Compartir
Publicidad

26-J: qué pasará con el gasto militar según qué partido gane las elecciones

26-J: qué pasará con el gasto militar según qué partido gane las elecciones
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy no hablaremos de las partidas de cultura, educación o sanidad. A pocos días de los comicios nos toca analizar qué han incorporado a sus programas electorales los cuatro principales partidos en materia de Defensa, cuál es el volumen que ocupa en sus programas este importante ámbito gubernamental y cómo han modificado sus textos con respecto a las pasadas elecciones del 20-D.

Adelantamos: aunque todos incluyen cambios y novedades en las Fuerzas Armadas, unos les dan más importancia que otros en sus nuevos programas electorales, siendo los únicos que han aportado cifras concretas los del Partido Popular y los que menos han ahondado en el tema los del partido liderado por Albert Rivera.

El problema del gasto militar en España

15514998626 5477918056 B

España tiene un problema con esta cartera. Un problema de honestidad. En los últimos años Defensa gasta más de lo inicialmente presupuestado, un desajuste en sus previsiones económicas mayor que las del resto de ministerios salvo los de Economía y Hacienda, rondando el dinero extra necesario para mantener todo en orden en unos 1.500 millones, destinados en gran parte al pago de Programas Especiales de Armamento (PEA’s) y las misiones en el exterior, y que se aprueban cada año vía Real Decreto Ley. En 2015 el presupuesto de defensa se estableció inicialmente en 5.800 millones. Los gastos extraordinarios, en 2.000. Lo de 2016 va a ser muy parecido.

Además una buena parte de ese presupuesto extraordinario (unos lo cifran en 400 millones) queda sin tipificar. El Gobierno defiende que se trata de gastos imprevistos, pero hay quien dice, como Eva Belmonte de El BOE nuestro de cada día que, en vista de la experiencia con los PEA's, sí es bastante predecible, por mucho que la cifra final no se ajuste al 100% a las previsiones. Un efecto secundario de esta práctica es dar por hecho que nuestro gasto ministerial es bajo, de un 0.9% para el año 2014, muy inferior al de países vecinos como Alemania, Francia o Reino Unido, cuyos presupuestos se aproximan más al 2% de su PIB, tal y como recomienda la OTAN.

La realidad es que, si siguiéramos esas mismas directrices que marca la OTAN sobre el cálculo del gasto en Defensa, deberíamos incluir todas las partidas vinculadas a lo militar, cuando muchas de ellas quedan diseminadas en otras carteras del Gobierno Español. Es el caso del I+D+I militar, que surge desde el Ministerio de Industria, de la Guardia Civil (Interior) o de los costes de pertenencia en organismos como la misma OTAN (Exterior), entre otras muchas cosas. Corrigiendo esas cifras, el centro Delás calcula un gasto nacional en Defensa de 17.465 millones, un 1.6% del PIB a datos de 2015 y un 1.3% según cálculos del SIPRI.

Defensa en el 26-J: nadie recorta presupuestos, alguno aumenta

De nuestro análisis de los programas electorales sí sobresalen dos factores importantes: en cuanto a la partida presupuestaria, ningún partido busca abiertamente rebajar el gasto (en las elecciones anteriores lo hacía Izquierda Unida, y ahora que acude a las urnas junto a Podemos han eliminado esa parte), y sólo el PP se compromete en su texto a un aumento del presupuesto, aunque en el programa de las elecciones de diciembre Ciudadanos también respaldaba esta idea. Ahora, la defensa de una "racionalización del gasto" es algo que se plasma en varios puntos dentro de los programas de PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos.

Más allá de la dimensión económica, todos los partidos prometen modificar los horarios de estos trabajadores, así como meterle mano a la polémica Ley de Carrera Militar de Carme Chacón que aprobaron los socialistas en 2007, que provocó un gran malestar dentro del cuerpo de las Fuerzas Armadas por los problemas derivados de su funcionamiento interno y que, pese a la modificación de 2014, aun no ha corregido del todo sus carencias.

Por último, todos los partidos menos Ciudadanos incluyen alguna medida en pos de la erradicación del acoso sexual en el ámbito militar, aunque difieren mucho en la forma de presentarlo.

El gasto militar según el Partido Popular

Rajoy Jornadas Para Mejorar Tu Vida

Como hemos dicho, el PP promete aumentar el presupuesto destinado a la Defensa siguiendo las recomendaciones de la OTAN. Este organismo promueve que el gasto de cada país en materia de Defensa se sitúe sobre el 2% del PIB, aunque no se pronuncian sobre si aglutinarían todas las partidas militares en la cartera de Defensa, como deberían hacer según la OTAN. En el momento de publicar este artículo, los populares no han respondido a nuestras preguntas sobre este tema.

Si tomásemos como referencia lo generado por el PIB español del 2015 (1.081.190 millones, aunque sabemos que para 2016 será más elevado), un 2% serían 21.624 millones de euros, bastante más de esos 5.734 millones que se han presupuestado inicialmente para este año. Si a eso le sumáramos 1.800 millones, un extra de desviación similar al que hemos estado experimentando en los últimos años, hablaríamos de 23.400 millones, un 2,16% de nuestro PIB destinado a esta cartera. Y todo eso, recordemos, sin sumar lo que, según observadores internacionales, esconde España de gasto militar en otros ministerios.

El PP pretende además implementar una "Agencia de adquisición, gestión y control equiparable a otros países de nuestro entorno", que haría más fácil que se coordinase nuestro gasto industrial militar con las necesidades concretas de la Defensa de España. De paso, reformar "las estructuras del Ministerio y de las Fuerzas Armadas" e impulsar la "racionalización, mantenimiento y modernización de las infraestructuras y equipos", aunque otros partidos, como el PSOE en su mismo programa, les reprochen no haberlo impulsado en su pasada legislatura.

El gasto militar según el Partido Socialista

Pedro Sanchez Castejon 2 960x720

No lo leerás en el programa del 26J, donde sólo hablan de racionalización del gasto sin aportar datos concretos, pero el partido que lidera Pedro Sánchez también se compromete en subir el gasto militar hasta ese 2% que recomiendan desde instituciones internacionales. Lo afirmó el líder socialista en un reciente desayuno en el Fórum Europa, donde también indicó que la prioridad número uno de su futuro gobierno será el gasto social, por encima de todas las demás.

Lo que sí encontramos en el programa electoral es la idea de aprobar una “Ley de Programación Presupuestaria Plurianual de la Defensa” para 2020 que garantizase el cumplimiento de nuestras misiones y el aumento del alistamiento.

Esa programación presupuestaria buscaría, además, una mejor previsión de los costes actuales, incorporando a los presupuestos el mismo los datos de los Programas Especiales de Armamento (PEA’s). Es decir, poner fin a esos 1.500-2.000 millones de euros que se aprueban cada año a principios de verano e incluirlo en la partida desde el principio. Sobre si esos millones se añadirían extraordinariamente al 2% con respecto al PIB o si estaría ya incorporado, no se pronuncian.

El gasto militar según Unidos Podemos

16104083334 5856b0e220 B

Tal vez el programa sobre el que más foco habría que poner, ya que Izquierda Unida y Podemos llevaban en las elecciones anteriores unos planteamientos bastante distintos en esta materia desde sus respectivos textos.

La fusión se ha logrado mediante la reducción del campo de intervención y con una ligera tendencia a primar las ideas de la formación de Iglesias sobre las del partido de Garzón. No hay en su programa ni rastro de la reducción de recursos ni repliegue de tropas, aunque en un texto común entre los dos partidos que lanzaron anteriormente, 50 pasos para gobernar juntos, hablaban de una contención del gasto en el apartado de Defensa (así como de otros ámbitos como servicios públicos u orden público) y de que pasara del 0.9% (como está previsto según el Programa de Estabilidad) al 0.8% de aquí a 2019. Para hacernos una idea, el 0.8% del PIB de 2015 nos daría en total 8.649 millones.

El gasto militar según Ciudadanos

Albert Rivera 02

Ciudadanos ha adelgazado notablemente su programa electoral con respecto a las pasadas elecciones. En lo militar, ya no se incluye el aumento de presupuesto al 2% de PIB, cifra recomendada por la OTAN, ni tampoco el sistema único de carrera militar para Tropa y Marinería (la problemática ley de Chacón ya comentada y que todos los partidos se comprometen a modificar en sus programas) entre otras cosas.

Esa extrema reducción del programa electoral se justifica, según fuentes del partido, en que para esta ocasión han "intentado hacer un esfuerzo de síntesis y de comunicación para seleccionar 350 propuestas del programa y transmitirlas con la máxima claridad a la ciudadanía. El programa con el que nos presentamos el 26J es el mismo que en diciembre, porque nuestro proyecto de país sigue siendo el mismo".

"En el caso de Defensa, Ciudadanos no prevé un aumento del presupuesto global. Sí se incluirá dentro de los PGE los importes de los Programas Especiales de Armamento (PEAs) actualmente pagados vía Decreto Ley, cuya tramitación extrapresupuestaria ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional".

De esta forma, Ciudadanos renunciaría al aumento de presupuesto militar a ese 2% del PIB, y se contentaría con mantener el gasto actual, aunque corrigiendo la irregularidad presupuestaria que se ha venido dando en España en estos últimos años. Con Ciudadanos, España invertiría aproximadamente un 1% de su PIB en esta partida.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio