Beber afecta a la conducción de un patinete tanto como a la del coche: efectos desde la primera copa

Beber afecta a la conducción de un patinete tanto como a la del coche: efectos desde la primera copa
13 comentarios

Si bebes no conduzcas, pero tampoco cojas un patinete.

La tasa de alcohol en sangre máxima permitida para los conductores generales es de 0,25 miligramos por litro. Por lo general, un hombre adulto rebasaría este límite al tomarse un segundo tercio de cerveza. Un coche no es un patinete, pero, como descubrimos hoy, también hay un “deterioro significativo en el rendimiento de conducción en aproximadamente la mitad, desde un nivel de alcohol de 0,3 miligramos por litro".

El estudio, de los institutos de medicina forense de Düsseldorf y Munich que evaluó los riesgos en la conducción para conductores de los llamados e-scooters. Según su investigación, “incluso un consumo moderado de alcohol redujo significativamente el rendimiento de conducción” de estos pequeños vehículos. Entre un consumo de 0,3 y 0,7 miligramos por litro, la calidad de la conducción se redujo a alrededor de la mitad, y sobrepasados los 1,3 miligramos por litro (el equivalente a la ingesta de tres combinados por una mujer adulta), cayó a un promedio de alrededor del 25% del nivel de conducción sobrio. Por suerte, todos los participantes, también los del grupo de control, llevaron todo tipo de protección física individual, con lo que nadie resultó herido.

Más difícil que la bici. El patinete puede parecer un vehículo inocente, seguro, indoloro. Otro estudio anterior del Instituto de Investigación del Transporte y el Centro Aeroespacial Alemán analizó los partes de personas lesionadas en accidentes con estos scooters sólo para confirmar que, por cada millón de kilómetros recorridos, ellos se lesionan cuatro veces más que los conductores en bici y seis veces más que los peatones.

Volver de fiesta borracho. Es uno de los puntos negros de los llamados vehículos de movilidad personal: es tarde, has bebido, quieres volver a casa y no hay metro o autobuses: pues me cojo un patinete. Según estadísticas oficiales, el 18,3% de los accidentes con patinetes eléctricos se debieron a la influencia del alcohol, y muchos son en este escenario narrado. Una encuesta en Oslo reveló que el 43% de los conductores de patinetes eléctricos habían conducido un patinete en algún momento superando la tasa legal de alcohol en sangre, y que consideraban "improbable" que les parasen en un control de alcoholemia.

Por qué hay una sensación de impunidad. En nuestro país se sanciona a una persona siempre que se detecte que ha usado un patinete eléctrico habiendo ingerido más de 0,25 miligramos de alcohol en aire expirado. Pero, dado que lo máximo que te pueden poner es una sanción administrativa y que nunca llegará a delito o supondrá perdida de puntos o retirada del carnet, hay un incentivo legal indirecto a estas prácticas.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio