Publicidad

Con Apple y la NBA tenemos dos ejemplos del poder de doblegación de China con las empresas occidentales

Con Apple y la NBA tenemos dos ejemplos del poder de doblegación de China con las empresas occidentales
51 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las protestas de Hong Kong han llegado esta semana al mundo de los videojuegos, y Blizzard ha castigado a uno de los jugadores profesionales del juego Hearthstone por ponerse del lado "incorrecto". Aprovechó una entrevista en directo del torneo Grandmasters en su edición asiática para colocarse una máscara al estilo de los rebeldes hongkoneses y gritar en favor de la revolución ciudadana, gesto que pilló de improvisto a los presentadores, que se metieron debajo de la mesa intentando no verse involucrados en el gesto. La empresa respondió vetando al jugador, quitándole el dinero de sus premios y despidiendo a los presentadores

Como veremos, no ha sido la única empresa en posicionarse estos días contra los insurgentes hongkoneses.

Hong Kong independiente: la crisis política de esta región administrativa tiene como origen cercano la nueva propuesta de Ley de Extradición, que facilitaría que los ciudadanos de la pequeña zona fuesen juzgados en la China continental. Los locales llevan años intentando limitar la absorción de China de su territorio, cosa en la que la República Popular está decidida a lograr antes o después. En esencia, los locales están luchando por defender la democracia y la independencia. Las calles de la ciudad llevan varios meses convertidas en una batalla campal contra la policía, y recientemente se ha empezado a hablar de tiroteos contra los manifestantes por parte de las autoridades.

Y Blizzard se lavó las manos. Miles de usuarios denuncian la actitud política del gigante del entretenimiento. La compañía se escuda en que sólo ha hecho valer su reglamento, que impide “disputas públicas, ofensas a parte del público o cualquier acto similar que pueda dañar la imagen de Blizzard”. Algunos, con socarronería, contestan: “deseando ver qué nuevo personaje anunciará Overwatch en las próximas horas que es gay” (aquí el por qué de la broma). Ante el aluvión de quejas, los moderadores del foro de Hearthstone en Reddit han tenido que cerrarlo temporalmente.

Beijing pone contra las cuerdas a la NBA: el otro caso relacionado con la censura China la protagoniza el basket estadounidense. Daryl Morey, director general de los Houston Rockets, tuiteó la siguiente proclama: “Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong”. La Administración China se sintió atacada, algo que tiene su gracia si pensamos que la República ha prohibido el uso de la plataforma en su país. En cualquier caso, representantes de la liga estadounidense se desmarcaron del comentario del directivo y la cadena china bajo el mando estatal CCTV prohibió la retransmisión de algunos partidos de pretemporada.

Y el caso es que funciona: ¿Cómo ha cubierto ESPN, el canal de televisión estadounidense de deportes por excelencia, el suceso? Criticando la actitud de Morey, haciendo que sus presentadores comenten lo difícil que es entender el conflicto asiático e insinuando que ambas partes tendrán su parte de razón. En realidad, y como descubre Deadspin, se mandó un mensaje interno que desalentaba a los trabajadores a mojarse con este conflicto político, algo que, como temen los periodistas, puede ser un movimiento preventivo del director de la cadena de no enfadar a Tencent, empresa china, afiliada estratégica de la cadena y el socio digital más importante de la NBA fuera de los Estados Unidos.

Darylmorey F90dbc2ed8373831179632f6fffaf9e3 1200x0

Según el experto en esports Rob Breslau, los comunicados de NBA y Blizzard sobre el asunto fueron más duros contra el director y el jugador que defendieron la causa hongkonesa en Weibo (la red social china equivalente a nuestro WhatsApp) que los que se publicaron en las redes occidentales. Hearstone incluso llegó a reprobar la conducta del jugador y defendió "el orgullo de China".

Apple, también: según AFP, Apple retiró de su store una aplicación usada por los manifestantes para protegerse de la policía después de que China se lo solicitase. Uno de los periódicos oficiales del Partido en el país publicó recientemente "Nadie quiere tener que arrastrar a Apple en el conflicto de Hong Kong, pero la gente tiene razones suficientes para suponer que la compañía está involucrando negocios con política e incluso actos ilegales".

La asimetría comercial: el conflicto de fondo es el mismo en todos los casos. Como han señalado muchos expertos occidentales, hay una diferencia de reglas entre las empresas occidentales y las chinas que beneficia a estas últimas. Las empresas provenientes del país asiático pueden operar fuera de sus fronteras bajo reglas internacionales comunes, mientras que las occidentales, si quieren entrar al goloso mercado chino (o recibir financiación china, como es el caso de ESPN y NBA), deben doblegarse a los medios formales e informales que limitan su competitividad o someter sus posturas políticas a las del Partido. Y estas no son las mismas en lo tocante a muchas libertades civiles, como por ejemplo, la libertad de expresión, como ha demostrado hace bien poco la nueva estrella tecnológica, TikTok.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir