La ciudades más lluviosas de cada país del mundo, reunidas en estos mapas

La ciudades más lluviosas de cada país del mundo, reunidas en estos mapas
5 comentarios

El agua ha determinado la localización de los asentamientos humanos desde los albores de la civilización. Acudimos allá donde hubiera fuentes de agua próximas y accesibles, aunque la suerte deparara un dispar destino a las futuras ciudades del mundo. Hoy el agua o la ausencia de ella sigue siendo un aspecto crítico en la vida de toda urbe. Si escasea, el entorno se amolda a nuestros intereses en forma de acequias, pantanos o trasvases; si abunda, se deben poner barreras y protecciones ante sus excesos.

Sea como fuere, el agua ha sido, es y será un aspecto central en la vida de las ciudades. En esta categoría también entra la lluvia. La morfología y naturaleza de las ciudades varía enormemente en función de su régimen de precipitaciones. Lo sabemos bien en España: mientras el norte permite un poblamiento algo más disperso y menos dependiente del curso de ríos o arroyos, en el interior, ya sea en Valladolid o Zaragoza, las ciudades se apiñan en torno a sus ríos huyendo del páramo o del desierto. Donde unos viven como castigo la lluvia otros la anhelan a diario.

Las precipitaciones llegan a determinar la identidad y la fama de una ciudad. Cuando pensamos en "lluvia" nuestro cerebro automáticamente se dirige a Bilbao, Santiago o Vigo. Imaginar el País Vasco obliga a imaginar alguna forma de agua caída del cielo. Lo mismo vale para otros puntos de Europa como Dublín o Londres. Ahora bien, esto genera ciertos problemas: ¿cómo contabilizamos la lluvia y por qué?

Como vimos en su momento, una cosa son las precipitaciones anuales (medidas en milímetros o en l/m2) y otra cosa son los días de lluvia. Londres, una ciudad que arrastra una penosa fama de mal tiempo, acumula tantas precipitaciones al año como Barcelona (unos 600 mm). Sucede que la lluvia se reparte con más frecuencia a lo largo del tiempo (110 días vs. 72). Así las cosas Londres da mayor sensación de lluvia. Esta es una medición que tiene sentido: no sabemos medir a pie de calle cuánto llueve, pero sí cuándo llueve. La frecuencia con la que entorpece nuestra vida.

Partiendo de esta premisa, Budget Direct ha elaborado varios gráficos y mapas donde localiza a la localidad más lluviosa en cada país del mundo. Pero primero hablemos de los absolutos. La ciudad con más días de agua es Buenaventura, en Colombia, con unos 258 al año (el 70%). Le sigue muy de cerca Manizales (257). Por debajo quedan San Vito, Costa Rica (253); Quito, Ecuador (253); y Sangolqui, Ecuador (245). Como vimos a cuenta de las ciudades más nubladas y con menos horas de sol, esto se debe a su ubicación (en mitad de los Andes, altísimas, tránsito de nubes).

Las Mas Lluviosas

Entre las diez primeras se cuelan algunas ubicadas en zonas tropicales y a baja altitud, prestas a monzones y lluvias casi permanentes: Niefang, Guinea Ecuatorial (244); Timika, Indonesia (244); y Douala, Camerún (243).

Continente a continente las disparidades son grandes. Aunque no en Europa, donde cada país puede acreditar al menos un punto muy húmedo. Los más extremos son Bergen (Noruega) y Carna (Irlanda), con 156 y 160 días de precipitaciones al año. Pontarlier en Francia (134), Glarus en Suiza (153), Landeck en Austria (149) y Domodossola en Italia (144) comparten su proximidad a los Alpes. Bélgica, Países Bajos y Alemania también tienen ciudades muy húmedas (Malmedy, Ijmuiden y Rosenheim, entre 124 y 141 días) mientras que Reino Unido también se va a la parte alta de la tabla (Londonderry con 147).

En España el mapa acredita el honor a Linares (145) pero es un error (la información de todos los gráficos sale de Climate Data). En función de qué fuente consultemos, la ciudad más húmeda del país es o bien San Sebastián (141 días) o Vigo (por mm absolutos al año). El mito de Grazalema como lugar de la península más húmedo, por cierto, es eso: un mito.

Mapa Grande

Más contrastes ofrece América del Sur: podemos pasar de los 211 días de lluvia anuales de Manaos (Brasil) a los 84 de Río Branco (Uruguay), cayendo a la relativa mediana de San Salvador de Jujuy en Argentina (180). Como es lógico, las medidas se desploman en Oriente Medio (la ciudad más lluviosa de Qatar tiene diez días de agua al año) y repuntan en Asia oriental: por aquí nos topamos con los 225 de Dujiangyan (China), los 235 de Ratnapura (Sri Lanka), los 230 de Gangtok (India) o los 231 de Sandakan (Malasia). El único país muy seco, Mongolia (73 días de lluvia en Altai).

Y si nos vamos a África, los contrastes son radicales. Por encima del Sáhara la ciudad más lluviosa es Ifrane, en Marruecos, con 87 días anuales; mientras que por debajo nos topamos con auénticas urbes monzónicas como Abdijan (200, Costa de Marfil); Buchanan (234, Liberia); Libreville (Gabón, 210); o Port Harcourt (Nigeria, 224).

Europa
Norteamerica
Sudamerica
Africa
Oriente Medio
Asia Oriental

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio