Publicidad

La carga de ser madre soltera: el 42% de las familias monoparentales está en riesgo de pobreza

La carga de ser madre soltera: el 42% de las familias monoparentales está en riesgo de pobreza
43 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ocho de cada diez familias monoparentales están encabezadas por una mujer, y dentro de éstas casi la mitad viven en riesgo de pobreza. En medio de este contexto, España continúa a la cola de Europa en lo que a políticas económicas conciliadores se refiere. Las familias en riesgo reciben 341 euros en concepto de ayuda de crianza por cada hijo: 28,41 euros mensuales. La cifra más baja por detrás de Grecia.

42,9% riesgo de pobreza. Según la última encuesta de Condiciones de Vida del INE casi la mitad de las familias monoparentales vive económicamente por debajo del umbral de la pobreza fijado para sus condiciones sociales. Para hacernos una idea, en familias formadas por un adulto y un niño el límite del umbral de la pobreza se sitúa en los 11.532 euros (unos 961 euros mensuales aproximadamente).

83% son mujeres. Según la Encuesta Continua de Hogares, este es el porcentaje de familias monoparentales en las que la madre es la responsable del grueso de la crianza de los hijos. A pesar de que en 2017 por primera vez la custodia compartida alcanzó el 30% de las resoluciones de divorcio, sigue siendo más habitual que sean las mujeres quienes asuman este papel. El problema en este caso no reside tanto en que ellas sean las cabezas de familia, sino más bien en las dificultades para compatibilizar el ámbito de los cuidados con un empleo que garantice los medios económicos necesarios.

El estudio "Estereotipos de género en el trabajo" de la UOC demostró a través de un experimento que las mujeres con cargas familiares tienen mayores dificultades para conseguir un trabajo. Para testar la hipótesis enviaron 1.200 currículos de perfiles idénticos a distintas ofertas de trabajo. ¿Resultado? Las mujeres sin hijos recibieron el doble de llamadas que las que ya eran madres.

Cáritas. El último informe anual del organismo social vinculado a la Iglesia subrayaba precisamente las estadísticas anteriores. El 60% de quienes acuden en busca de ayuda (comida, cheques para la farmacia, etc) son mujeres de 30 a 55 años con cargas familiares que destacan por alternar periodos laboralmente en activo con otros de búsqueda de empleo. El mismo informe sostiene que el 40% de estas mujeres necesitan su ayuda durante aproximadamente cuatro años.

Pobreza infantil. Save The Children calcula que son necesarios entre 480 y 590 euros mensuales para criar a un niño de forma digna, una cifra que las familias en riesgo de pobreza no pueden asumir y más si tenemos en cuenta que su renta no llega a los 1.000 euros mensuales. De hecho, 2,2 millones de niños y niñas viven en España bajo el umbral de la pobreza una cifra que representa al 28,3% de la población infantil.

Falta de ayudas. España tiene la segunda asignación por hijo a cargo más baja de toda Europa. Por detrás de Grecia, nuestro país destaca (para mal) por ayudar a las familias que no superen los 12.313 euros al año con una prestación económica de 341 euros al año. Las dificultades para salir de la situación en riesgo de exclusión de las familias monoparentales no solo radica en la baja cuantía de las prestaciones, sino también en los escasos medios de conciliación.

La campaña #madresolas de Save The Children insta al gobierno a ayudar económicamente a las mujeres que están en esta situación ampliando el valor de las deducciones por hijo, retomando el cheque por recién nacido o modificando el marco legislativo para que las mujeres que necesiten pedirse una excedencia para alargar su baja maternal, tengan asegurado su puesto de trabajo al volver.

Imagen: Jenna Norman/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir