Compartir
Publicidad

4 millones de dólares: lo que ha generado Kinsey Wolanski en publicidad saltando al campo en la Champions

4 millones de dólares: lo que ha generado Kinsey Wolanski en publicidad saltando al campo en la Champions
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

“Fue más interesante su aparición que todo el partido”. Un comentario y sus distintas variantes que nos encontramos en multitud de foros estos días en alusión a lo ocurrido durante la final de la Champions entre Tottenham y Liverpool en el Wanda Metropolitano de Madrid. Se refieren a la espontánea que se coló en la cancha con un microscópico bañador negro que revelaba buena parte de sus labios mayores. Todos los ojos puestos en Vitaly Uncensored.

La jugada: se trata de una campaña creada por Vitaly Zdorovetskiy, youtuber ruso con 10 millones de suscriptores especializado en pranks, pseudo porno y exhibición del lujo, siempre al límite del baneo. La modelo Kinsey Wolanski, que ha aparecido en FHM y Sports Illustrated, es su actual pareja. Aparte del canal de Youtube, Zdorovetskiy también dirige una web del mismo nombre, plataforma bajo subscripciones que hace lo mismo que en la web de Google pero sin censuras. Más porno y pranks más pesadas.

Cuatro millones de dólares es lo que se podría haber llevado la pareja en forma de publicidad gratuita (o casi) según el grupo de análisis de impacto de márketing Apex Marketing Group. El momento en el que Wolanski corrió por la pista no se vio durante la retransmisión del partido, ya que estas acciones están prohibidas, pero la fama llegó una vez saltaron la noticia y las imágenes a las redes sociales, haciendo que infinidad de medios (como este) se hayan hecho eco de la acción.

¿Y la sanción? Según las reglas de la UEFA, una primera infracción de invasión del campo son 5.000 euros (la segunda 8.000). Si quisieran sancionar por la vía del mensaje “no apto para competiciones deportivas”, como puede ser publicitar una web porno, le caerían 10.000 euros. El mismo Zdorovetskiy ya ha sido vetado de multitud de estadios por streaker. La UEFA le baneó después de que en 2014 entrase en la final de la Copa del Mundo Alemania-Argentinas para intentar besar a un jugador. También hizo otro salto durante la final de la NBA de 2016.

Bueno para la web, ¿bueno para la modelo? Puede que la perjudicada sea la novia del youtuber, Kinsey Wolanski. Antes de realizar el acto vandálico contaba con 300.000 seguidores en Instagram, y al cabo de las primeras 24 horas desde su aparición llegó a los 2.5 millones de seguidores. Sin embargo, parece que ha perdido su cuenta para siempre. Según ella, porque se la han hackeado. Según otros, porque Instagram no permite a nadie que crezca a un ritmo de 200 seguidores al minutos durante un tiempo continuado. Los más espectulativos han visto detrás del bloqueo los largos tentáculos de la UEFA. 

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio