Compartir
Publicidad

El siguiente nivel en gourmet televisivo seriéfilo es el de series europeas: las 13 mejores

El siguiente nivel en gourmet televisivo seriéfilo es el de series europeas: las 13 mejores
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace ya varios años, parece que la seriefilia ha sustituido a la cinefilia como la forma de ocio audiovisual más popular. En las cenas de amigos, ya no se comenta si has visto la última película de Tarantino, por poner un ejemplo, si no si vas al día con los estrenos de la temporada estadounidense, o si ya has visto el final de ‘Mad Men’.

Las series norteamericanas, con ‘Los Soprano’ y la obsesión por ‘Perdidos’ a la cabeza, fueron la punta de lanza, las que iniciaron esta afición por la ficción televisiva, pero con el cambio de década, los seriéfilos empezaron a darse cuenta de que había vida más allá de los upfronts neoyorquinos, y comenzaron a fijarse en los productos de este lado del Atlántico, donde las ficciones escandinavas están protagonizando el nuevo boom.

Muchas de ellas empiezan a llamar la atención en el resto de Europa después de pasar por Reino Unido y, especialmente, por el canal BBC 4, pero las series británicas también están viviendo su propio proceso de redescubrimiento. Con todo esto, echemos un vistazo a 13 series europeas de esta nueva ola que merecen un vistazo.

‘Forbrydelsen’

Forbrydelsen

Se puede decir que la gran culpable de que los aficionados a las series se fijen de repente en lo que se produce en el norte de Europa es ‘Forbrydelsen’, una serie danesa, creada por Soren Sveistrup, que tuvo tres temporadas entre 2007 y 2012. Su punto de arranque es ya bien conocido; la policía Sarah Lund investiga la muerte de la joven Nanna Birk Larsen, y a la vez que seguimos dicha investigación, vemos cómo afecta a los padres de Nanna y a un político local que se presenta a alcalde de Copenhague. La exploración del duelo de la familia Birk Larsen y la particular personalidad de Lund (más sus jerseys) convirtieron la serie en un éxito que tuvo hasta remake en Estados Unidos, ‘The Killing’.

‘Southcliffe’

La influencia que la “nueva edad de oro” de las series estadounidenses ha tenido en la ficción británica es muy notable. Desde ‘Life on Mars’, en 2006, guionistas y cadenas se han animado a probar cosas nuevas y, quizás también influidos por el interés de los escandinavos por explorar el lado oscuro de sus aparentemente perfectas sociedades, se han atrevido a emitir miniseries como ‘Southcliffe’. Escrita por Tony Grisioni (y dirigida por Sean Durkin, responsable de la película ‘Martha Marcy May Marlene’), explora una ciudad sacudida por varios tiroteos perpetrados por un vecino. A lo largo de sus cuatro capítulos, emitidos por Channel 4 en 2013, se van desvelando las razones detrás de esa tragedia y cómo ha afectado a los habitantes de la ciudad.

‘Les Revenants’

Revenants

Uno de los últimos fenómenos seriéfilos es ‘Les Revenants’, serie de misterio del Canal+ francés que también ha tenido versión en Estados Unidos (‘The Returned’). Fabrice Gobert, su creador, nos lleva a un pueblo de los Pirineos, levantado al lado de un embalse, y al que empiezan a llegar “los regresados", habitantes del pueblo que habían muerto años atrás y que ahora, misteriosamente, vuelven a la vida sin ser conscientes de que habían fallecido. De hecho, creen que siguen en el mismo momento exacto antes de su muerte. El éxito de su primera temporada, emitida en 2012, se basaba en la inquietante y malsana atmósfera que creaba en el pueblo, y también en cómo retrataba el proceso de aceptación de esos regresados de que ya no son las personas que eran. Básicamente, porque deberían seguir muertos.

‘Line of Duty’

Lineofduty

La televisión británica basa buena parte de su oferta de ficción en títulos policiacos de toda índole, y junto con los clásicos del detective que investiga un caso nuevo cada semana, nos podemos encontrar otros que se meten más en los entresijos, y la burocracia, del trabajo policial. ‘Line of Duty’ es uno de esos títulos, quizás el mejor actualmente al meternos en las investigaciones de tres agentes de AC-12, la unidad anticorrupción de la policía (Asuntos Internos, para entendernos). Las dos temporadas, desde 2012, concebidas hasta ahora por Jed Mercurio han presentado las investigaciones a dos agentes diferentes; una estrella del departamento del que se sospecha que tiene conexiones con el crimen organizado, y una gris policía que se ve envuelta en el asesinato de un testigo protegido. Es una serie éticamente muy gris, y con una trama que avanza sin descanso.

‘Borgen’

Sólo con el nombre de esta serie, ‘Borgen’, ya podemos hacernos una idea de su temática, porque ésa es la denominación popular de la sede del gobierno de Dinamarca. Creada por Adam Price, y con tres temporadas entre 2010 y 2013, sigue las evoluciones de Birgitte Nyborg, que se encuentra, a través de una serie de azares, con la responsabilidad de ser la primera mujer elegida como Primer Ministro del país. ‘Borgen’ nos mete de lleno en la vida de una política que alcanza el poder sin proponérselo, y que debe navegar aguas muy procelosas de la mejor manera que pueda, buscando no traicionar sus principios políticos ni personales.

‘1992’

1992

La nueva ficción italiana empezó a llamar la atención con ‘Romanzo Criminale’, en 2008, pero es la miniserie ‘1992’ la que puede ponerla en el mapa definitivamente. Descrita en España como la ‘Crematorio’ italiana, narra, en clave de ficción, la operación Tangentópolis, el mayor escándalo de corrupción en la historia del país. Afectaba a políticos, empresarios, jueces, a Silvio Berlusconi y terminó con la caída del entonces Primer Ministro, Bettino Craxi. Los responsables de ‘1992’ son Alessandro Fabbri, Ludovica Rampoldi y, Stefano Sardo.

‘Real Humans’

No todo lo que viene del norte de Europa son series policiacas o de misterio. Desde Suecia llegó, en 2012, ‘Äkta människor’, o ‘Real Humans’, una serie de ciencia ficción, de Lars Lundstrom, que ha emitido su segunda temporada y que nos traslada a un futuro cercano donde es muy habitual tener asistentes robóticos en las casas. Algunos de estos androides de aspecto humano están muy en la línea de los replicantes (o de los cylones) porque no sólo parecen personas, sino que acaban desarrollando una conciencia propia y quieren conseguir su libertad de sus “amos” humanos. Esta serie también tiene remake británico-estadounidense, ‘Humans’, listo para su estreno.

‘Happy Valley’

Happyvalley

La reciente ganadora del premio BAFTA al mejor drama es un buen ejemplo de las particularidades de las series policiacas británicas. Suelen situarse en ciudades poco glamourosas (a menudo, en el norte de Inglaterra) y sus protagonistas son policías normales y corrientes que tienen que lidiar con las consecuencias de un entorno económicamente deprimido durante años. Así es la sargento Catherine Cawood, protagonista de ‘Happy Valley’, que se ve envuelta en una trama criminal que involucra a un oficinista ambicioso, pero torpe, que se cree en ‘Fargo’ y a un imprevisible y cruel delincuente que tuvo algo que ver en el suicidio de la hija de Catherine. Sally Wainwright, su creadora, entrega una serie demoledora y con un personaje central fantástico.

‘Jordskott’

Una de las últimas perlas escandinavas en llamar la atención es la sueca ‘Jordskott’, salida de la mente de Henrik Björn y que ha sido comparada con ‘Expediente X’ por su intriga con toques sobrenaturales. Sigue la tradición del norte de Europa de los bosques misteriosos con los que no se debe “pelear”, y lo hace centrándose en Eva Thornblad y su regreso a Silverhöjd, su pueblo natal, donde su padre acaba de morir y donde desapareció su hija ocho años atrás. Eva quiere averiguar qué pasó con la niña, más después de que desaparezca otro pequeño, y se mete en una historia de la que es mejor no saber nada más.

‘Engrenages’

Engrenages

El título más veterano de esta lista es ‘Engrenages’, o ‘Spiral’, que se estrenó en Francia en 2005 y que lleva cinco temporadas contando los casos en los que trabajan varios policías de París y los fiscales que llevan después esos casos a juicio. Creada por Alexandra Clert y Guy-Patrick Sainderichin, en su momento se dijo que era la ‘The Wire’ gala porque sus agentes se mueven en algunos de los barrios más desfavorecidos de París, y porque su título hace referencia a los “engranajes de violencia”, a la espiral de crimen de la que no se puede salir.

‘Bron|Broen’

Broen

En Suecia existe una larga tradición de novela negra con bastante énfasis en lo social, iniciada en la época moderna por Maj Sjöwall y Per Wahlöo, que permea bastantes de las series que se producen allí. En el caso de ‘Bron|Broen’, o “el puente”, nos encontramos ante una co-producción entre Suecia y Dinamarca (y Alemania), creada por Hans Rosenfeldt, que cuenta justo la investigación de un caso a caballo entre ambos países. Desde el momento en el que aparece un cadáver en el centro del puente de Oresund, que une Copenhague y Malmö, los detectives Martin Rohde y Saga Norén se van a enfrentar a un asesino en serie que monta sus crímenes para denunciar algún aspecto deshonroso de la sociedad nórdica, desde el trato a los sin techo al trabajo infantil. ‘Bron|Broen’ ha tenido adaptaciones en Estados Unidos y el Reino Unido, y ha convertido a Saga en otro icono al nivel de Sarah Lund.

‘Deutschland 83’

El mayor éxito reciente de la ficción alemana fuera de sus fronteras fue ‘Hijos del Tercer Reich’, el título español de ‘Unsere Mütter, unsere Väter’, una ficción sobre varios amigos enrolados en el ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, parece que su estela la va a seguir este verano ‘Deutschland 83’, una historia de espías creada Anna y Jörg Winger y que va a ser la primera serie de habla alemana en emitirse en un canal estadounidense (Sundance). Es una miniserie de ocho episodios sobre un joven espía de la Alemania del Este infiltrado con un militar occidental en 1983, un año en el que el país estaba en el centro de las tensiones nucleares entre Estados Unidos y la URSS.

‘Inside Men’

Insidemen

Cerramos esta lista con una miniserie británica, escrita por Tony Basgallop, sobre tres trabajadores de una empresa que se dedica a almacenar y contar dinero para diversas entidades, y que un buen día deciden que, para vengarse de las injusticias que sufren allí, van a robarla. ‘Inside Men’ tuvo cuatro capítulos en 2012, y no sólo contaba cómo los tres planean el robo, sino también cómo va evolucionando la relación entre todos, y las consecuencias que acaba teniendo en ellos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio