la huevada.

Inequidad es un caso curioso. Se trata de una palabra que ha entrado en la lista del año por el mal uso de 'iniquidad', cuando hablamos de desigualdades económicas o distribución de la riqueza. Una iniquidad es una maldad, una injusticia. Que no negamos que algunas inequidades lo sean, pero no son lo mismo.

Zasca

Zas/Zasca. Interjecciones elevadas a sustantivo, cuando existe el bellísimo HACHAZO de toda la vida. Sospechamos que Padre de Familia y The Big Bang Theory tienen gran parte de la culpa.

Disruptivo viene del disruptive que tanto le gusta al marketing anglosajón para anunciar cualquier nueva tecnología, sea un robot o una cafetera. Pero es correcto, y lleva en nuestro idioma al menos cuatro décadas. Eso sí, se está extendiendo a política, economía y demás campos. Mientras signifique "ruptura brusca" es correcto. Lo que implica que sí, lo puedes aplicar a tus ex.

Poliamor. El poliamor es una alternativa muy siglo XXI a la vieja monogamia. El poliamor puede ser lo que los implicados quieran. El poliamor también es una interpretación correctísima del polyamory original, en detrimento de "poliamoría", que en español no tiene sentido.

Gastroneta

Gastroneta: Adaptación de la última moda culinaria, los food truck. Chiquimil cuñadopuntos por añadir el prefijo "gastro-", que debe estar a dos titulares de tendencias de llegar a las churrerías y otros puestos callejeros: gastroporras con chocolate. Gastroruchos de castañas. Gastrobasta ya.

via GIPHY

Me gusta. El de Facebook. En 2015. Como candidata a palabra del año. Proponemos una para candidata el año que viene: facepalm.

Las propuestas de Magnet

Después de ver lo de "Me gusta", en Magnet hemos tenido una intensa reunión de unos 20 segundos para proponer nuestras propias candidatas.

Núcleo irradiador. Es uno de los dos términos políticos del año y nos vale como locución comodín. ¿Tienes que ir al baño? Tensión del nucleoirradiador. ¿No llegas a fin de mes? Tensión del nucleoirradiador. ¿Tienes que resumir tu año en tres palabras en Twitter?

Pacto

Pero el jitazo político del año. Nunca en nuestra historia se han hecho tantos cálculos en tan poco tiempo para llegar al número mágico: 176. Y con la mejor herramienta televisiva del universo: el Pactómetro de Ferreras en La Sexta, el Windows 8 de la política.

Brilli-brilli

Bling Bling Trata bien a tu madre y ponte mucho brilli-brilli.

El bling-bling del hip hop. Las joyazas. Los oros. M.A. Baracus. Los graficazos de un videojuego. Ese iPhone.

Feminazi

Feminazi

Posiblemente el año que más la hemos visto en comentarios. El feminismo, que ha centrado buena parte del debate social en redes, inspira cierto rechazo. Y nosotros somos incapaces de resistirnos a proponer un término que es pura Ley de Godwin: desde el momento en el que usas la palabra, has perdido la discusión.

Nuestra palabra del año: cuñado/hipster

Cunado El momento exacto en el que se demostró que cuñado y hipster ya significaban lo mismo.

Se ha extendido tanto que nosotros ya la proponemos como traducción directa de hipster y así matamos dos pájaros de un tiro. "Han abierto un bar de cuñados", "este grupo sólo le mola a los cuñados", "el barrio se está cuñadizando", "¿sabes quién va a un bar de cereales? Exacto: un cuñado".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos