A Naim Darrechi le puede salir caro eyacular en una mujer con engaños: la ley dicta penas de cárcel

A Naim Darrechi le puede salir caro eyacular en una mujer con engaños: la ley dicta penas de cárcel
87 comentarios

En una entrevista con el youtuber Mostopapi, Naim Darrechi, mallorquín de 19 años y 27 millones de seguidores en Tiktok, hizo las declaraciones que se han convertido en la polémica influencer de la semana. Le “cuesta mucho” ponerse el condón para tener relaciones sexuales, así que, como después de tanto tiempo no ha dejado embarazada a ninguna, decidió empezar a “acabar dentro” de ellas por sistema. Entre risas y sorpresa, Mostopapi le pregunta si sus parejas no se enfadan con la decisión, a lo que la estrella responde: "sí, pero yo les digo que tranquilas que soy estéril. Tú tranquila que yo me he operado para no tener hijos. Y cuando me llegue el hijo, bendito sea".

Por H o por B, mentir durante el sexo. Es decir, que con un tono que parece presumir de su audacia, el influencer reconoce que engaña a sus parejas sobre su fertilidad antes de tener sexo. Eso en el mejor de los casos, ya que sus declaraciones también dan pie a imaginar otra situación aún más dañina: que ellas pensasen inicialmente que ambos estaban practicando la “marcha atrás” pero que él, ya en el acto, decida obviar ese contexto y eyacular, y ya si la mujer se molesta después, decir una mentira. A colación de las declaraciones, algunos internautas han reflotado otros vídeos de él de hace unas semanas en los que se mostraba tajantemente en contra del aborto, incluso en los casos de violación.

“Lo pondremos en conocimiento de Fiscalía”: después de que se viralizara el fragmento de la entrevista de Darrechi, la Ministra de Igualdad ha tomado cartas en el asunto, ya que le sirve como escarmiento público de una conducta moralmente reprobable. Además, el caso viene como anillo al dedo para promocionar los usos de su nueva Ley de Garantías de la Libertad Sexual conocida como Sólo sí es sí, y de próxima tramitación en torno a septiembre. Si bien los juristas dicen que en el actual Código Penal “cualquier acto sexual que se realiza sin consentimiento puede ser constitutivo de delito", con la nueva norma se subraya la importancia del consentimiento previo de la pareja, así como que cambia la tipificación de este delito, de abuso a agresión.

El acto que ya era punible pero hoy con más claridad. Como explicó Montero, ya existen ejemplos de sentencias de tribunales españoles de los últimos años que castigan conductas similares a la descrita por Darrechi. Se conoce como “stealthing” (“de forma sigilosa” en inglés) a la práctica de quitarse el condón en mitad de un coito sin que la pareja lo sepa y sin que la pareja haya accedido a tener sexo sin protección, sino sólo con ella. Un caso de Salamanca y otro de Andalucía acabaron con condenas por delito de abuso sexual y lesiones por posible contagio de enfermedades de transmisión sexual. El primero acabó con una multa de unos 3.300 euros y el segundo con una pena de cuatro años y seis meses de cárcel.

Ya en la situación jurídica anterior, las personas acceden sólo a unas prácticas sexuales determinadas pero no a otras: tú puedes acceder a tener sexo con protección, pero si el otro deja de usar la protección, ya es algo a lo que tú no has accedido. En la nueva situación, sólo si Darrechi y la chica acuerdan previamente tener sexo sin preservativo (aunque no sea un acuerdo explícitamente verbal, puede ser también gestual, por ejemplo), éste no constituirá agresión.

Ojo, ¿y si es una fantasmada? Lo primero que hemos de hacer es no perder de vista que lo que ha dicho Darrechi no es más que eso, unas declaraciones que podrían o no ser ciertas y con unas potenciales víctimas que podrían o no querer denunciar el asunto. Ya hay juristas que han señalado que la Ministra se ha precipitado dando por ciertas las afirmaciones.

¿Qué pasará con Naim? Ya hay abogados que se han ofrecido en redes sociales a las potenciales afectadas para hacer una demanda conjunta, así que es cuestión de ver si hay damnificadas que quieran denunciar. También el IBdona, el Instituto Balear de la Mujer, está estudiando qué acciones pueden emprender en este caso. Ateniéndonos a la Ley del Sí es Sí, que, recordemos, aún no está aprobado, el tiktoker se enfrentaría por un hecho como el descrito a un tipo básico de uno a cuatro años de cárcel, pero podría estar agravado con hasta 12 años porque su acto no consencuado incluye, estrictamente hablando, "introducción de miembros corporales".

Hoy Darrechi ha hecho un vídeo pidiendo disculpas, aunque no a todo el mundo ha convencido el tono de las mismas.

Reproche social. Por el momento varios influencers han aprovechado el asunto para posicionarse. La vertiente feminista ha sido rápida en identificar que lo que ha dicho el chico es una de esas violencias cotidianas y difusas contra las que lucha el movimiento, y casi en bloque se ha tildado el acto de su mentira e imposición de “violación”, justamente el tipo de clasificación que la ley del Sólo Sí es Sí hace al unificar agresiones y abusos en una única misma categoría (aunque después los distintos actos, dependiendo de su gravedad, conllevarán distintas penas).

Otros famosos, como Ibai, han señalado el perjuicio de la complicidad masculina: que Mostopapi no condenase en firme lo que el entrevistado le estaba diciendo o que no viese ningún problema en seguir grabando la entrevista forma parte de un marco cultural que perpetúa la aceptación de esas acciones.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio